Plan de fuga

Ceará (Brasil), un país tropical

brcj1015 1
Ceará (Brasil), un país tropical
Teresa Ordas
Teresa Ordas
Brasil, lalaralá Brasil, ya estás en samba con solo leer su nombre. Brasil. Es Febrero. Carnaval en Río. Suenan tambores de batucada pero nuestro Plan de fuga te lleva al silencio de las dunas de Cumbuco y Jericoacoara desde Fortaleza. "¡Mas que beleza!".


Elegir una sola ruta para el éxtasis del 4×4 en el país más extenso de América del Sur, el quinto más grande del mundo, «abençoado por Deus e bonito por natureza», según cantaba Jorge Ben Jor, no es tarea fácil. Así que hemos optado por irnos a la otra punta del Sambódromo de Río. Plan de fuga total, al nordeste del país, volando hasta Fortaleza para que desde allí ruedes por los parajes espectaculares de Cumbuco y Jericoacoara, donde las dunas, el mar, las lagunas y el viento han construido el refugio de los amantes del 4×4 y el kitesurf. Aunque nada impedirá que la música siga sonando pese a las bocanadas de silencio que te va a proporcionar el paraíso.

1ª Etapa. Fortaleza

Fortaleza es la capital del estado de Ceará y, como su propio nombre indica, es poderosa. Yo apunto que en hechuras y fiestas. Lo vas a ver en la extensión y porte de los altos edificios de su cornisa playera y en el ambientazo nocturno de la ciudad. Es sugerente y regala playas como las de Iracema, Bohemia y Fiestera. De las playas urbanas la mas frecuentada es Do Futuro.

PLAn de fuga: Ceará (brasil)

La Avenida Beira Mar esta repleta de bares y kioscos y ahí tienes para comer, sin dudarlo, el Coco Bambú, con terraza con vistas y unas raciones enormes de camarones con queso que hacen que se te salten las lágrimas. Hay muchos centros comerciales muy buenos para las compras y también singulares, como el Centro de Turismo de Ceara, una antigua cárcel que ahora descubre la riqueza cultural y artesanal del noroeste de Brasil.

PLAn de fuga: Ceará (brasil)

Al atadecer, el lugar clásico de encuentro es la «Ponte Metálica» en la playa Iracema. Y, por la noche, una buena opción para un despistado como tú puede ser El Bar Pirata. Va a estar lleno de turistas, pero lleno, al fin y al cabo. Los lunes hay espectáculos y ahí baila hasta el apuntador. Muy divertido. Y los domingos el plan es parecido en el Club Mucuripe. Para dormir la fiesta y despertar con bocanada de mar que ni el Alka-Seltzer, la mejor opción es el Hotel Gran Marquise.

PLAn de fuga: Ceará (brasil)2ª Etapa. Cumbuco

Salimos para Cumbuco en una ruta corta de poco más de 30 kilómetros por la carretera de la costa. Vamos en paralelo a las playas de dunas de Pacheco, una localidad de cocoteros y mar agitado, Icarai, que cuenta con balneario, y Tabuba, espléndida para el senderismo por arena.

Cumbuco es un destino famoso para los amantes del todoterreno y para los amantes del viento, que incluso van de la mano. En 2011 fue final del Rally dos Sertões, el segundo evento offroad más importante del mundo. Y su mayor gloria sopla durante todo el año con tal regularidad e intensidad que han convertido esta costa en el mejor spot de kitesurf de América. Palabras mayores. Aquí tienes garantizado el cardado y el ambientazo. Los mejores kiteriders del mundo entrenan durante largas temporadas en Cumbuco, en una de las mas famosas «lagoas» junto al mar de Brasil: Cauipe.

Enrique Almenara, un joven español que decidió en 2007 ir para allá y montar su propio negocio en este paraíso, se ha convertido en una referencia para todos los viajeros españoles que visitan la zona. Furaifun, su pousada, está en la misma playa y es un lujo que inunda el espíritu de ideas locas sobre dejarlo todo para perderse por ahí. Terraza playera, piscina de agua dulce, vistas espectaculares y OnnaBeach su restaurante de cocina mediterránea a pie de ola donde descubrir que la paella con langosta y camarones recién pescados sabe a samba. En la zona probarás la feijoada, judias pintas con cerdo, los pescados aún casi en la red, como el Pargo, carnes como la Picanha, sin olvidar el agua de coco, y la cachaça que podremos encontrar en las numerosas barracas del camino.

PLAn de fuga: Ceará (brasil)Instalado en Furaifun descubrirás que el norte de Brasil proporciona cientos de kilómetros para rodar sobre la playa. Según Enrique Almenara, uno de los coches mas famosos es el Troller, un 4×4 totalmente brasileiro que se fabrica en Fortaleza. Pero también tendrás que probar algún tramo en auténticos buggies, con motores del Volkswagen escarabajo y ruedas de avioneta.

Aquí el plan es viajar así, siguiendo a los riders navegando y surfeando olas durante 4 o 5 días mientras los 4×4 de apoyo les acompañan por la arena de la playa. Se viaja con tablas de surf, cometas y una buena nevera cargada de papayas, mangos o bananas cogidos de los arboles por la mañana. Y el paisaje te lleva a sortear lagunas, ríos que se atraviesan subiendo los coches en balsas, a rodar cientos de kilómetros por arenas de playas aún salvajes. El paisaje embriaga y depara sorpresas como el rescate de tortugas gigantes y la compañía de caballos y burros salvajes, entre otros muchos animales.

Luz tropical. Dejando atrás Cumbuco nuestra aventura se interna en un mundo de luz y color, viento y arena. Un paraíso para los fotógrafos y los amantes del todoterreno y la navegación a vela, ya sea en las típicas Jangadas, en tablas de windsurf o en los cada vez más ubicuos kitesurf. Si deseas aprender esta fórmula de disfrutar del mar, puedes apuntarte a los cursos que organiza el kitesurfista español Liam Whaley. Si solo quieres todoterreno, también hay rutas.

3ª Etapa. Jericoacoara

O Jeri para los amigos. A este lugar le perdió la fama. Eso dicen: que su nombre salió mencionado en el Washington Post como una de las diez mejores playas del mundo y fue el acabose. Es chic y snob pasar por aquí pese a su difícil acceso. Tenemos 272 kilómetros hasta adentramos en el Parque Nacional de Jericoacoara. Nosotros tenemos la suerte de que, debido a sus calles de arena, sólo es posible el acceso en moto o en 4×4, así que los antiguos Toyota Bandeirante (FJ 40) y Jeep Willys son parte del paisaje al igual que las pickup Hilux y las nuevas y potentes Toyota SRV.

PLAn de fuga: Ceará (brasil)

Y es que el paisaje lo componen 6.300 hectáreas de playas, manglares, lagunas, dunas e, incluso, una colina de 93 metros de altura llamada Serrote cuya base forma la Pedra Furada, una de las fotos del lugar. Una de tantas, porque yo no me perdería por nada del mundo la visita al Río Camboa de Mangue Seco, hábitat natural para el caballito de mar, ni la cita de las tardes en la gran duna contemplando la puesta de sol, con caipirinha en mano y forró (la típica música local) de fondo. Buen brindis a la vida.

jericoacoara 3

Jericoacoara podría ser un cuento. Un lugar que sigue conservando la imagen de pueblo de pescadores quefue, con el empeño de que sus casas no excedan de dos pisos y el tendido eléctrico vaya subterráneo. Poca infraestructura aparente para un lugar que, sin embargo, cuenta con numerosos hoteles y pequeñas pousadas. En las 5 estrellas está el Hurricane Jeri, hermano menor del Hurricane de nuestra Tarifa, y, en hospedajes especiales, uno de los más recomendados es el Cumelen Bed&Windusrf, un encantador lugar con tan solo dos chalets construido por Dolores Marocchi y Helio con materiales naturales y todo el confort en armonía con la belleza del entorno.

Vayas donde vayas no te olvidarás del himno de Ben Jor: «Moro num país tropical»… el sueño.
 

mapa 1MOVERTE POR CEARÁ

Lo primero, ya sabes, es llegar. Desde Madrid tienes vuelo directo a Fortaleza (con escala) a partir de 700 t. Si sales desde Río de Janeiro son tres horas y unos 400 t.

El alquiler del 4×4 lo puedes hacer en el aeropuerto de Fortaleza a partir de 50 euros diarios. En esta época llueve, pero el termómetro oscila entre los 37º de máxima y 22º de mínima durante todo el año. Para dormir en Fortaleza, la mejor opción es Hotel Gran Marquise (www.granmarquise.com.br). No llega a 150 t la noche.

En Cumbuco te lo puede organizar todo Enrique Almenara desde su pousada Furaifun donde podrás alojarte a partir 50 t por noche. Enrique, junto a Liam Whaley, es subcampeón del Mundo 2014 de kiteboarding. Estos dos españoles (Liam nació en Tarifa) organizan muchos de los Kitetrips y rutas en 4×4 que llegan hasta Jericoacoara. Equipados con Toyota Hilux y Land Rover de 9 plazas pueden llevarte a todos los puntos de interés del norte de Brasil y te proponen sumarte a las clases de kitesurf en su escuela Liam Whaley Kite Center Cumbuco Brasil.

En Jericoacoara, puedes buscar el lujo 5 estrellas del hotel Hurricane Jeri a partir de 120 t la noche o elegir el encanto de Cumelen Bed&Windusrf desde 30 t por habitación doble, desayuno incluido.

Más pistas

Fortaleza (5º05´S 39º39´W)           

Estado de Ceará, Brasil

Idioma: Portugués

Moneda: Real Brasileño. 

(1 BRL = 0,32 t; 1t = 3,15 BRL)

Huso horario: 4 h. menos que en España.