Geely compra Terrafugia y lanzará su primer coche volador en 2019

Geely compra Terrafugia y lanzará su primer coche volador en 2019
Fran Martínez
Fran Martínez
La empresa china Geely está a punto de cerrar la compra de Terrafugia con el objetivo de tomar la delantera en el desarrollo de un coche volador. El primer modelo podríamos verlo en el año 2019.


El coche volador de producción en serie está cada día más cerca. El fabricante chino Geely, propietario de Volvo y Lotus, ha anunciado que está muy cerca de cerrar la compra de Terrafugia, una de las compañías tecnológicas que más han apostado por el desarrollo de este tipo de vehículos –ya en 2010 te hablábamos del Terrafugia Transition, uno de sus primeros modelos–.

El objetivo de la empresa asiática es aprovechar los avances realizados por la compañía norteamericana, con sede en Massachusetts, para lanzar su primer coche volador en 2019. De hecho este proyecto se está desarrollando sobre la base de un prototipo completamente operacional que ya está bajo control y supervisión de Geely. Si se cumplen los plazos previstos por la matriz china, el sueño de comprar un coche-avión podría estar a la vuelta de la esquina.

Según lo acordado por ambas empresas, Terrafugia seguirá adelante con sus desarrollos en la sede actual de la firma, en Estados Unidos, con el único objetivo de avanzar en la creación de un modelo viable desde el punto de vista industrial y comercial. Geely y Terrafugia esperan que este primer modelo conjunto salga a la luz en 2019, aunque es más que probable que no lo podamos ver por las carreteras –y los cielos– hasta 2023. Su precio rondará los 270.000 dólares -230.000 euros-, y ya se puede incluso reservar una unidad realizando un depósito de 10.000 dólares.

Terrafugia TF-X

TF-X, el último proyecto de Terrafugia

El Terrafugia Transition de 2009, del que hablamos anteriormente, fue el primer proyecto serio de la marca americana en el campo del coche volador. Aquel prototipo podía volar a unos 3.000 metros de altura y alcanzar una velocidad de crucero de 320 km/h. Aunque el objetivo de su creador era sacarlo a la venta a principios de esta década, la realidad es que después de pruebas, ensayos y nuevos desarrollos el prototipo no ha alcanzado el nivel de viabilidad necesario para su expansión comercial.

En la actualidad, Terrafugia se encuentra inmersa en un nuevo proyecto, el TF-X, un concept de coche volador que sustituye el motor de combustión interna por dos motores eléctricos. Ahora, con el apoyo de Geely, el TF-X podría recibir un nuevo impulso para entrar en fase de producción a corto-medio plazo.