Empieza la temporada de lluvias

Consejos del RACE para conducir con lluvia

visibilidad en lluvia
Con las lluvias de otoño la visibilidad en nuestro coche disminuye
Daniel Navarro
Daniel Navarro
Estamos en otoño y ya vamos hacia el invierno y, como es previsible, aumentarán los días de lluvia. Con ellos, por desgracia, aumentarán también los accidentes. El RACE, para reducir estos riesgos nos recuerda una serie de consejos para conducir bajo estas condiciones


Carreteras con charcos, baja visibilidad y peor adherencia de las ruedas sobre el firme son las tres consecuencias más evidentes de la lluvia en carretera. Con los charcos el riesgo de aquaplaning es alto. Si te encuentras una balsa de agua sujeta firmemente el volante, nunca frenes y tampoco aceleres. Y por supuesto, si esa balsa de agua es muy profunda, en ciudad o una zona anegada de una población, evita el riesgo de meterte: como poco, te quedarás tirado dentro y en casos peores hasta te puedes ver arrastrado por la corriente. Por supuesto, un punto importante es el estado de los neumáticos: con dibujo de más de 1,6mm y siempre a presión correcta.agarre en lluviaRevisa los sistemas de tu coche relacionados con la visibilidad. Siempre es importante, pero en casos de baja visibilidad, más aún. Limpiaparabrisas en buen estado, ópticas de faro correctas y limpias, con bombillas comprobadas y altura de faros revisada para evitar el deslumbramiento de los demás. Por supuesto, mantener el líquido limpiaparabrisas a nivel y con algún tipo de aditivo anticongelante, de forma que ante salpicaduras podamos limpiar el parabrisas. También es importante reducir el vaho interior que se forma con el frío y la humedad, dirigiendo la ventilación hacia los cristales, conectando los sistemas antivaho o abriendo un poco la ventanilla.
Por supuesto, en lluvia hay que aumentar la distancia de seguridad y adecuar nuestra velocidad a las circunstancias. hay que prestar atención a peatones, ciclistas y motos: con la visibilidad reducida por la lluvia pueden ser más difíciles de ver.
El RACE recomienda circular en estos días siempre con la luz encendida. Esto posibilita que nos vean mejor y además se reduce la fatiga si nosotros vemos mejor. Y no sólo la lluvia provoca esa menor visibilidad: en otoño la luminosidad es menor en cualquier momento del día. Hay que mantener el habitáculo ventilado y una temperatura lógica ya que la mala ventilación o el calor provoca mayor cansancio al volante.
lluvia