Burstner Copa C 500: la vida es emocionante todos los días

Burstner Copa C 500
Burstner Copa C 500: la vida es emocionante todos los días
Pedro Madera
Pedro Madera

Burstner es una de esas firmas precedidas por una reputación intachable. Sus productos siempre llaman la atención y esta vez no podría ser de otro modo. La Camper Copa C 500 es la demostración de lo capaces que son de aplicar ese espíritu a productos con vocación popular.

Estamos ante un producto diferente. Visualmente, ante una camper compacta de menos de 5 metros con gran vocación familiar y discreta, gracias a su cama doble con techo elevable y un salón convertible en cama doble que permite que todo un núcleo familiar se acomode sin problemas. Discreta de día y ampliable de noche!

burstner copa C 500 01

La base de la furgoneta es una Ford, que devora kilómetros en carretera con un coste muy razonable a pesar de los costes del combustible. Animada por el motor de Ford y con cuatro plazas homologadas para viajar, tiene todo lo que podemos pedir a un modelo de estas características.

Insertada dentro de un gran grupo empresarial como es Erwyn Hymer, los de Bürstner han conseguido sin embargo conservar lo mejor de cuando eran un grupo casi familiar. Ese conocimiento auténtico de las necesidades del cliente, y su cuidado a la red de autocaravanas que fabrican – su atención no se queda en la venta del vehículo – se nota y mucho en una gama que, eso sí, ha aprovechado los grandes recursos de su casa matriz para expandirse y abarcar todas las necesidades.

burstner copa C 500 08

Solo así se entiende que la Copa C 500 sea un vehículo tan sólido, y no nos referimos a nivel de chasis – una probada y fiable Ford Transit, ahora con lo último en conectividad – sino en su propia concepción. Bürstner, nacida de una familia de carpinteros, añade a ese buen comportamiento unos excelentes acabados y materiales, aspecto en el que la empresa puede aportar casi un siglo de tradición y buen hacer. La insonoridad es la prueba de fuego que supera con muy buena nota.

Por otro lado, la C 500 nace con vocación urbana. Se nota en un tamaño contenido que permite a este modelo pasear por el tráfico de una gran ciudad sin sufrir por un exceso de dimensiones. La conducción es cómoda y confortable con una fácil adaptación para los que no suelen conducir este tipo de vehículos. Los asientos giratorios son extremadamente agradables en largos recorridos.

burstner copa C 500 02

Si Ford no se ha olvidado de introducir mejoras en equipamiento para ese uso urbano (sistema Sync, cámara de visión trasera, sensores de aparcamiento y de luces, alerta de cambio de carril, Park Pilot, pantalla multifunción…), los de Bürstner tampoco. Oscurecedores isotérmicos interiores, mesa escamoteable utilizable en el exterior, gran superficie de carga en la parte trasera, batería para el habitáculo, calefacción estacionaria diésel WEBASTO y frigorífico a compresión, depósito de aguas limpias de 50 litros, cocina de dos fuegos, además de, por supuesto, su característico techo elevable que nos descubre una nueva cama y mil usos distintos para nuestra camper. Si a esto unimos accesorios exteriores para bicis, motos o esquís exteriores lo convierten en una factoría de ocio.

Por eso, estamos ante un vehículo recreativo válido como coche familiar, utilizable al cien por cien, en el que por lo tanto no desperdiciaremos un euro.

burstner copa C 500 03

Más información:

Burstner Copa C 500

  • Largo / Ancho / Alto: 497 / 199 / 209 (cm)
  • Motor: 2,0 EcoBlue 130 CV

 

0 Comentarios