El chasis de esta berlina utiliza elementos del Skoda Octavia y del Volkswagen Passat. La nueva generación de esta modelo ofrece, como novedad mundial, un original y práctico portón trasero de abertura variable y un maletero de gran capacidad. En un principio está disponible con tres niveles de acabado, una mecánica de gasolina y dos turbodiesel.

Skoda Superb, a la venta

Skoda Superb, a la venta
Autofacil
Autofacil


No es el primer Superb
En los años treinta y cuarenta ya existía un coche con el nombre de Superb que le dio prestigio al fabricante Checo, pero no fue hasta 2001 cuando se lanzó de nuevo esta berlina, que supuso un regreso a un segmento del mercado que había estado descuidado durante la difícil época de la economía comunista. De esta generación se han vendido alrededor de 130.000 unidades.

La tercera generación del Superb crece en habitabilidad
El nuevo Škoda mide 4.838 milímetros de longitud, 1.817 milímetros de ancho y tiene una altura de 1.462 milímetros. A pesar de ser casi idéntico en cuanto a longitud total que su predecesor, el Superb supera las ya generosas medidas interiores del modelo anterior en casi todos los aspectos gracias a la disposición transversal del motor. Esto empieza en la parte delantera, donde se ha ganado espacio reubicando el cambio mientras que el túnel central se ha diseñado de una forma mucho más ágil. En la parte trasera, el espacio para las rodillas ha aumentado en 19 milímetros para ofrecer a los pasajeros un nivel de comodidad único.

A ello se añade la gran capacidad de la guantera. También existe otro espacio pensado para almacenar objetos a la izquierda del volante que se añade a los de las puertas, los posavasos del túnel central y las bolsas portaobjetos situadas en la parte posterior de los asientos delanteros.

Twin-door: un portón único en el mundo
Aunque el diseño ha conservado el concepto tradicional hatchback, el Superb tiene una nueva puerta trasera que prácticamente no pone límites al tipo de objetos que pueden transportarse en el maletero.

El sistema de apertura variable del maletero “Twin-door”, único, diseñado y patentado por los ingenieros de Škoda, ofrece una solución sumamente práctica, funcional y bien resuelta. Si es necesario, se puede abrir únicamente la puerta del maletero, con un simple movimiento de mano, para situar en su interior objetos pequeños. En caso contrario y mediante el accionamiento de un interruptor situado en el marco de la puerta, el conductor del Superb puede, mediante un mecanismo electromecánico, levantar la cubierta del maletero junto con la luna trasera para poder cargar artículos mucho más voluminosos. La tercera luz posterior se enciende brevemente para indicar que los motores eléctricos han bloqueado el mecanismo de cierre. Gracias a este novedoso mecanismo, la obertura posterior prácticamente dobla su tamaño.

Más maletero
Cuando los respaldos de los asientos traseros están en posición vertical, el maletero puede albergar 565 litros de equipaje – 85 litros más que su predecesor – y si éstos se reclinan, el volumen se incrementa hasta los 1.670 litros -un volumen que incluso los coches familiares de este segmento apenas pueden igualar-.

Bajo la base del maletero existe más espacio para almacenar objetos personales y por debajo está la rueda de repuestos (excepto en las versiones GreenLine, que tienen un kit de reparación de pinchazos). Hay distintos huecos en los laterales para asegurar los objetos, mientras que los ganchos plegables crean el espacio perfecto para las bolsas de la compra.

Tiene elementos del Octavia y del Passat
El chasis del Superb utiliza la estrategia modular de Škoda con módulos de los bastidores del Octavia (Golf) y el Passat. Škoda ha tomado dichos módulos y los ha adaptado añadiéndoles nuevos elementos para dotar al coche de un carácter de conducción propio. La suspensión delantera McPherson anclada en un eje de aluminio, proporciona mayor cinemática y reduce el peso del eje. El Superb cuenta con un nuevo sistema de coordinación entre los sistemas ABS y ESP.

Estrena en el Grupo VW la iluminación inteligente AFS

La mejorada visibilidad no sólo es el resultado de las generosas dimensiones de la luna delantera y el notable aumento del tamaño de los retrovisores del Superb, también el nuevo sistema de alumbrado tiene buena parte de responsabilidad. El AFS (sistema adaptable de alumbrado delantero) mejora notablemente la visibilidad frente al coche adaptándose a la conducción, y permite al conductor reconocer obstáculos en el camino con más antelación para poder reaccionar más rápido ante ellos.

En conducción urbana, a velocidades entre 15 y 50 km/h, el diámetro del haz de luz se amplia para proporcionar mejor iluminación del borde de la ruta. Además, en velocidades lentas, se activan el alumbrado de ciudad y la iluminación en curva de los faros antiniebla.

A altas velocidades y conduciendo por autopista (a 90 km/h o más), se activa la función de luz de autopista. Con este modo, el control electrónico dispone los faros de modo que el carril de nuestra izquierda también esté iluminado. Además, el haz de luz se levanta ligeramente para iluminar una mayor distancia. El tercer modo de funcionamiento del AFS es similar a la función actual de la iluminación de cruce. Esta función se activa en carreteras locales entre los 50 y los 90 km/h. El AFS también posee una función de iluminación de curvas que se activa a partir de los 10 km/h.

Hay un ajuste especial para conducir en condiciones de lluvia que reduce el reflejo de la luz en las gotas de agua y, además, el sistema de alumbrado frontal puede ser adaptado para viajar por países donde se conduce por la izquierda, de modo que no deslumbra a quienes circulan en sentido contrario. Con este ajuste, el sistema de alumbramiento en curva se desactiva. En el Škoda Superb, el AFS se combina con faros Bi-Xenón.

ESP de serie en todas las versiones
En función del nivel de equipamiento y versión, se dispone de hasta nueve airbags. Los dos airbags frontales junto con dos laterales y los de cabeza delanteros y traseros ofrecen una protección global. El airbag de rodilla para el conductor y los laterales de la parte trasera, son completamente nuevos. Los sistemas ESP y ABS junto al asistente de frenada, forman parte del equipamiento de serie. La función del asistente de arranque en pendiente facilita la puesta en marcha del vehículo y evita que este se vaya hacia atrás cuando se quita el freno.

Tres propulsores, de momento
En el lanzamiento se puede escoger entre un motor de gasolina y dos de gasoil. Todos ellos funcionan con inyección directa de combustible. El motor de entrada de la gama diesel es el 1.9 litros TDI de 105 CV y un par motor de 250 Nm a 1.900 rpm. Con un consumo medio de combustible de 5,7 litros a los 100 kilómetros, ofrece un alto nivel de ahorro así como un carácter ecológico ya que las emisiones de CO2 son de 151 g/km. A pesar de ello, sus prestaciones son impresionantes: este modelo alcanza una velocidad máxima de 190 km/h y acelera de 0 a 100 en 12,5 segundos. El cambio manual de cinco velocidades transmite la potencia a las ruedas delanteras.

El siguiente nivel de potencia en la gama diesel es el 2.0 TDI de 140 CV. Su par máximo es de 320 Nm, entre las 1.800 y las 2.500 rpm, suficiente para acelerar de 0 a 100 en 10,2 segundos y proporcionar una velocidad máxima de 207 km/h. El consumo combinado es de 5,9 litros a los 100 kilómetros. Las emisiones de CO2 son de 155 g/km.

Más adelante se ofrecerá un 2.0 TDI de 170CV que genera un par de 350 Nm entre las 1.750 y 2.500 rpm. El consumo es de 6,0 litros a los 100 kilómetros en ciclo combinado y las emisiones de CO2 se sitúan en los 159 g/km. La velocidad máxima es de 222 km/h y acelera de 0 a 100 en 8,8 segundos.

Los dos motores diesel más potentes se combinan con una caja de cambios manual de seis velocidades, aunque también está disponible la caja de cambios automática DSG de seis velocidades. Todas las versiones cuentan con filtro de partículas diesel de serie.

El primer motor de gasolina que se comercializará en esta generación del Superb será el 1.8 TSI de160 CV y un par motor de 250 Nm entre las 1.500 y las 4.200 rpm, que logran una velocidad punta de 220 km/h. La aceleración es rápida, precisando sólo 8,6 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, con un consumo combinado de 7,6 litros a los 100 kilómetros y unas emisiones de CO2 situadas en los 180 g/km. Como alternativa al cambio manual de seis velocidades, el modelo 1.8 TSI también puede complementarse con un cambio automático DSG de siete marchas.

Con posterioridad se sumarán los siguientes: El TSI 1.4 litros de cuatro cilindros, 125 CV y un par motor máximo de 200 Nm entre las 1.500 y las 4.000 rpm. Necesita 10,5 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h, mientras que la velocidad máxima alcanzada es de 201 km/h. El consumo es de 6,6 litros a los 100 kilómetros y la emisión combinada de CO2 está situada en los 157 g/km.

El motor más potente será el nuevo 3.6 FSI V6 de 260 CV y un par máximo de 350 Nm, entre 2.500 y 5.000 rpm. Su consumo combinado es de 10 litros a los 100 kilómetros, mientras que las emisiones de CO2 alcanzan los 238 g/km. El motor más potente de la gama lleva al coche de 0 a 100 en sólo 6,5 segundos, con una velocidad punta de 250 km/h. El 3.6 FSI V6 se suministra exclusivamente con cambio DSG automático de seis velocidades y tracción a las cuatro ruedas –utiliza un embrague Haldex de cuarta generación que en conducción normal envía el 100% de la potencia al eje delantero pero si es necesario la transme a las ruedas traseras-.

Puede llevar Park Assist
La dotación de los tres acabados, Comfort, Ambition y Elegance, puede incluir –según versiones-: sensor de lluvia, asistente de luces, faros Bi-xenon con función AFS, sensor de presión de neumáticos, asistente de arranque en pendiente o asistente de aparcamiento Park Assist, que trabaja con un sistema de sensores 4/8.

La gama de prestaciones ofrecidas en el Superb incluye un sistema de navegación de última tecnología con pantalla táctil y una unidad de almacenaje en disco conectada a un equipo de audio de última generación con poderosos altavoces, lector de CDs con MP3 y conexión para dispositivos externos o tarjetas de memoria.

El Superb cuenta también con todo un conjunto de accesorios de probada eficacia como, por ejemplo, el espacio de almacenamiento impermeable para paraguas que está situado en el panel interior de la puerta trasera izquierda. Un sistema de drenaje expulsa el agua de lluvia por lo que el paraguas se convierte en “auto-secante”. Con la puerta cerrada, el compartimiento para el paraguas es invisible.

Precios
1.9 TDI Comfort: 22.840 euros
2.0 TDI Comfort : 25.340 euros
2.0 TDI Comfort DSG : 29.090 euros
1.8 TSI Ambition : 26.040 euros
1.9 TDI Ambition : 24.440 euros
2.0 TDI Ambition : 26.340 euros
2.0 TDI Ambition DSG : 30.090 euros
1.8 TSI Elegante: 28.590 euros
2.0 TDI Elegante: 28.890 euros
2.0 TDI Elegance DSG: 32.640 euros