Cómo pasar del coche a una moto de 125 cc

decocheamoto125
Cómo pasar del coche a una moto de 125 cc
Daniel Navarro
Daniel Navarro


El paso del coche a una moto o sccoter de 125 cc puede plantear un importante desafío. Desde qué tipo de vehículo elegiur a qué accesorios necesitarás y, por supuesto, unas técnicas básicas para conducir una moto o scooter.

Los primeros pasos

1.- Cómo subir y bajar bien de la moto

subirse a la moto

A. Si la moto está colocada sobre su caballete central, sitúate en el lado izquierdo. A continuación, pon la mano izquierda en el puño izquierdo y la derecha sobre el lateral de la moto -todas suelen llevar asideros-. Si empujas la moto hacia delante, bajará de forma controlada. Una vez hecho esto, mantén sujeto el puño izquierdo y pasa la pierna sobre la moto para sentarte. En motos voluminosas -o si prefieres hacerlo así-, puedes poner también la pata de cabra antes de subirte -ver punto B-.

B. Si la moto se sujeta con un caballete lateral o pata de cabra: Primero, súbete a la moto/scooter; después, acciona la maneta de freno delantero –el de la derecha–, pon recta la moto y, con el pie izquierdo, recoge la pata.

caballete para de cabra

C. Para subir la moto al caballete central: Una vez detenida la moto/scooter, mantén frenado el vehículo y baja del mismo. Entonces, coloca la mano izquierda en el manillar y pon la derecha sobre el asa trasera. A continuación, pisa la palanca del caballete para subirlo, y dejando caer tu peso sobre esa palanca, esta subirá sola. Si requieres más esfuerzo, deberás utilizar la mano derecha para tirar hacia arriba.

2. Cómo arrancar

Acciona el contacto y comprueba que esté puesto el punto muerto, pulsa el botón de arranque –en la maneta derecha– y la moto/scooter arrancará. Recuerda que en un scooter siempre tiene que estar recogida la pata lateral y apretar uno de los dos frenos para que éste arranque; en algunas motos -pocos modelos- has de tener la pata lateral levantada.

3. Cómo iniciar la marcha

En un scooter es tan fácil como girar el puño hacia ti para dar gas. En una moto, deberás accionar el embrague –en la maneta izquierda; el freno está en el pie derecho–, presionar hacia abajo el pedal del cambio hasta que entre la primera marcha e ir soltando despacio el embrague, a la vez que aceleras un poco.

4. Cómo tomar las curvas

tomar curvas en moto

  • Hasta aproximadamente 30 km/h, y en maniobras en ciudad, deberás ayudarte dirigiendo el manillar hacia la misma dirección de la curva. Es decir, cuando gires el manillar hacia la izquierda, la moto/scooter se dirigirá hacia la izquierda.

    A partir esos aproximadamente 30 km/h, el efecto giroscópico de la motocicleta te obliga a que tengas que girar el manillar levemente hacia el lado contrario al que te quieres dirigir. Por tanto, en una curva a izquierda, tendrás que tirar del manillar hacia la derecha, lo que hará que la moto se incline a la izquierda. Además:

  • No intentes descolgarte del asiento ni sacar el pie.
  • Busca una trazada lógica: Lo mejor es entrar desde el exterior de la curva, dirigirse al vértice interior y salir de la misma buscando el exterior del carril. Intenta acercarte a esa teoría, pero deja margen en esa trazada, ya que por el carril contrario vienen coches y cerca del arcén podría haber suciedad sobre el asfalto.

  • Ten en cuenta que la moto ‘sigue’ la mirada del piloto: mira siempre lejos y hacia donde quieres ir.
  • Ante la duda, mete una marcha menos. Si dudas en tomar una curva en una marcha u otra, inserta siempre la inferior: harás la curva más despacio, pero con mayor control.

  • Frena antes: Al afrontar una curva, debes frenar antes de meterte en ella y hacerlo con la moto siempre recta. Una vez dentro del viraje, realízalo sin acelerar ni mucho menos frenar; cuando veas la salida, mira hacia ese punto y acelera progresivamente.

Cómo circular en ciudad

Realiza una conducción preventiva e imagina la peor situación que puedas encontrarte: que un coche te cierre el paso, que esa mancha sobre el asfalto pueda resbalar…

  • Circular entre coches: Puedes pasar entre ellos cuando estén parados y tengas espacio. Ten cuidado con los retrovisores: los tuyos y los de los coches a los que adelantes. Asimismo, precaución al pasar por delante de algún vehículo alto: puede ocurrir que, por el otro lado del mismo, esté pasando otra moto o una bicicleta.
  • Salir desde parado: Procura hacerlo desde donde los coches de alrededor te vean.

  • Circula siempre por el centro del carril, vigilando mucho lo que tienes a la espalda usando los retrovisores.

  • Ojo a las rejillas y pintura de pasos de cebra: resbalan más que el asfalto.

  • Baches y badenes: sobrepásalos despacio, dejando que las suspensiones de la moto/scooter hagan su trabajo. Si te encuentras de pronto con alguno que no hayas visto, no frenes de golpe -para que la suspensión no haga tope y te caigas-, tira hacia arriba del manillar para que la horquilla libere recorrido. Ojo con intentar pasar por los huecos que puedan existir en los badenes, ya que si una rueda toca el bordillo del badén, te caerás.

Y qué tener en cuenta€

  • Con lluvia: Gira suave, intentando no tumbar mucho la moto; frena y acelera despacio. Cuidado con los charcos: además de resbalar pueden esconder baches y agujeros.

    conducir moto con lluvia

    El casco puede empañarse cuando hace frío o llueve. El principal método para evitarlo es montar en el interior de la visera un pinlock. Se trata de una doble pantalla que forma una cámara de aire entre ella y la visera: cuesta desde 20 euros, pero el casco debe permitir su instalación -sí lo hacen los de gama media alta-. Si la lluvia o el frío te pillaron de sorpresa, deja abierta la visera unos milímetros y abre los aireadores del casco: ayudará a combatir la formación de vaho.

  • Con viento lateral: Si es fuerte o en ráfagas, puede llegar a tirarte al suelo. La única solución es que reduzcas la velocidad.

  • Con mucho frío: Debes aumentar las precauciones, ya que cualquier charco o mancha húmeda sobre el asfalto puede llegar a congelarse.