La última de Toñejo: La decisión final

Auto Tag Agency 1
La última de Toñejo: La decisión final
A la hora de transferir un vehículo o ponerlo a tu nombre en los EE.UU. es muy diferente a como se hace en España, ya que en los Estados Unidos de América casi no hay requisitos. Os explico lo fácil que es aquí.

Cuando compras un vehículo en un concesionario de EE.UU., independientemente de que sea nuevo o usado, tienes que firmar los papeles en el concesionario, y sacar las placas de matrícula al coche que has adquirido (en La Florida sólo es necesaria una en la parte trasera) para colocárselas. Si no tienes placa, el concesionario o la agencia que está autorizada por tráfico te hará una temporal de cartón con un vencimiento de dos meses. En esos dos meses recibirás la placa y el título de posesión.

La placa, como es obvio, se coloca en el vehículo y el título de posesión se guarda en casa, ya que lo que necesitas llevar es una registración del coche, que es el documento que te van a exigir si te paran junto al seguro y el carnet de conducir. 

Auto Tag Agency 2 e1660058784800

Por otro lado, si la compra del coche es de particular a particular, en el estado de La Florida el vendedor lo único que tiene que hacer es darte el título de propiedad y una factura de venta (Bill of sale). Con estos documentos te acercas a una oficina de tráfico (Tag Agency), que hay muchas repartidas por la ciudad, los entregas junto con la acreditación de que lo has asegurado, pagas el 7 % (en el estado de La Florida) y pones el vehículo a tu nombre.

Si quieres el título de propiedad al momento te cuesta 10 dólares más. Así de fácil.

Ahora os voy a contar algo que me pasó no hace mucho. Compré un coche a un amigo mío, y fui a la oficina de tráfico con él para que firmara los papeles conmigo. Pagué el extra del título y puse el coche a mi nombre. No hizo falta contrato de compraventa porque el dueño anterior estaba conmigo y firmó él delante del funcionario. Hecho esto, él se fue del país dejando todo OK. 

Un mes después de la operación, me llegó una carta de la central de tráfico de Tallahassee en la que me decían que no se había enviado el contrato de compraventa y que debía rellenar el formulario que iba adjunto a la carta; además, me indicaban que lo teníamos que firmar el antiguo dueño y yo.

Me comentaban también que si podía localizar al antiguo dueño para que presentara algún documento que certificase que el coche lo había comprado comprado por esa cantidad, ya que si no lo hacía tendría que pagar una multa del 200×100 del valor de los impuestos.

Documento1 borrado e1660131044965

Al día siguiente, me puse en contacto con mi amigo que estaba en España y le envié los documentos para que los escaneara, los firmara y me los enviara urgentemente de vuelta. 

En honor a la verdad, quiero deciros que sólo tenía que enviar una prueba de que el coche se había comprado por ese precio, pero como tenía más documentos se los envié todos.

Al poco me contestaron y me dijeron que habían estado trabajando con la documentación que les había enviado, que estaba todo correcto y que quedaba archivado.

Me ha impresionado mucho la manera en la que han trabajado con este tema, porque han esperado y, sobre todo, me han ayudado.

Todo el problema surgió porque yo, aunque fuera con el propietario del coche, tenía que haber entregado el contrato de compraventa por parte de los dos firmado y la agencia de tráfico en Miami no dijo nada cuando envió los documentos de que el dueño anterior estaba presente ese día y allí vino el lío.

No os imagináis el volumen de transferencias que se hacen aquí y, con eso y todo… ¡no se les escapa una!

Hay que aprender a no hacer nada que tenga que explicar, y a no hacer nada que tenga que pedir.