Hybrid Air, HYbrid Eco y HYdole

Así son los híbridos que venderán Peugeot y Citroën

Así son los híbridos que venderán Peugeot y Citroën
Autofacil
Autofacil
Esta semana, PSA organizó su Día de la Innovación en París. Allí desveló a un público exclusivo gran cantidad de nuevas tecnologías que llegarán a los modelos del grupo en un futuro no muy lejano. Tras la plataforma EMP2 que estrenará el próximo 308, llegarán varias mecánicas híbridas muy interesantes...


La tecnología Hybrid Air está pensada para modelos microurbanos y utilitarios. PSA cree que, para este tipo de vehículos, el uso de aire comprimido es la solución. Así, las versiones Hybrid Air combinarían un motor de gasolina con dos unidades hidráulicas y sus correspondientes acumuladores de presión. La energía para comprimir el aire procede de la recuperada en frenadas y deceleraciones. El sistema Hybrid Air está siendo desarrollado conjuntamente por PSA y Bosch, y están trabajando sobre un Citroën C3 que ha arrojado un consumo homologado de 2,9 litros a los 100 km y unas emisiones de 69 gramos de CO2 por km. Otra de las ventajas del aire comprimido es su menor complejidad mecánica: Al no haber ciclos de carga ni convertidores, gana en fiabilidad. Los dos motores de este sistema híbrido hidráulico funcionan a la vez mientras se ruede a velocidades inferiores a 70 km/h. Hay tres modos posibles de conducción: Convencional, hidráulico o mixto. PSA se dispone a comercializar un modelo de estas características en 2016.

Las motorizaciones Hybrid Eco y HYdole están destinadas a compactos y berlinas. Con la tecnología Hybrid Eco -en la que han colaborado Bosch, Continental y Valeo-, PSA añade un pequeño motor eléctrico de 10 kW de potencia, alimentado por una batería de ión-litio de 48 voltios instalada en el maletero. La energía se obtendrá exclusivamente de las frenadas y las deceleraciones. Este sistema, que reducirá entre un 10 y un 15 % el consumo y en 15 gramos por km las emisiones frente a un motor e-HDI, no se pondrá a la venta hasta 2017.

En cambio, con el sistema HYdole estaríamos ante un auténtico híbrido enchufable, con una autonomía de unos 500 kilómetros y capaz de realizar el 80 % de los desplazamientos urbanos en modo exclusivamente eléctrico. Para este tipo de mecánica, PSA promete unas emisiones inferiores a 30 gramos de CO2 por km.