¿Por qué es necesaria una luz de emergencia V16?

luzemergenciav16herodriver
¿Por qué es necesaria una luz de emergencia V16?
Salvador Hernández
Salvador Hernández

Los triángulos de emergencia que han acompañado a los coches a lo largo de décadas ya tienen fecha de caducidad en España. La Dirección General de Tráfico ha anunciado que estos elementos de seguridad van a ser sustituidos paulatinamente por un nuevo sistema de balizas de emergencia que, bajo el código V16, prometen mejorar la seguridad en carretera.

Bajarse del coche en un entorno donde la visibilidad no es buena o en el que otros vehículos circulan a alta velocidad, supone un alto riesgo para los conductores. Así, se estima que sólo en 2019, 117 personas perdieron la vida en carretera al salir del vehículo para colocar los triángulos después de sufrir un accidente o una avería.

A todo ello hay que añadir el propio factor humano, ya que muchos conductores no colocan correctamente los triángulos de emergencia, incrementando así el riesgo de sufrir percances de todo tipo.

Ante esta situación de riesgo, la DGT ha decidido reemplazar los triángulos de emergencia actuales por un nuevo elemento de seguridad: la señal luminosa V16 será el único dispositivo obligatorio para señalizar un accidente o una avería en carretera a partir de 2024, aunque en la actualidad ya puede convivir con los triángulos, por lo tanto hoy los conductores pueden optar por utilizar ambos.

No escatimes en seguridad, mejor invertir un poco más y usar siempre una luz con cargador mediante cable USB y nunca adquieras una que no esté homologada en la UE.

¿Cómo es la nueva luz de emergencia V16?

baliza de emergencia V16 Hero driver

Se trata de un pequeño dispositivo de menos de 300 gr que debes llevar siempre a mano, en la guantera o en la puerta del conductor, que se puede colocar encima del techo del vehículo sin necesidad de abandonar el habitáculo. Cuenta con un anclaje magnético, por el que permanece fijo en una superficie metálica, es muy cómodo para el usuario ya que sólo es necesario bajar una ventanilla, encenderlo y colocarlo en apenas unos segundos.

Su pequeño tamaño y su sencillez de uso no restan ni un ápice de efectividad. Cuenta con un reflector parabólico y un emisor de luz LED en su interior, que hacen que estas señales luminosas resulten visibles en un radio aproximado de un kilómetro, incluso en situaciones de baja visibilidad.

La autonomía de esta baliza es otro de sus puntos fuertes: es capaz de permanecer encendida como mínimo hasta 2,5 horas en modo de emergencia, y de aproximadamente cinco si se usa en modo linterna.

Un consejo, no escatimes en seguridad, mejor invertir un poco más y usar siempre una luz con cargador mediante cable USB que las de pilas y sobre todo, nunca adquieras una que no esté homologada en la UE.

Cómo actuar en caso de avería o accidente

La seguridad debe ser siempre la principal premisa. Aunque no siempre es posible, es importante intentar estacionar el vehículo o la moto afectada por la avería o el accidente lo más lejos posible de la calzada para evitar nuevas colisiones, y señalizar la posición del vehículo mediante las cuatro luces de emergencia, los conocidos «warnings».

Una vez parado, y sin salir del vehículo, se debe poner en marcha la baliza. Una vez accionado su interruptor, este dispositivo emite tres destellos luminosos continuados, y luego hace una pausa, para posteriormente reanudar sus destellos.

Con el dispositivo ya encendido, se abrirá la ventanilla del vehículo y se colocará, en una posición elevada -el techo en el caso de los coches o en el punto más alto de la moto- la señal V16, cuya batería o carga de las pilas se debe comprobar con frecuencia; en todo caso, siempre se recargará o se cambiarán las pilas después de cada uso.

Una vez activado el dispositivo, se hará la preceptiva llamada a nuestra aseguradora, o directamente a la policía si se ha producido un accidente. Lo que no debemos hacer en ningún caso es abandonar el vehículo si es un coche, siempre estaremos más seguros en él, salvo que nos hayamos quedado en medio de la calzada. En caso de ir en moto buscaremos un lugar seguro cerca de nuestro vehículo, pero no sobre él. Eso sí, siempre encenderemos y colocaremos adecuadamente la luz de emergencia antes de abandonar el vehículo.

Si además llevamos los triángulos y queremos colocarlos para anticipar la reacción del resto de vehículos en movimiento, podremos hacerlo con mucho cuidado. Si es en carretera de doble sentido uno por delante y otro por detrás a unos 50 metros, si es un autovía o autopista los dos triángulos se deben colocar antes de nuestro vehículo a 50 y 100 metros de distancia, eso sí, es el momento más delicado que mejorará nuestra seguridad al tener ya la luz de emergencia encendida. La vuelta al coche o moto debemos hacerla siempre pendientes de la carretera, nunca nos confiemos del ruido o luces al caminar sobre la calzada.

Es importante recordar que, en caso de necesitar salir del vehículo en cualquier situación de accidente o avería, tanto el conductor como los acompañantes que lo abandonen deben llevar colocado su correspondiente chaleco reflectante de alta visibilidad. En este sentido, es importante recordar que estos dispositivos también tienen «caducidad», y que esta es de cinco años desde el momento de su fabricación. Por ello, no será suficiente solo con llevarlos en el coche, sino también revisar su estado cada cierto tiempo para comprobar que aún son válidos, y que su estado es adecuado.