Coronavirus: Lamborghini aparca sus deportivos para fabricar mascarillas y viseras

559260
Coronavirus: Lamborghini aparca sus deportivos para fabricar mascarillas y viseras
Alberto Pérez
Alberto Pérez

Italia es uno de los países más castigados por la brutal crisis sanitaria del coronavirus que está atravesando todo el planeta. Por ello, en la factoría de Lamborghini han sustituido la fabricación de sus deportivos por la de material como mascarillas o pantallas de protección.


Durante el actual estado de alarma como consecuencia de la pandemia del COVID-19, muchas son las marcas que han paralizado su producción de vehículos para comenzar a crear los útiles de protección que serán destinados a centros hospitalarios, personal sanitario y agentes del orden. Como ejemplos tenemos la iniciativa de «Renault al rescate» que está suministrando pantallas de acetato a los policías municipales de Valladolid, o a la propia factoría de Tesla, la cual está inmersa en su lucha contra este virus.

Ahora también se ha sumado la marca de deportivos Lamborghini, transformando varios de sus departamentos de producción para fabricar mascarillas y viseras de protección de plexiglás. El cambio ha sido abismal, pues de esa factoría, hace apenas escasas semanas, salían algunos de los deportivos más admirados y deseados por todo amante del motor. Las mascarillas que fabrican son donadas al Hospital Sant’Orsola-Malpighi de Bolonia, en Italia.

Este trabajo humanitario se lleva a cabo por el personal encargado de la manufacturación de los interiores y de la personalización de los deportivos, produciendo un total de 1.000 mascarillas al día. En cuanto a las viseras, son fabricadas 200 unidades diarias gracias a las impresoras 3D del departamento de fibra de carbono e investigación y desarrollo de la factoría.

559258

El Departamento de Ciencias Médicas y Quirúrgicas está supervisando las pruebas de validación de este nuevo material médico antes de ser entregado en el centro hospitalario. La región de Emilia-Romagna ha aprobado y apoyado esta acción, la cual se realiza conjuntamente con la Universidad de Bolonia.

En palabras del actual CEO y presidente de la compañía automovilística, Stefano Domenicali: «Durante esta emergencia sentimos la necesidad de realizar nuestra contribución. El Hospital S. Orsola-Malpighi es una institución con la que mantenemos una relación de colaboración desde hace años, tanto a través de la consultoría profesional en la promoción de programas para proteger la salud de nuestros trabajadores como en proyectos de investigación. Ganaremos esta batalla trabajando unidos y apoyando a aquellos que luchan contra la pandemia cada día».

Como último signo de unidad y apoyo a la nación italiana frente a la emergencia sanitaria que vivimos, cada noche, todos los edificios de la sede histórica de la marca Lamborghini se iluminan con los colores de la bandera de Italia.