Revisara los radares para que multen más a vehículos grandes

La DGT ahora fija su objetivo en las furgonetas, camiones y autobuses

furgonetas
La DGT ahora fija su objetivo en las furgonetas, camiones y autobuses
Pablo Recuenco
Pablo Recuenco
La Dirección General de Tráfico (DGT) se ha marcado un nuevo objetivo de cara a este 2015. Está ultimando los detalles para que los radares fijos y móviles situados en las carreteras permitan multar a furgonetas, camiones y autobuses, que tienen unos límites de velocidad inferiores a los de los automóviles.


La jornada ‘La seguridad vial en el transporte por carretera’ ha servido como escenario para que la directora general de Tráfico, María Seguí, anunciara la medida, según Servimedia.

El actual Reglamento General de Circulación (2006) señala que el límite de velocidad es de 100 km/h en autopistas y autovías para autobuses, vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables, y de 90 km/h para camiones, vehículos articulados, tractocamiones, furgones y automóviles con remolque de hasta 750 kilogramos (120 km/h para los coches).

En el caso de las carreteras convencionales con arcén pavimentado de al menos 1,5 metros de anchura o con más de un carril para alguno de los sentidos de circulación, el límite está fijado en 90 km/h para autobuses, vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables, y 80 km/h para camiones, tractocamiones, furgones, vehículos articulados y automóviles con remolque (100 km/h para los automóviles).

Y en relación al resto de las vías interurbanas, es de 80 km/h para autobuses y furgonetas, y 70 km/h para camiones, furgones, vehículos articulados y automóviles con remolque (90 km/h para turismos).

El problema es que los radares fijos y móviles de las carreteras multan cuando se supera la velocidad máxima permitida para los coches y no la del resto de los vehículos y eso es algo que la DGT quiere modificar.

Seguí comentó que el Reglamento General de Circulación habla de velocidades máximas según el tipo de vehículo, pero no menciona que “el radar pueda, a la vez que identificar la velocidad, discriminar el tipo de vehículo”. Esto está prácticamente acabado”, sentenció.

Más muertes de conductores de furgonetas en 2014

La DGT ahora fija su objetivo en las furgonetas, camiones y autobuses
Seguí apuntó que en 2014 hubo “una reducción neta” en el número de personas fallecidas en las carreteras respecto de 2013 (tres víctimas mortales menos), pero aumentó la cifra de muertos que viajaban en furgoneta (45 más), vehículo articulado (18 más) o camión (cinco más).

Nuevas medidas para furgonetas y camiones

María Seguí aprovechó la jornada para anunciar las nuevas medidas que se adoptarán durante 2015 para reducir el número de siniestralidades de furgonetas y camiones, además de la ya mencionada rectificación de los radares fijos y móviles para poder multar de acuerdo a los límites de velocidad específicos de las furgonetas y camiones. La nueva estrategia de Tráfico estará basada en cuatro pilares fundamentales: el cambio de los radares –ya explicado-, el trasvase de furgonetas y camiones a vías de circulación mejor dotadas –carreteras de peaje-, la implementación de la “ITV en carretera” – inspecciones técnicas efectuadas por la Guardia Civil en plena carretera-; y la introducción de un nuevo sistema que identifica a los conductores profesionales que infringen la ley de tráfico “de manera repetida” y traslada esa información a la Dirección General de Transporte Terrestre para que haga la inspección oportuna a la empresa y al conductor, lo que podría incurrir en la pérdida de honorabilidad de la empresa a la hora de trabajar en el mercado.