El nuevo Hyundai Kona 2021 a prueba: ¿cuánto mejora con el restyling?

20 El nuevo Hyundai Kona 2021 a prueba: ¿cuánto mejora con el restyling?
Fotos: Hyundai Kona 2021 a prueba
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso

Lanzado en 2017, el Kona es uno de los modelos más importantes para Hyundai y, de hecho, fue su modelo más vendido en 2020. Ahora se renueva para seguir algunos años más siendo un éxito de ventas.


A simple vista hay varios cambios evidentes en el nuevo Hyundai Kona, que recibe un apropiado restyling de cara a afrontar los próximos años en un segmento del mercado que cada vez es más competitivo, con importantes rivales como el Seat Arona, Skoda Kamiq, Peugeot 2008, Renault Captur, Kia Stonic, Nissan Juke o VW T-Cross, por citar sólo una parte de la extensa competencia.

A nivel estético, podemos apreciar una nueva parrilla, paragolpes, faros, pasos de rueda, llantas y pilotos traseros. Además, en el frontal se ha reubicado el logo de Hyundai y la carrocería pasa a estar disponible con diez colores diferentes, la mitad de ellos nuevos y todos combinables con el techo en otro color, si así se desea. Los nuevos paragolpes hacen crecer al Kona en 40 mm de largo, alcanzando los 4,20 metros de longitud.

Hyundai Kona 2021 interior

Dentro, el nuevo Kona puede equipar un cuadro de mandos virtual de 10,25″, idéntico tamaño al de la pantalla central del salpicadero. También es nueva la consola central y el freno de mano eléctrico es de serie en todos los acabados menos en el más básico. Hablando de esto último, los acabados disponibles son Klass, Maxx, Tecno, Style y N Line. Este último, de aspecto deportivo, es nuevo en la gama. Por lo demás, el Kona conserva una agradable sensación en el interior, donde sin destacar en calidad o refinamiento, sí transmite solidez de materiales y sensación de durabilidad. Tiene numerosos huecos portaobjetos y por habitabilidad está en la media de su segmento, lo mismo que por maletero, aunque en este restyling se ha aprovechado para aumentarlo hasta los 374 litros (antes, 361 L).

Por su parte, la versión eléctrica (arriba) luce algunos aspectos exclusivos, sobre todo en el frontal, de diseño propio. También se distingue por las llantas, el paragolpes posterior, o las protecciones de los pasos de rueda, que van pintadas en el color de la carrocería. En el caso del Kona eléctrico, el maletero sufre una leve merma de capacidad, quedándose en 332 litros. Y un aspecto importante de esta versión es que incluye el punto de carga gratis, así como la cesión de coche de sustitución con motor de combustión si el cliente lo necesita.

En la gama de motores hay bastantes cambios, sobre todo por la introducción de un sistema de microhibridación de 48V en los motores 1.0 T-GDI de gasolina y 1.6 CRDI diésel. Además, desaparece el diésel de 115 CV, la motorización 1.0 T-GDI ahora puede combinarse con cambio automático, y el propulsor más potente de la gama, que es el 1.6 T-GDI, pasa de 177 CV a 198 CV. Se mantiene la tracción total en algunas versiones, un elemento diferenciador del Kona respecto a la competencia.

Hyundai Kona rojo trasera

Comenzando por los gasolina, de momento hay dos: un 1.0 T-GDI de 120 CV disponible con microhibridación o sin ella (en este segundo caso con cambio manual o automático) y el previamente mencionado 1.6 T-GDI de 198 CV, que sólo está disponible con cambio automático y tracción total. A finales de 2021 se incorporará la versión deportiva N con motor 2.0 turbo de 280 CV. La única alternativa diésel corresponde al 1.6 CRDI de 136 CV con microhibridación y dos configuraciones a elegir: cambio manual y tracción delantera, o cambio automático y tracción total. También hay un híbrido convencional (1.6 GDI de 141 CV) y dos eléctricos de 136 y 204 CV. El primero de ellos tiene una batería de 39,2 kWh con la que homologa 305 km de autonomía, mientras que el segundo dispone de una de 64 kWh con la que anuncia 484 km de autonomía.

En el momento de la presentación a prensa de este modelo, la versión que pudimos probar fue una de las nuevas: el Kona 1.0 T-GDI 48V. En esencia, el motor es el mismo que el del Kona previo al restyling, aunque con distribución variable. La adición del sistema eléctrico de 48V no se aprecia demasiado en marcha, pero reduce el consumo en torno a un 5%. Este motor 1.0 T-GDI ofrece un buen rendimiento y un bajo nivel de vibraciones para ser tricilíndrico. A cambio, no es el más frugal entre los de su clase, con un consumo que, en esta versión microhíbrida, ronda los 7,0 L/100 km en ciclo combinado.

Hyundai Kona 2021

En lo referente al chasis, el Kona sigue siendo un pequeño SUV bastante agradable de conducir en cualquier circunstancia. Presenta una correcta estabilidad, es fácil de llevar, otorga confianza al conductor y su suspensión ofrece un buen compromiso entre firmeza y balanceo. De hecho, es tirando a dura, pero ni resulta seca ni compromete el confort, que es bastante convincente. Hay otros modelos de su segmento más ágiles y entretenidos de conducir, como el Audi Q2 o el Seat Arona, pero el Kona es uno de esos vehículos que gusta conducir y que no resulta malo en ningún aspecto.

Así las cosas, todo apunta a que el nuevo Kona seguirá siendo uno de los modelos preferidos por los clientes dentro de su segmento. Además, refuerza su aspecto ecológico manteniendo las versiones híbridas y eléctricas e introduciendo la microhibridación. De hecho, los planes de Hyundai pasan por estar comercializando 12 modelos eléctricos en 2025. ¿Su precio de partida? 20.590 euros para la versión 1.0 T-GDI Klass.

Maletero Hyundai Kona 2021

Ficha técnica Hyundai Kona 1.0 T-GDI 48V Tecno (25.290 euros)

  • Motor: Gasolina, 3 cilindros en línea, turbo, 998 cc
  • Potencia: 120 CV a 6.000 rpm
  • Par: 172 Nm a 1.500-4.000 rpm
  • Transmisión: Manual, seis velocidades
  • Tracción: Delantera
  • Peso: 1.265 kg
  • Dimensiones (m): 4,20 x 1,80 x 1,56
  • Maletero: 374 L
  • 0-100 km/h: 11,9 segundos
  • Velocidad máxima: 180 km/h
  • Consumo: 6,0 L/100 km

 

Hyundai Kona