¿A qué velocidad salta el radar? Consejos para evitar multas

img3437
¿A qué velocidad salta el radar? Consejos para evitar multas
Nicolás Merino
Nicolás Merino
Los distintos tipos de radar ubicados en las carreteras de nuestro país tienen diferentes parámetros para detectar el exceso de velocidad. Descubre a qué velocidad saltan y sigue estos consejos para evitar la correspondiente multa.


Es uno de lo grandes interrogantes para la mayoría de españoles, ¿a qué velocidad detectan los radares el exceso de velocidad? Pues bien, esta detección va a depender de multitud de factores tales como el tipo de radar, la velocidad máxima permitida, o bien por la precisión del radar en sí. El objetivo es establecer el mayor margen de error posible para evitar una avalancha de recursos a las posibles multas que puedan llegar. Te ponemos al día sobre las velocidades a la que los distintos radares saltan.

Tipos de radares

Radar fijo

Con el paso del tiempo, la DGT ha ido actualizando la base de radares en las carreteras españolas, contando también con los radares específicos de los que hacen uso la policía o la Guardia Civil. Nos encontramos pues con varios tipos:

Radares fijo: están colocados en arquetas, carteles de información o postes. Para velocidades de hasta 100 km/h, estos radares cuentan con 5 km/h de margen. Para más de 100 km/h, los radares se calibran con un 5% de margen.

Radares móvil: están colocados en coches de policía o de la Guardia Civil —pueden ser vehículos oficiales o camuflados—. Para velocidades que no sobrepasen los 100 km/h, hay 7 km/h de margen. Para más de 100 km/h, se aplica el 7% de margen.

Radares de tramo: son aquellos que calculan la velocidad media de un tramo de la carretera gracias a la obtención de imágenes al principio y al final del mismo. Para velocidades de hasta 100 km/h, 10 km/h de margen. Para velocidades superiores a 100 km/h, 10% de margen.

Helicóptero Pegasus: pueden captar imágenes a 300 metros de altura y a 1.000 metros de distancia. No solo detectan los excesos de velocidad, también están preparados para detectar otras infracciones como no hacer uso del cinturón de seguridad. Para velocidades de hasta 100 km/h, 10 km/h de margen. Para más de 100 km/h, 10% de margen. La DGT cuenta con 7 unidades. El Pegasus hace gala de un radar aéreo, de origen militar y fabricado por la empresa canadiense Wescam. En concreto, está compuesto por dos cámaras que trabajan a la vez: la primera es panorámica y se encarga de seguir el movimiento de un vehículo y determinar su velocidad; mientras que la segunda, que cuenta con un teleobjetivo de largo alcance, sirve para visualizar la matrícula del mismo.

Velocidades máximas permitidas

Radar móvil

La teoría está muy bien, pero nada mejor que la práctica para evitar la consiguiente sanción administrativa. No sin antes recalcar que el mejor consejo que te podemos dar es que no excedas, bajo ningún concepto, el limite de velocidad establecido en la vía. No solo evitarás la multa, también circularás de forma más segura.

Otro consejo verdaderamente útil es conocer la base de radares, así como la velocidad máxima permitida de la vía. Para ello, lo más recomendable es consultar nuestro buscador de radares, donde encontrarás la ubicación de los mismos, la velocidad a la que saltan y el sentido en el que están colocados. No solo están recogidos los fijos; también los móviles, de tramo, incluso de cinturón o de semáforo.

En el caso de los radares móviles, la DGT estipula que, a velocidades inferiores a 100 km/h, el radar no saltará hasta que dicha velocidad no se exceda en 7 km/h. Es decir, si se circula a 70 km/h, hasta los 78 km/h no saltará el radar. Si hablamos de un radar fijo, y siempre que no superemos los 100 km/h, el margen será de 5 km/h. Si vamos 90 km/h, el radar no saltará a menos que se pase a 96 km/h.

En el caso de los radares colocados para detectar excesos de velocidad superiores a 100 km/h —normalmente colocados en autopistas y autovías—, un radar móvil no saltará hasta los 128,4 km/h (aplicando el 7% de la velocidad excedida). Mientras que uno fijo saltará a los 126 km/h (aplicando el 5% de la velocidad excedida).