Radares de velocidad de la DGT: este es el margen de error aplicado a cada cinemómetro

Los nuevos radares de la DGT para el verano de 2022: tenemos lista y ubicación
Radares de velocidad de la DGT: este es el margen de error aplicado a cada cinemómetro
Javier Jiménez
Javier Jiménez
Son muchas las preguntas que nos llegan acerca de los radares de velocidad de la DGT. Entre las dudas más frecuentes, cuestiones relacionadas con la velocidad a la que realmente multan estos dispositivos.

Controlar de forma efectiva la velocidad, es una de las principales prioridades de la Dirección General de Tráfico (DGT) para reducir los siniestros viales. Junto a las distracciones al volante, los excesos relacionados con el pedal del acelerador continúan siendo una de las principales causas detrás del número de víctimas mortales que se producen en nuestras carreteras. Para controlar estas infracciones, el organismo dirigido por Pere Navarro recurre a un amplio dispositivo de vigilancia que cuenta con más de 1.300 radares repartidos por toda España.

En función del tipo de vía por el que circulemos, los límites de velocidad varían. Además, los radares deben respetar un umbral de tolerancia antes de emitir una denuncia. Hablamos de un margen de error que impide a estos dispositivos medir con total precisión la velocidad en todas circunstancias, como por ejemplo, lluvia o niebla.

Radares de velocidad de la DGT: este es el margen de error aplicado a cada cinemómetro

Como ya te hemos contado en alguna otra ocasión, los radares móviles de la DGT presentan un margen de error de 7 km/h cuando el límite de velocidad establecido es de 100 km/h o menos. El sistema de medición varía cuando circulamos por autovías o autopistas. En este caso se aplica el umbral del 7% por lo que si, por ejemplo, el límite legal de la vía es de 120 km/h, el sistema se activa cuando detecta un vehículo a 128,4 km/h o más.

Debemos tener en cuenta que tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Tráfico se suprime la norma que permitía rebasar en 20 km/h por hora la velocidad máxima permitida para adelantar en carreteras convencionales. Por lo tanto, a partir de ahora el margen en este caso se ajusta exclusivamente al límite de la vía.

El Orden ICT/155/2020 de 7 de febrero publicado en el BOE establece diferentes márgenes de error en función de si se trata de un radar fijo, móvil o aéreo. Esta normativa deroga los anteriores baremos recogidos en la orden del año 2010 que quedan de la siguiente manera:

  • Radares de tramo: el margen de error es de -3 km/h hasta 100 km/h y de -3% a partir de 100 km/h.
  • Radares fijos y radares móviles de trípode o instalados en vehículos parados: el margen de error es de -5 km/h hasta 100 km/h y de -5% a partir de 100 km/h.
  • Radares aéreos (helicóptero Pegasus): el margen de error es de -5 km/h hasta 100 km/h y de -5% a partir de 100 km/h.
  • Radares en instalación móvil sobre vehículo: el margen de error es de -7 km/h hasta 100 km/h y de -7% a partir de 100 km/h.

En el siguiente cuadro se recogen todas las sanciones por exceso de velocidad. A la hora de observar los datos hay que tener en cuenta los márgenes de error de los radares, así como la desviación del velocímetro de nuestro vehículo:

sanciones por exceso de velocidad

Con todo lo anterior, la velocidad a la que actúan los radares de nuestras carreteras es la siguiente:

VelocidadRadar de tramoRadar fijo o móvil estáticoRadar móvil en movimientoHelicóptero Pegasus
20 km/h23 km/h25 km/h27 km/h21 km/h
30 km/h33 km/h35 km/h37 km/h31,5 km/h
50 km/h53 km/h55 km/h57 km/h52,5 km/h
90 km/h93 km/h95 km/h97 km/h99 km/h
100 km/h103 km/h105 km/h107 km/h105 km/h
120 km/h123,6 km/h126 km/h128,4 km/h126 km/h

Con todo, el sentido de los márgenes tiene como finalidad otorgar cierta seguridad jurídica al conductor que cometa la infracción, y no tanto en realizar cálculos constantes en carretera de hasta qué punto es posible rozar los límites establecidos. Aprovechamos para recordarte que en el buscador de radares de Autofácil puedes encontrar la información actualizada de todos los cinemómetros, clasificados por provincias –con su ubicación exacta– y por tipo.