El optimismo del Salón de Ginebra vuelve a reforzar la fe de la industria automovilística en el futuro normal de su comercialización. Sencillamente se confía en el carácter de imprescindible alcanzado por el automóvil y en el entusiasmo de todos los humanos por disponer de vehículos acortadores de distancias.

Eterno automóvil

Eterno automóvil
Autofacil
Autofacil


La dirección política y ejecutiva de España está convencida de haber tomado las decisiones adecuadas para dar un giro a la situación del país frente a la crisis internacional, ofreciendo inmediatos ajustes y sacrificios con el propósito de no superar en gastos a los ingresos y la esperanza de cuadrar el futuro. Cada empresario sufridor de las actuales circunstancias intuye hasta dónde puede llegar con sus recortes o con la creación de nuevas ideas rentables y aliviadoras de los problemas sobrevenidos. Del mismo modo, cada familia administra y ajusta sus propias posibilidades, en muchas ocasiones con la perspectiva de comprar vehículo adecuado.

Con más o menos intensidad, a todos nos afecta la crisis y la necesidad de avivar la buena voluntad y la capacidad para disponer de un volante o un manillar. Desde autofácil, y , así como en todas las publicaciones impresas y digitales del Grupo LUIKE, junto a la información de los progresos en el Sector, se ofrece permanente inspiración para el ahorro, el acierto y el mejor disfrute de las inversiones sobre ruedas. Así mismo, pulsamos la creatividad de los imparables avances técnicos en los sucesivos Salones o en resentaciones privadas de las distintas marcas, mientras nuestro complejo periodístico, en todas sus vertientes informativas, se esfuerza en mantener viva la esperanza.

Es importante constatar cómo esta actitud positiva hacia la normalización automotriz en todos los sentidos o es exclusiva de esta editorial. Todos los medios de comunicación y, en particular, los especializados en Motor, mantienen y divulgan confianza hacia la recuperación del Sector. Por inspiración del Maestro de periodistas, Virgilio Hernández Rivadulla, siempre estuve convencido de la potencia imparable del Motor en toda su variedad de vehículos. No tardó en formarse un grupo nutrido de informadores especializados, iluminados, entregados a ese Motor en cuerpo y alma. Un gremio creciente y cada vez más perfeccionado, con extensión como comunicadores fuera del periodismo.

Atención: la Fundación LUIKE tiene convocados unos interesantes cursos sobre Comunicación del Motor. Desde aquí invito a cuantos estén interesados en nuestra profesión a visitar www.luike.com/mastermotor.