Cuáles han sido los pecados de Ferrari

¿Por qué Alonso disimula su preocupación con el F1?

¿Por qué Alonso disimula su preocupación con el F1?
Autofacil
Autofacil


Fernando Alonso

«Puede que no hayamos alcanzado nuestros objetivos, pero eso no significa que seamos más lentos. Eso no lo vamos a saber hasta el sábado», dijo Fernando Alonso el jueves en un acto promocional. El bicampeón no quiso mostrar signos de debilidad: «Creo en este equipo. Creo en él totalmente, va a ser un campeonato largo y Ferrari siempre va a estar ahí». El jefe de equipo, Stefano Domenicali, también calmó los ánimos:  «Estoy seguro de que estaremos en la lucha hasta el final. Ya dije lo mismo al final de la pasada temporada: si lo hacemos bien en la primera carrera, no vamos a ponernos eufóricos, igual que si no somos lo bastante competitivos, no nos vamos a deprimir».

No debería extrañar que, de repente, Alonso intente tranquilizar a todo el mundo. Si se confirma que el Ferrari F2012 tampoco está a la altura de los Red Bull RB8 y McLaren MP4/27, rodarán cabezas en Maranello, que desde 2004 no tiene un coche dominador.  Alonso se unió a Ferrari en 2010 para modelar el equipo y convertirlo en la referencia de la parrilla, como lo hizo Schumacher durante sus años en la Scuderia.

Cuando este año se hizo pública la renovación de Alonso hasta el año 2016, Alonso comentó: «Me sentí a gusto de inmediato en Ferrari y ahora lo considero como una segunda familia». De hecho, el asturiano siempre ha dicho que Ferrari sería el último equipo de su carrera deportiva. Eso sí, no sin antes conseguir su tercer título. Por eso, Alonso sabe que lo mejor que puede hacer es intentar mantener a sus hombres al margen de las presiones externas… Algo que será complicado, porque la actual dirección deportiva de Ferrari ha cometido algunos errores de gestión en los últimos años de los que no van a poder evitar que se hable en 2012:

1- No perdonar el más mínimo error. En 2011, tras el Gran Premio de España, Ferrari sustituyó a Aldo Costa por Pat Fry en el cargo de director técnico. La evolución que llevaron a Barcelona no funcionó, y el despido de Costa fue fulminante, una decisión drástica, teniendo en cuenta que Costa también ha tenido muchos aciertos: Era un hombre que llevaba mucho tiempo en la escudería, diseñando bólidos como el que permitió a Kimi Raikkönen proclamarse campeón en 2007. Decisiones bruscas como su cese han contribuido a desestabilizar al equipo, y este año no es una excepción.

2- Descuidar la simulación: Cuando se permitían los tests durante la temporada, Ferrari probaba sus evoluciones en Fiorano, pero un buen día estos entrenamientos se prohibieron para ahorrar costes: «Otros equipos que no tenían el lujo de abrir su puerta de atrás y sacar a rodar el coche, concentraron más recursos en mejorar la simulación y avanzar en ese aspecto, así que nosotros vamos a la zaga», explica Pat Fry. Un gran problema para Ferrari, teniendo en cuenta que sus máximos rivales, Red Bull y McLaren, han conseguido monoplazas astronómicamente rápidos, simplemente con sus simulaciones informáticas.

3- Diseñar sin criterio: En 2011, los ingenieros de Ferrari fueron acusados de haber sido demasiado conservadores y de no haber tenido ninguna idea original, como sí tuvo Red Bull con su difusor soplado. En 2012 quisieron corregir este error… y Ferrari ha pasado al extremo opuesto, con una configuración de la suspensión delantera única en la parrilla. Esto les ha metido en un jardín del que aún no tienen claro cómo salir, sin lograr una puesta a punto del coche que les permita competir por el mundial. De hecho, cuando fue presentado el nuevo monoplaza, el equipo parecía estar más preocupado por demostrar que había arriesgado… que por que el coche fuera rápido: «Nadie nos puede acusar de haber sido tímidos en el diseño», continuó Tombazis. Ahora pueden pagar caro este error.

4- Errores de principiantes: Ferrari ha admitido repetidas veces que el F2012 no ha alcanzado los objetivos que se proponían, pero en primer lugar tenían que haber sido mejor definidos. El equipo se centró con este coche en acabar con los problemas que tenían para calentar sus neumáticos… De hecho, se ha llegado a rumorear que ahora los sobrecalientan. Descuidando otros aspectos: Por ejemplo, ahora su principal problema es la falta de carga aerodinámica, vital para ganar tiempo en curvas rápidas. Cuando hay menos carga, el coche se pega menos al asfalto y el piloto tiene que levantar el pie en ellas y perder más tiempo…

5- No sacar el máximo partido del túnel de viento: Ferrari cuenta con dos túneles de viento, uno en Maranello y otro en Colonia -el que antiguamente utilizaba Toyota-. Tras el Gran Premio de China 2011, en el que la actuación de Alonso fue un discrto túnel de viento, Ferrari detectó un error en la correlación entre los datos que daba el túnel de Maranello y los que comprobaban en pista.   Si hubieran escuchado las declaraciones de Pat Fry en febrero, los tifossi se habrían temido con antelación los problemas que ya está sufriendo el equipo: «Hemos mejorado, pero no somos perfectos…». Unas declaraciones que ya evidenciaban que Ferrari no estaba en el buen camino.

Ahora, Ferrari cuenta con cuatro carreras antes del primer GP europeo -el 13 de mayo en Barcelona– para enmendar sus errores -se habla incluso de que podrían estar preparando un nuevo chasis- para disponer por fin de un monoplaza capaz de darle el tercer título a Fernando Alonso. ¿Lo conseguirá? Según los expertos, dependerá de que sus rivales directos, Red Bull, McLaren y Mercedes, no saquen una ventaja aplastante en las primeras carreras.