Llega San Valentín

Autocaravanas: Cuatro escapadas para San Valentín

00escapadassanvalentin
Autocaravanas: Cuatro escapadas para San Valentín
Manuel Horcajo
Manuel Horcajo

Una de las principales ventajas de viajar en autocaravana es que nos proporciona la posibilidad de amanecer en rincones extraordinarios después de un buen descanso nocturno.


En ese sentido, son la envidia de alojamientos al uso, como hoteles o apartamentos, y en fechas como San Valentín, cuando es frecuente lanzarse a la aventura romántica, más aún.

Dormir bajo las estrellas de un rincón a los pies de un río, frente a un bosque o junto a un paisaje excepcional es privilegio de quienes viajan en autocaravana. Por eso, y porque la naturaleza es seguramente el lugar de descanso más romántico que podamos encontrar, celebrar San Valentín es siempre un acierto para los amantes del mundo del caravaning. Estos cuatro planes son perfectos para esta fecha:

Al calor de las termas

La buena compañía siempre es bien recibida en lugares de relax como balnearios o spas. Pero si además nos encontramos al aire libre, en plena naturaleza, frente a un río y un bosque como sacado de las páginas de un cuento, más aún. Ese lugar existe: hablamos de las termas ourensanas de Prexigueiro, un oasis de paz y buenas sensaciones que tiene ya una buena legión de adictos.

Se encuentra a unos 5 kilómetros de Ribadavia, una de esas localidades que no tiene desperdicio: cuenta con un antiguo barrio judío, un castillo, el convento de Santo Domingo, un casco antiguo levantado en piedra con serpenteantes callejuelas llenas de sorpresas… Y además, esta localidad, que fue la antigua capital del Reino de Galicia, es famosa por su estupendo vino Ribeiro.

A la hora de descansar, tampoco tenemos que alejarnos del lugar: encontraréis una estupenda área de descanso en la propia Ribadavia

02 ruta molinos de viento 01

De molino en molino

Los molinos aparecen siempre en historias extraordinarias donde tienen un papel fantástico, y es que todo lo que les rodea tiene algo de mágico. Por eso seguir la ruta de los molinos de viento que une Mota del Cuervo con Campo de Criptana y Consuegra es todo un espectáculo que merece la pena. Especialmente si hacemos coincidir alguna de estas paradas con el atardecer, cuando todo se tiñe de un color imposible y los molinos lucen aún más espléndidos.

Ya que estamos en estas extraordinarias tierras, no podemos dejar de probar la gastronomía manchega, todo un homenaje a la sencillez y la buena materia prima donde se mezclan el campo, el monte y la huerta. Incluso podemos disfrutar de una comida en El Gastromolino, un restaurante que ha abierto sus puertas en uno de los once antiguos molinos de viento que coronan el Cerro Calderico de Consuegra (Toledo).

Precisamente en esta localidad podemos descansar y disfrutar de todas las comodidades de nuestra autocaravana estacionando junto al castillo de Consuegra, con vistas a los molinos, los montes de Toledo a lo lejos y la llanura manchega a nuestros pies. Todo un lujo.

03 maestrazgo 02

Conociendo El Maestrazgo

Un buen plan para un 14 de febrero – aunque también para cualquier otra fecha – es adentrarse en los pueblos de la comarca de El Maestrazgo, entre Valencia y Teruel, donde el tiempo parece detenerse para nosotros, para que disfrutemos de desconectar de la rutina.

Allí nos aguardan senderos a través de los que explorar la naturaleza, bodegas centenarias, pueblos repletos de sorpresas y hasta arte rupestre que se remonta a la prehistoria. Por supuesto, no podemos marcharnos de esta zona sin probar sus famosos quesos con un buen vino de la tierra.

Cuando llegue la hora del descanso, un buen lugar es el área de autocaravanas de Morella, donde además podemos visitar el espectacular casco antiguo que corona su castillo.

04 parque donana 02

Por el Parque Nacioanl de Doñana

Para quienes prefieran en esta fecha disfrutar de la naturaleza salvaje a lo grande, nada mejor que un viaje al Parque Nacional de Doñana. Allí podrán contemplar estampas únicas entre marismas, bosques, dunas y playas. Un pequeño paraíso del que disfrutan especialmente los amantes de los animales: es el hogar de más de 300 especies de aves y de más de una treintena de especies de mamíferos, entre los que el lince ibérico es el rey. La visita a este parque es toda una experiencia con la que sorprender, y sorprenderse.

Cuando caiga la tarde y sea hora de dis frutar del descanso en nuestra autocaravana, tenemos una buena opción a las puertas del parque, en la Aldea de El Rocío, donde encontraremos el camping de la Aldea.