Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Pruebas TT - Wrangler - Un kit permite transformar el unlimited en un pick up

Jeep Wrangler JK8 Independence pick up

A través de su filial Mopar, Jeep comercializa en EE.UU. un kit de piezas que permite transformar el Wrangler JK Unlimited de cuatro puertas en un compacto pick up biplaza. Si te has enamorado de esta carrocería, te contamos cómo puedes hacerte con una y rodar legalmente por nuestras carreteras y caminos. Los responsables de Jeep llevan jugando al "despiste" desde 2005. En enero de ese año dieron a conocer el prototipo Gladiator, que mostraba un entonces futurista y musculoso pick up con estética de Jeep universal sobre cuyo diseño sería presentado un año después el Wrangler JK -la actual generación-, con muchos de sus rasgos pero con carrocería cerrada.

Comentar Publicado el viernes 02 de septiembre de 2011

En 2007, nuestra ansia de pick up se vio nuevamente alimentada con la aparición de un nuevo prototipo, que en este caso se trataba más bien de una transformación realizada por Mopar, el preparador oficial de Jeep, Chrysler, Dodge y Ram. El Wrangler JT pretendía ser una unidad de pre-producción de la versión pick up del JK, pero fueron pasando los meses y el proyecto cayó en el olvido. También quisimos ver un futuro pick up en el J8, la versión ruda del Wrangler JK construida en Egipto para ejércitos, ONGs y otras organizaciones. Jeep nos dijo que estaría a la venta en Europa a lo largo de 2009. Pero una vez más la sólida imagen de un robusto Wrangler con ballestas traseras y una capacidad de carga de "tonelada y cuarto" no pasó de ser un espejismo. Jeep intentó "tentarnos" una vez más el año pasado con el musculoso J8 Nuziker, que se paseó junto con otras espectaculares preparaciones de Mopar por el Moab Jeep Safari -un evento que reúne cada año a miles de seguidores incondicionales de los todoterrenos de la firma norteamericana en el desierto del Moab, en Utah-, pero en esta ocasión ya no caímos en la trampa de creer que podría llegar a producirse en serie algo remotamente parecido. Una vez más, este mismo año Mopar exhibió un JK pick up rebautizado como JK8 Independence. Y, cuando habíamos perdido cualquier esperanza de verlo materializado, el pasado 14 de julio Mopar anunció que pondría a la venta el kit de piezas que hace posible la conversión. Puedes tenerlo en españa A partir de ahí, nos pusimos manos a la obra hablando tanto con Mopar como con expertos en importación y legalizaciones para saber si alguien realmente interesado en este pick up podría hacerse con uno y rodar legalmente con él en España. Y la respuesta fue un "sí", aunque con matices. De entrada, debemos tener en cuenta que el kit no es barato. Cuesta el equivalente a 3.900 euros y solo se vende en EE.UU. a través de los concesionarios de Jeep. Básicamente, consta de nuevos paneles laterales exteriores e interiores de chapa de acero estampada, una estructura tubular que remata el arco de seguridad a la altura del pilar B e integra un refuerzo detrás de los asientos para evitar que la carga de la caja pueda entrar en la cabina, la mampara de separación entre esta y la caja, un módulo que permite cerrar la cabina tras los asientos, dos nuevos paneles de techo -todo ello fabricado en plástico reforzado con fibra de vidrio-, los correspondientes cristales y el pequeño material necesario para que todo quede ensamblado. Hay que reconocer que 3.900 euros es un precio muy elevado por este conjunto de piezas. Tendrás que importar el kit Comprar el kit no te resultará difícil. Muchos de los vendedores aceptarán una transferencia y "liberarán" la mercancía en cuanto el dinero esté en su cuenta corriente. Traer el kit no será tan sencillo. Lo más económico es hacerlo por barco, compartiendo el espacio interno de un contenedor con otras mercancías. Puede que el vendedor te ofrezca una alternativa, o también puedes contactar con alguna de las empresas de compra-venta de automóviles importados que hay radicadas en nuestro país para que "hagan un hueco" para tu kit en uno de sus contenedores. En cualquier caso, además de abonar el transporte, necesitarás pagar a alguien que realice todos los trámites de embarque de la mercancía en origen. Una vez que tu cajón de Mopar esté en España, tendrás que arreglar cuentas con la Agencia Tributaria, que no te dejará sacarlo de la aduana hasta que satisfagas el IVA (18%) y los aranceles vinculados a esta compra. Ellos fijan el valor de los bienes en función de sus tablas o de una evaluación de sus inspectores, y este valor no va a coincidir necesariamente con el precio del kit que figure en la factura, si bien en este caso es probable que tomen los 3.900 euros como referencia. Así que cuenta con pagar entre un 20 y un 25% extra. Es hora de montarlo El kit ya es tuyo. Ahora has de transportarlo por carretera hasta el lugar donde pretendas montarlo. Lo mejor será que alquiles un furgón de techo sobre-elevado y que "sueltes" directamente el cajón en el taller. Una vez abierto y comprobado que todo está en orden, habrá que empezar a desmontar los paneles laterales de tu Wrangler Unlimited, la parte trasera del arco de seguridad, el piso, las puertas traseras, los guarnecidos... Asimismo, habrá que pintar cuidadosamente las piezas del kit del color de tu vehículo. Ten especial cuidado si es de color rojo, ya que tiende a variar su tonalidad con el paso del tiempo. El montaje no debería plantear grandes complicaciones, pero hay que realizar muchas operaciones, y algunas de ellas requieren el uso simultáneo de, al menos, cuatro manos. Teniendo en cuenta que la instalación del kit de AEV -mucho más complejo, con alargamiento de chasis incluido- lleva alrededor de 60 horas, creemos que será difícil terminar la instalación del JK8 en menos de 35 horas, por lo que tendrías que sumar 1.400 euros adicionales por este concepto y otros 400 por la pintura. La hora de la homologación Con todo ya instalado, llega la hora de la homologación. Obviamente, necesitarás un proyecto técnico y un certificado de ejecución de obra redactados por el correspondiente ingeniero, el dictamen favorable de un laboratorio oficial, así como el certificado del taller que ha realizado la transformación. Con todo ello -puede costarte unos 1.000 o 1.500 euros- deberás presentarte en la estación de ITV, donde reflejarán las reformas en la documentación de tu Wrangler. La parte administrativa es la que puede complicarte más la vida. Según los expertos a los que hemos consultado, el laboratorio podría exigir una prueba de resistencia de los anclajes de los cinturones de seguridad, que han variado respecto a los originales, al reformarse el arco de seguridad original donde se sujetan. Asimismo, el vehículo dejaría de ser un "turismo todoterreno" -como se recoge en su tarjeta de inspección técnica- para convertirse en un "camión caja abierta", y el cambio de "definición" de un vehículo no está previsto por la legislación, por lo que podrías encontrarte con un escollo legal difícil de salvar. Existe una segunda vía Por todo ello, vamos a proponerte una segunda vía, que es comprar el vehículo nuevo allí, realizar la transformación en el concesionario e importarlo ya reformado. Tendrás que "arreglarte" con una versión de gasolina y deberás realizar los trámites de matriculación mediante una "homologación unitaria", ya que el Wrangler transformado diferirá técnicamente de la contraseña de homologación del Unlimited europeo. Asimismo, tendrás que hacer cambios en el sistema de iluminación -unos 400 euros- para adaptarlo a las normas europeas. En cualquiera de los dos casos, el precio final del JK8 con acabado Sahara no bajará de los 45.500 euros. ¿Te animas?

Por dentro y por fuera

Además del kit de transformación de la carrocería, el Independence presenta modificaciones en las suspensiones y neumáticos MT en medida 35 x 12,5 x 17. La transformación del Wrangler JK Unlimited en el pick up JK8 permite disponer de una caja de carga de 111 x 127 centímetros.Cicatrices: Las soldaduras de los nuevos paneles ponen en evidencia la transformación (arriba). Para mejorar el acabado y proteger la chapa, la preparación Independence añade un recubrimiento Interior. Tras el asiento del JK8 Independence tapizado por Mopar, puedes ver el aspecto del mamparo que separa la cabina de la caja de carga. No está guarnecido, por lo que presuponemos que no filtrará mucho ruido. El tatarabuelo pick up

El primer Jeep pick up, el Willys Jeep Truck, estuvo en producción entre 1947 y 1965. Inicialmente se ofrecía con una capacidad de carga de una tonelada, motor 2.2 tetracilíndrico Go Devil de 60 CV, cambio manual de tres velocidades y tracción trasera permanente con tren delantero conectable y reductora opcionales. A lo largo de su vida experimentó numerosos rediseños, llegó a montar cuatro motores diferentes, tres grupos cónicos y dos ejes traseros, pero su batalla, sus dimensiones generales y su cabina sencilla permanecieron invariadas. Se fabricaron más de 200.000 unidades.
Olvidado en un cajón El prototipo Jeep Wrangler JT fue desarrollado por Mopar pocos meses después de ponerse a la venta el actual Wrangler JK. El punto de partida es un Wrangler J8, pero en este caso el arco de seguridad acaba en el pilar B y existe una verdadera mampara de separación de la caja de carga, la cual queda integrada con el resto de la carrocería en lugar de montarse independientemente. Por desgracia, no pasó de ser un concept car. Puedes ver este modelo con más detalle en el número 91 de TodoTerreno.
El más "bruto" El Wrangler Brute es, en realidad, un TJ convertido en pick up por el reputado preparador AEV (American Expedition Vehicles). Su kit completo cuesta el equivalente a unos 4.700 euros, pero incluye un alargamiento del chasis, árbol de transmisión y revestimiento de la caja de carga. El preparador de Missoula (Montana, EE.UU.) está además especializado en incorporar motores V8 Hemi al Wrangler. Tiene varios premios de la propia Chrysler por su calidad como proveedor de accesorios, y su kit fue el punto de partida de los ingenieros de Mopar para desarrollar el JK8. Tienes más información del AEV Brute en el número 85.
Versión militar El Gladiator contó con sus correspondientes variantes militares, denominadas M715, M724, M725 y M726, destinadas a transporte de impedimenta o tropas, chasis-cabina, ambulancia y comunicaciones, respectivamente. Estuvo en producción entre 1967 y 1969, periodo durante el cual se fabricaron más de 33.000 unidades. Tenía una capacidad de carga de 1.250 kilos, iba propulsado por el motor Tornado, de seis cilindros, 3,8 litros y 132 CV, asociado a un cambio manual de cuatro velocidades con reductora.
Prototipo de armas tomar Este pick up de cabina y media con puertas "suicidas" es un prototipo denominado Gladiator que Jeep dio a conocer en 2005, en el transcurso del Salón de Detroit, y que avanzaba las líneas maestras de la carrocería y el interior del Wrangler JK, que comenzaría a venderse "año y pico" más tarde. Bajo el capó se anunciaba la instalación del motor turbodiésel de 2,8 litros asociado al cambio manual de seis velocidades en una época en la que este tipo de mecánica no había llegado a los Wrangler comerciales, aunque sí se ofrecía en las versiones militares. La "dieselización" del mercado norteamericano era una de las ideas que los entonces responsables alemanes del grupo estaban intentando poner en marcha a toda costa. Unas agresivas ruedas de tacos de 34 pulgadas (86 centímetros) de diámetro montadas sobre llantas cromadas de 18 pulgadas, bisagras, cierres de capó, soportes de los retrovisores, zona central del parachoques, faros auxiliares y anillas de remolque cromadas, así como un enorme techo panorámico contribuían a proporcionar un aspecto espectacular al prototipo.
Aire retro Para desarrollar el J8 Nuziker 715, los responsables de Mopar transformaron un Wrangler egipcio cortando la parte trasera, soldando la caja de carga del kit AEV Brute y añadiendo pasos de rueda y un frontal artesanales que rememoraban la estética de los pick up militares derivados del Gladiator original. Ejes sobredimensionados, grupos cortos, bloqueos de diferenciales, neumáticos MT de 38 pulgadas y un cabrestante añaden atractivo a la transformación.
El extraño wrangler egipcio No es propiamente un pick up, ya que la cabina y la zona de carga no cuentan con la mampara que separe ambas áreas, pero podemos decir que el Wrangler J8 es un híbrido entre el JK Unlimited y el JK8. En realidad, hay dos versiones del J8, una con dos y otra con cuatro puertas laterales -como el JK Unlimited-, pero en esta ocasión solo nos interesa la de dos puertas. La mayor peculiaridad del vehículo es que se trata de una variente más robusta y espartana del JK Unlimited, dotada de un aje rígido trasero más grande, con ballestas como elemento elástico. Gracias a ellas, como puedes ver en la imagen, tiene una capacidad de carga de tonelada y cuarto, superior a la de cualquier pick up. El único motor disponible es el 2.8 CRD, pero menos evolucionado que en los Wrangler JK; de hecho, se comercializa en versiones Euro 3 y Euro 4, con una potencia declarada de 158 CV. Otra peculiaridad del J8 es que no se fabrica en EE.UU., sino en El Cairo (Egipto). Estratégicamente, se trata de una decisión lógica, ya que el ejército del país norteafricano es uno de sus principales clientes, así como las organizaciones humanitarias que operan en el Norte de África. En realidad, este J8 es un rival directo de los Toyota Land Cruiser 70 fabricados para "mercados generales" que solemos ver pintados de "blanco ONU" en los telediarios. Tuvimos la suerte de probarlo en 2008, cuando se presentó en el Jeep Camp celebrado en el Parque Nacional de Müritz (Alemania), y te lo contamos detalladamente en el pasado número 101.
Pariente lejano Seguro que el nombre Jeep Comando te resulta familiar. La versión original de estos populares Jeep fabricados en Zaragoza se llama en realidad Jeepster Commando (con dos 'emes'), y fue fabricada en EE.UU. entre 1966 y 1973. A diferencia de los Comando "maños", el norteamericano se ofrecía no solo en versiones de dos filas de asientos, sino también con carrocería pick up de cabina sencilla, con la caja de carga integrada. Si buscas uno de segunda mano, tendrás que hacerlo fuera de España.
Te suena, ¿verdad? Aunque no se llegó a vender oficialmente en España, el Jeep MJ -denominado comercialmente Comanche- nos resulta familiar, ya que se trata de un pick up derivado del popular XJ -la primera generación del Cherokee-, que alcanzó una gran difusión en España y es apreciado por sus buenas cualidades TT, aunque no tanto por su falta de fiabilidad. El Comanche estuvo en producción entre 1986 y 1992, por lo que sirvió de reemplazo al CJ-8 Scrambler. La versión más larga tenía una longitud de 4,92 metros, similar a la de un Isuzu D-Max actual, con una cabina de dos plazas y una larga caja de carga, si bien hubo una versión con una caja más corta. La mayor peculiaridad del Comanche es que su estructura es un bastidor monocasco que integra la cabina delantera y la plataforma trasera, pero no la caja de carga, una construcción muy poco frecuente en un pick up. La carrocería estructural se montaba sobre dos ejes rígidos, que hacían que las capacidades off-road fueran elevadas. El tren delantero contaba con muelles como elemento elástico, mientras que atrás recurría a ballestas.
El más emblemático A pesar de que solo estuvo a la venta entre 1981 y 1985, el CJ-8 es el pick up más emblemático y añorado de toda la serie de Jeep universales. Contaba con una batalla alargada de las 93,3 pulgadas del CJ-7 hasta 103 -de 2,37 a 2,61 metros- y una caja de carga algo limitada por los voluminosos pasos de rueda. Bajo el capó podemos encontrar dos tranquilos motores de gasolina: un 2.5 de 82 CV o un 4.2 de 110 CV; el primero de cuatro cilidros y el segundo de seis, ambos en línea y dispuestos longitudinalmente. Aparte de la poderosa estética de las versiones con acabado Scrambler, lo que ha hecho del CJ-8 uno de los Jeep más apreciados es su mejor comportamiento respecto al CJ-7, del cual deriva. Ello es debido a que si bien ambos pesaban prácticamente lo mismo, la batalla larga otorgaba a esta variante un comportamiento más noble. En su corto periodo de vida, menos de 28.000 unidades fueron producidas, lo que hace que las pocas que se conservan en buen estado sean muy apreciadas.
Opción económica El Wrangler RubiTrux es un TJ Unlimited con un kit de piezas fabricado por un pequeño carrocero de la localidad de Boone (Carolina del Norte, EE.UU.). El proceso de transformación es muy similar al del JK8, pero el kit cuesta solo 1.850 dólares -algo menos de 1.300 euros-. Eso sí, para importarlo y homologarlo tendrás que seguir los mismos pasos que con el kit de Mopar, y no es fácil encontrar un Wrangler TJ Unlimited en España. Por fuera

Galería de fotos

 
0
 

Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Luike
Otros medios del grupo: logo Luike | logo formulamoto

Síguenos en

  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Instagram
  • Síguenos en Google+
  • RSS