Vuelta al cole: cinco aspectos para que los niños viajen de forma segura en el coche

euroncap proteccion ninos
Vuelta al cole: cinco aspectos para que los niños viajen de forma segura en el coche
Nicolás Merino
Nicolás Merino
Millones de niños de desplazarán todas las mañanas en coche para acudir al colegio. Sigue estas cinco recomendaciones para que viajen con todas las garantías de seguridad.

Con motivo de la vuelta al colegio, millones de niños se desplazarán todas las mañanas para ir al centro escolar en automóvil en los próximos días. Para que estos viajes sean más seguros, la red de talleres Norauto ofrece cinco aspectos obligatorios que se deben poner en práctica para que estos vayan adecuadamente en el coche.

Los sistemas de retención infantil (SRI) son fundamentales para que los viajes de los niños en coche se realicen con total seguridad. De hecho, diferentes estudios sostienen que reducen el riesgo de lesiones en un 90%. A continuación os dejamos con los cinco puntos fundamentales.

¿Qué hacer con las sillas de coche si he sufrido un accidente de tráfico?

Silla de bebés para el coche: los errores más comunes al ajustar el arnés

1. Viajar en los asientos traseros

En los vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, los ocupantes menores de edad con una estatura inferior o igual a 1,35 m deberán viajar en los asientos traseros, empleando un sistema de retención infantil homologado adaptado a su talla y a su peso. Ojo, hay excepciones: que el vehículo no cuente con asientos traseros; que lo asientos traseros estén ocupados por otros menores con SRI; y que no se puedan instalar sistemas SRI en dichos asientos.

Resulta especialmente importante desactivar el airbag del copiloto en caso de tener que colocar un sistema de retención infantil en el asiento delantero, especialmente si van a contramarcha. En caso de no poder desactivar el airbag, es importante no colocar en ningún caso el SRI en este asiento.

Aunque la legislación actual sólo obliga a llevar SRI hasta los 1,35 m, la DGT recomienda seguir usando sistema de retención infantil hasta los 1,50 m, momento en el que el menor está preparado para llevar adecuadamente el cinturón de seguridad y que éste le quede correctamente. Es importante no pasar al cinturón de seguridad antes de tiempo.

2. SRI homologado

2012 09 14 IMG 2012 09 14 115615 p1170268
Salvo si son de tipo capazo, las sillitas deben montarse en los asientos traseros

Como se ha indicado anteriormente, el SRI debe estar homologado. Actualmente en España conviven dos normas de homologación: la R-44/04 y la R-129 (i-Size). Sólo se deben usar sillitas que cuenten con dicha aprobación, ya que esto significa que han superado unos exhaustivos niveles de seguridad.

Hay que tener en cuenta que la norma i-Size va sustituyendo poco a poco a la R-44/04. Los sistemas de retención infantil i-Size se eligen según la altura, una medida mucho más acertada y, además, han superado pruebas de impacto lateral.

3. Instalar los SRI siguiendo las especificaciones del fabricante

Hay que tener en cuenta que no todos los SRI sirven para todos los automóviles, ya que muchos sólo se instalan con anclaje isofix (sistema que minimiza el riesgo de una instalación incorrecta y aporta facilidad y sencillez en su montaje) o con cinturón de seguridad (para lo cual deben seguir detenidamente las indicaciones para no cometer fallos en su instalación y donde es muy importante que el cinturón esté bien tenso y ajustado, pasando en todo momento por las ranuras indicadas).

Además, hay que tener en cuenta que muchos SRI también disponen de Pata de Apoyo o Top Tether. Son dos sistemas anti-rotación diferentes que deben colocarse correctamente y que no sirven para todos los automóviles.

4. Asegurarse de una buena sujeción

Estas son las 7 excepciones por las que Tráfico permite circular sin llevar puesto el cinturón de seguridad

Igualmente hay que seguir las indicaciones del fabricante y hay que tener en cuenta que estos sistemas son los encargados de retener al menor dentro del SRI. Por eso, se recomienda no usar abrigos o prendas voluminosas que ofrezcan una falsa sujeción. Lo ideal es que puedan entrar dos dedos de una mano entre el cuerpo del menor y el arnés o cinturón y que no haya dobleces.

También se debe evitar colocar la mochila y otros bultos junto al menor, ya que se convierte en un objeto muy peligroso que puede salir proyectado ante un frenazo brusco o accidente. Lo ideal es dejar los objetos en el maletero.

5. Usar SRI a contramarcha

Se recomienda el uso de sistemas de retención infantil a contramarcha durante el mayor tiempo posible y, sobre todo, hasta los cuatro años de edad, ya que ofrecen una mayor seguridad en las zonas más vulnerables de los niños, como son cuello, cabeza y columna. Un espejo en el reposacabezas nos puede ayudar a vigilar al menor en nuestros viajes.

En este sentido, se recomienda revisar que el sistema de retención infantil que se tiene sigue siendo el más adecuado para el menor. Si el niño o niña ya ha superado el peso y/o altura máxima indicada por el fabricante, es el momento de pasar a una sillita de coche superior. Esto también se puede comprobar si el niño ya sobrepasa la altura máxima del respaldo. También se debe cambiar de SRI si se ha visto involucrada en un accidente de tráfico o si se ha sufrido un frenazo brusco, ya que su efectividad se puede haber visto afectada.

La compañía recuerda que los sistemas de retención infantil también se ven afectados por el paso del tiempo y su uso. Es importante que no tenga ningún elemento deteriorado como pueden ser los anclajes o el arnés.

 

0 Comentarios