Un territorio perfecto para Tivoli SsangYong

SsangYong Tivoli Grand, mar y montaña en Castellón

SsangYong Tivoli Grand Castellon 04 Benicarlo
SsangYong Tivoli Grand, mar y montaña en Castellón
Pedro Madera
Pedro Madera

Entre tanto pueblo con encanto se encuentran en Castellón auténticas joyas rurales que bien podrían hacerle decidir a uno dejarlo todo y comenzar de nuevo. Tanto, que ya son cuatro sus pueblos que figuran oficialmente en la lista de los “Pueblos más bonitos de España”. Qué más razones se necesitan para aterrizar en esta provincia valenciana a bordo de nuestro SsangYong Tivoli Tivoli Grand y disfrutar de la magia y hospitalidad de esta tierra.

SsangYong Tivoli Grand Castellon 14 Benicarlo

Benicàssim es el punto de partida desde el que conoceremos mejor los secretos del litoral castellonense, antaño escenario del Cid Campeador. Una ciudad abanderada de la música y las banderas azules que ondean en sus siete playas, orgullosa de ser la Biarritz mediterránea por las constantes visitas de la burguesía de Valencia y Castellón a finales del siglo XIX y principios del XX. Disfrutar de un Thalasso Clinic & Hotel como El Palasiet o poder llegar al Restaurante Club en bicicleta para disfrutar de sus Buñuelos de Bacalao con Borraja es todo un aliciente.

Despedirse de Benicàssim y coger la carretera más larga de la Península, la N-340, confiere al conductor la seguridad de llegar a Oropesa del Mar, destino eminentemente playero y muy familiar. Los enamorados de la vida marina y los paraísos secretos encontrarán aquí su ritmo perfecto gracias al submarinismo y el arribe en la reserva natural de las islas volcánicas Columbretes.

SsangYong Tivoli Grand Castellon 20 Benicassim

Si para el siguiente alto en el camino se deben rodear por el norte los preciosos Parques Naturales de Prado de Cabanes, Torreblanca y el de la Sierra de Irta, uno sabe que lo que le espera merece la pena. Esa mezcla de camino, carretera y playa nos acerca al paraíso castellonense sin caer en el tópico.

SsangYong Tivoli Grand Castellon 03 Peniscola

Por encima de cualquiera de estos pueblos costeros está Peñiscola. Peñíscola es la niña bonita del Mediterráneo. Literalmente, desde 2013, uno de los pueblos más bonitos de España. Y no es para menos. Sus murallas, sus calles empinadas y de fachadas blancas, su castillo templario junto a sus jardines en los que se paseó parte del séquito de Daeneris Targaryen de Juego de Tronos… Típico destino mediterráneo que resulta típico por no defraudar, pues todo en ella hace honor al disfrute.

Solo por El Langostino de Vinaròs ya merece la pena este último destino por la Costa del Azahar que recorremos hoy. La gastronomía es, sin duda alguna, la reina de su reclamo. También, sus extensos 12 kilómetros de costa que ofrecen al autocaravanista familiar un total de 26 playas y pequeñas calas de piedra. Hasta tiene una playa naturista para los más salvajes… Si a esto le unimos su huerta y un arroz con alcachofas de Benicarlo, la vida se puede ver de un modo más optimista. Disfrutar de su huerta de su Parador con las palmeras alineadas frente a la playa es uno de esos placeres que tiene un precio muy razonable.

Y después de unos días de costa, hay que mirar al interior para escapar de la arena y el sol. Adentrarnos en el paisaje mediterráneo de colinas salpicadas con bosques será la cara b de esta ruta entre playa y montaña.

SsangYong Tivoli Grand Castellon 26 Morella

La carretera N-232 es un mirador en cada curva, y la llegada a Morella su guinda. Otro de los cuatro pueblos de Castellón dentro de la lista de los “Pueblos más bonitos de España”. Un viaje al pasado en un pueblo medieval en el que íberos, romanos, árabes o cristianos han dejado huella propia. Su muralla de más de 2 km, impecable a día de hoy, parece retener el conjunto de casas que se deslizan por la ladera del castillo. En sus callejuelas del casco histórico se escuchan cantos de sirenas que encantan al que las recorre. En sus restaurantes los paladares son felices por la morellana o el potaje. Este 2022, La Organización Mundial del Turismo – OMT – lo ha premiado como uno de los mejores pueblos turísticos del mundo junto con otros 44 de 32 países.

SsangYong Tivoli Grand Castellon 31 Benissal

Más allá, sobre un enorme promontorio de 1.300 metros de altura se levanta Ares del Maestre, un pueblo de postal que permite al recién llegado una de las vistas más pintorescas de toda la comunidad levantina. Molinos, ermitas, torres, lonjas… Un pueblo muy rural, y pequeño, en el que descansar antes de llegar a destino final: Benassal. La tranquilidad de un municipio que cuenta con poco más de 1.000 habitantes es el último punto por el Alto Maestrazgo en donde la tranquilidad amaina el trote anterior. Uno no imaginaría encontrar aquí, escenario de guerras carlistas, un agua mineral que fue considerada de propiedad medicinal y declarada de utilidad pública en 1828. Gracias a ella, en 2011 se inauguró su famoso Balneario.