El próximo mes de enero llegará a los concesionarios la nueva propuesta de Chevrolet para la conducción urbana, el Spark, que sustituirá al Matiz. Con respecto a éste, el Spark gana 15 centímetros para alcanzar los 3,64 metros de longitud, un aumento que redunda en una mayor habitabilidad, aunque el maletero se mantiene en los 170 litros actuales.

Chevrolet Spark, versatilidad a precio reducido

chevrolet spark 01
Chevrolet Spark, versatilidad a precio reducido
Autofacil
Autofacil


Chevrolet Spark

Si el Matiz tenía que luchar por tamaño con modelos como el Hyundai i10, el Citroën C1 o el Kia Picanto, el Spark podrá plantar cara al Renault Twingo, al Citroën C2 o al Suzuki Splash. Y argumentos no le faltan. Para empezar, tendrá un precio de salida de 8.400 euros (sin contar el Plan 2000E ni las promociones de la marca), cinco puertas y capacidad para cinco pasajeros, algo a la altura de pocos de sus competidores. Contando estos descuentos se podría situar en un precio similar al del Tata Indica (el vehículo más barato en nuestro país), aunque la calidad del modelo indio dista mucho de lo que nos ofrece Chevrolet con el Spark.

Dos motores de gasolina
En un primer momento, el Spark llegará con dos motores de gasolina: un 1.0 de 68 CV y un 1.2 de 81 CV, ambos con caja de cambios manual de cinco velocidades. Ambos motores homologan unas emisiones por debajo de los 120 gramos de CO2 por kilómetro, por lo que estará exento de abonar el impuesto de matriculación. El más pequeño, el 1.0 de 68 CV, consume una media de 4,8 litros, emite 113 gramos de CO2 por kilómetro, acelera de 0 a 100 km/h en 15,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 154 km/h. El 1.2, por su parte, reduce la aceleración hasta los 12,1 segundos y se estira hasta los 164 km/h. El consumo sube hasta los 5,1 litros en ciclo mixto y sus emisiones de CO2 se sitúan en 119 gramos por kilómetro. Las prestaciones de ambos propulsores, dentro de las limitaciones del segmento, son más que suficientes para moverse de manera ágil por entornos urbanos y periurbanos.

Algo más tarde llegarán las versiones movidas por GLP, algo habitual en toda la gama Chevrolet.

Seguridad de mayor nivel
El Spark se comercializa con cinco niveles de acabado: Spark, Spark+, LS, LS+ y LT. Todos ellos cuentan con seis airbags de serie, anclajes ISOFIX para sillitas infantiles, carrocería con deformación programada, pretensores en los cinturones delanteros, etc. Además, de manera opcional se puede elegir el control de estabilidad por sólo 250 euros, un elemento de seguridad que muchos de sus competidores no ofrecen ni como opción.

Buen diseño interior
A pesar del reducido precio, el interior del Spark no da la sensación de baja calidad. Aunque los plásticos y algunos acabados, como los tiradores, nos recuerdan que estamos ante un coche económico, el diseño y el espacio ofrecen un habitáculo confortable y amplio. La instrumentación está inspirada en el mundo de las dos ruedas, con un gran reloj que marca la velocidad y una pantalla que indica las revoluciones y las informaciones del ordenador. Es amplio en las plazas delanteras para acoger a dos adultos, y en las traseras para tres niños o dos adultos y un niño (tres adultos irán algo apretados).

En cuanto a equipamiento, puede llevar, según las versiones, climatizador, retrovisores eléctricos, sensores de aparcamiento, equipo de sonido con USB, navegador…

Precios (sin descuentos ni Plan 2000E)
Spark 1.0: 8.400 euros
Spark 1.0 +: 9.190 euros
Spark 1.0 LS: 10.300 euros
Spark 1.2 LS+: 10.950 euros
Spark 1.2 LT: 11.800 euros

Opciones
Pintura Metalica: 300 euros
Navegador (solo disponible para LT): 600 euros
Control de estabilidad ESC: 250 euros