Viajar sin salir de casa: el placer de organizar una ruta

garajonay
Viajar sin salir de casa: el placer de organizar una ruta
Manuel Horcajo
Manuel Horcajo

Uno no empieza a viajar cuando toma el camino en carretera, mar o aire, sino mucho antes, en el proceso de soñar lugar y organizar la ruta.


Para algunos descubrir hoy día, en plena oleada de coronavirus, las visitas virtuales a sus enclaves deseados puede ser una vía de escape en medio del confinamiento, pudiendo ya conocer lugares lejanos sin presupuesto o posibilidad de salir de casa.

El mundo digital es una ventana asequible y muy sencilla para viajar sin restricciones. ¿Nos acompañas hoy a conocer virtualmente algunas bodegas, castillos y bosques maravillosos? Pues casi todo es posible.

Normalmente cuando trasteamos con el ordenador o móvil en busca de castillos de ensueño podemos caer en lo cinematográfico, tratar de seguir los pasos de William Wallace o el rey Arturo. Sin embargo, sin salir de España ya hay muestras de sillares recios y edificaciones soberbias.

En medio de un paraje rocoso en Aragón, a unos kilómetros del pueblo que le da nombre, nos encontramos con el castillo de Peracense. Esta fortificación medieval es un enclave único por hallarse entre cañones con su piedra rojiza coronando su atalaya de forma solitaria. Perfecto para viajar en el tiempo y ver las estrellas.

En su web podemos pasear por panorámicas enlazadas con unas pequeñas reconstrucciones (personajes, ambiente y pequeños detalles) para sumergirnos en su espléndido recinto, todo en una una mezcla de acantilado ibérico y desierto del oeste.


zafagoza virtual

Desde la web de Aragón Virtual donde encontramos este castillo puedes hallar otras vistas espectaculares de parques naturales, castillos, iglesias e incluso viñedos y bodegas. Entre las viviendas señoriales merece la pena el palacio de los Conde de Morata, el castillo de Sadaba o el de Montearagón.

Para seguir caminando virtualmente podemos pasar al bello norte del país y recalar en el castillo de Santa Ana, del siglo XII y uno de los mejor conservados del norte, y que también está en una atalaya, junto a las ruinas de la Iglesia de Santa María de la Asunción , San Pedro y la ermita de Santa Ana. Todo el complejo mira al mar y al puerto de Castro Urdiales en Cantabria. Este paseo lo podemos hacer por toda esta zona a través de la web Viajes Virtuales, donde las posibilidades para sobrevolar el país son muy variadas.


Puerto de Castro Urdiales

Pero si somos más de ver naturaleza en toda su grandeza, los parques naturales y los bosques también pueden ser una opción. Si bien es cierto que podemos acudir a las galerías de fotos y videos de los grandes bosques españoles como en los casos de las selvas de Irati, los hayedos de Otzarreta o el bosque de ciencia ficción de Garajonay en La Gomera, lo mejor es echarle el ojo a la aplicación de ForestUp, que crea demos de visita donde uno puede andar al gusto, sobrevolar a vista de pájaro o incluso simular el estado de la vegetación en el futuro.


Uno de los parajes que nos propone la app son los bosques del Cañón del río Lobos en Soria, con más de 600.000 ejemplares repartidos en diferentes variedades de pino y sabina. Para sumergirse en el parque de Ordesa y en toda la arboleda de su montaña, volveríamos a Aragón virtual. Para perderse por los enclaves verdes y pedregoso de la Hoz Seca vale la pena visitar zaragozaprovincia360.es.

Valle del Jerte

Otra página de interés en este sentido es también extremaduravirtual.net. Desde aquí podemos conocer el valle del Temblar, con sus alcornoques y castaños, majestuosos robles o tejos de las tierras de Granadilla comarca de las Hurdes. Desde esta página también podemos conocer el Castillo de Mirabel.