Tanto el TT Coupé como el Roadster reciben una mecánica 2.0 TDI de 170 CV. La gama de este deportivo se incrementa con la llegada de una motorización diesel, que adapta una caja de cambios manual de seis velocidades, está disponible con el sistema de tracción quattro y registra un consumo medio de sólo 5,3 litros a los 100 km.

Audi TT con motor diesel

Audi TT con motor diesel
Autofacil
Autofacil


Motor de última generación
El nuevo TDI de cuatro cilindros, con una cilindrada de 1.968 cc, supone el nacimiento de una nueva generación de motores Diesel de la casa Audi. El nuevo sistema de inyección common rail, controlado por una de las unidades de gestión más modernas del mercado, está equipado con ultramodernos inyectores piezoeléctricos. Las toberas de ocho orificios son capaces de realizar hasta cinco procesos de inyección independientes en una misma carrera. Gracias a esta precisa modulación se obtiene un suave aumento de presión en las cámaras de combustión que reduce decisivamente el nivel de ruido. La presión que la bomba de alta presión monoémbolo establece en el sistema alcanza los 1.800 bar; la consiguiente dispersión, extremadamente fina, del combustible garantiza una combustión exacta y de alta eficiencia.

También el turbocompresor pertenece a una nueva generación. Funciona con álabes regulables en beneficio de un establecimiento más rápido del par, al tiempo que un amortiguador especial reduce sus vibraciones. En el colector de admisión del motor se han montado una serie de válvulas de turbulencia que ponen en movimiento el flujo de aire entrante; su posición es gestionada por motores eléctricos con el fin de adaptar ese movimiento (“tumble”) de forma óptima y en todo momento a la carga y al régimen. En el motor mismo se ha optimizado la geometría de los pistones y se ha revisado la acústica de la transmisión por correa dentada. Dos árboles de equilibrado reducen las fuerzas de inercia libres de segundo orden que se generan en el mecanismo de accionamiento.

Como resultado, tal concentración de progreso da lugar a un elevado par motor máximo de 5.400 rpm y, especialmente, a una termodinámica notablemente mejorada en las cámaras de combustión. Esta última permite que el motor funcione con una elevada tasa de gases de escape en recirculación, que un radiador de agua se encarga de enfriar intensamente. La combustión se produce a menor temperatura y con una menor cantidad de oxígeno, con lo que se reducen drásticamente las emisiones brutas de óxidos de nitrógeno.

Buen rendimiento

El 2.0 TDI montado en el Audi TT, con una relación de compresión de 16,5:1, rinde 170 CV (125 kW) de potencia a 4.200 rpm. Ya entre las 1.750 y las 2.500 rpm genera un par de 350 Nm.

Las prestaciones se corresponden perfectamente con esta puesta en escena. Al acelerar, el Audi TT Coupé 2.0 TDI quattro se desmarca sin esfuerzo de todos sus competidores con motor de gasolina de características similares, el salto de los 0 a los 100 km/h lo realiza en tan solo 7,5 segundos y su propulsión no finaliza hasta alcanzar los 226 km/h. Por su parte, el TT Roadster acelera en 7,7 segundos hasta los 100 km/h y alcanza una velocidad máxima de 223 km/h.

De media, al TT Coupé y al TT Roadster le bastan 5,3 y 5,5 litros de combustible respectivamente por cada 100 kilómetros, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 139 y 144 g/km en cada caso.

La transmisión de fuerza
Audi equipa los deportivos Diesel con cambios manuales de seis marchas que posibilitan maniobras de corto recorrido, rápidas, cómodas y exactas, al tiempo que alcanzan un alto grado de efectividad. Sus carcasas se han fabricado en una ligera fundición de magnesio, un material de alta tecnología. La transmisión de la fuerza ha sido adaptada al carácter del motor TDI con una relación final algo más larga.

En vista de su inmenso par motor, de 350 Nm, Audi ha decidido dotar a las dos nuevas versiones TT con la tracción integral quattro de serie. Este sistema supone, sean cuales sean las condiciones climatológicas, una decisiva ventaja en cuanto a tracción, aceleración sin patinaje, dinámica en marcha, estabilidad y marcha rectilínea.

La piedra angular de la tracción quattro del TT es un embrague multidisco de accionamiento hidráulico y gestionado electrónicamente que se encuentra ubicado en la parte trasera del vehículo, en el extremo del árbol cardán. Esta ubicación mejora la distribución de los pesos. En función de la situación de conducción, distribuye las fuerzas del motor de forma continua entre las ruedas delanteras y traseras. Gracias a un nuevo depósito de presión, el embrague resuelve sus tareas en cuestión de milésimas de segundo, dos veces más rápido de lo que lo hacía hasta el momento.

Suspensión magnetic ride disponible
Tanto el Coupé como el Roadster vienen equipados de fábrica con llantas de 16 pulgadas en fundición de aluminio revestidas con neumáticos del formato 225/55 R 16. Tras las ruedas se esconden grandes frenos de disco, cuyas pastillas desarrollan coeficientes de fricción especialmente altos. Su diámetro es de 312 milímetros en la parte delantera y 286 milímetros en la trasera; los discos delanteros son ventilados.

La amortiguación de alta tecnología Audi magnetic ride está disponible como opcional: un sistema adaptativo que pone punto final al eterno conflicto entre confort y dinámica de marcha. Aplicando un determinado voltaje al fluido magnetoreológico que circula por los pistones de los amortiguadores, éste modifica en cuestión de milésimas de segundo sus características de flujo, y con ello la línea característica de la amortiguación. Mediante un interruptor, el conductor puede elegir entre los programas “Normal” o “Sport”.

Precios nueva gama Audi TT
El TT Coupé 2.0 TDI quattro y el TT Roadster 2.0 TDI quattro llegarán a los concesionarios durante la primera mitad del año.

TT Coupé 1,8T FSI 6V: 30.650 euros
TT Coupé 2.0TDI quattro: 37.850 euros
TT Coupé 2.0 T FSI 6V: 35.350 euros
TT Coupé 2.0 T FSI S tronic 6V: 37.820 euros
TT Coupé 2.0 T FSI quattro S tronic 6V: 40.700 euros
TTS Coupé 2.0TFSI quattro 6V: 51.400 euros
TTS Coupé 2.0TFSI quattro Stronic: 53.870 euros
TT Coupé 3.2 quattro 6V: 46.720 euros
TT Coupé 3.2 quattro S tronic 6V: 49.290 euros
TT Roadster 1,8T FSI 6V: 34.010 euros
TT Roadster 2.0TDI Quattro: 41.850 euros
TT Roadster 2.0 T FSI 6V: 39.300 euros
TT Roadster 2.0 T FSI S tronic 6V: 41.770 euros
TT Roadster 2.0 T FSI quattro S tronic 6V: 44.650 euros
TTS Roadster 2.0TFSI quattro 6V: 55.350 euros
TTS Roadster 2.0TFSI quattro Stronic: 57.820 euros
TT Roadster 3.2 quattro 6V: 50.830 euros
TT Roadster 3.2 quattro S tronic 6V: 53.400 euros