Profundo lavado de cara

SsangYong actualiza el Rodius

rodius2
SsangYong actualiza el Rodius
Victor Delgado
Victor Delgado
La marca coreana SsangYong ha actualizado profundamente la imagen y la tecnología del Rodius, su monovolumen de siete plazas.


El SsangYong Rodius es un vehículo bastante singular en el mercado. Se trata de un monovolumen coreano de 5,13 m de longitud y 1,91 m de anchura que puede albergar cómodamente hasta siete pasajeros en su habitáculo… y su equipaje, pues dispone de un maletero con una capacidad de 875 litros en configuración de siete asientos. Y para mantenerlo vigente, la firma asiática ha decidido someterlo a una actualización bastante profunda que afecta principalmente a su imagen.

Para empezar, su parte frontal es totalmente diferente a la del Rodius saliente. Cuenta con unos paragolpes distintos, con formas más ‘musculosas’ y deportivas; y la parrilla frontal dispone de nuevas formas. Además, los faros delanteros dejan atrás el obsoleto color naranja de sus intermitentes y presumen de un diseño renovado.

En la zaga las diferencias son menores y los cambios principales se centran en unos grupos ópticos ligeramente modificados. Los paragolpes son prácticamente iguales y a primera vista es difícil diferenciarlos de los del Rodius al que sustituye. En lo que respecta a su perfil, ocurre casi lo mismo que en la parte trasera, ya que al primer ‘golpe’ de vista es sencillo confundirlo con el Rodius anterior.

Interior del SsangYong Rodius 2018

Más calidad y tecnología

Lo cierto es que donde sí se han afrontado cambios sustanciales es en la calidad de los materiales utilizados en el habitáculo, aunque el diseño sí que se mantiene. Además, el equipamiento tecnológico también ha sufrido una revisión, y ahora puede incorporar elementos como una cámara de visión de 360º, faros de xenón, un asistente de aparcamiento automático, puertos USB adicionales o conectividad Android Auto y Apple CarPlay.

El motor no cambia

El único propulsor disponible sigue siendo el más potente que montaba hasta ahora, perdiendo la opción de 155 CV. Se trata de un bloque turbodiésel de 2.2 litros que entrega una potencia de 178 CV, suficiente para mover al Rodius con relativa soltura -alcanza una velocidad máxima de 187 km/h- y que homologa un consumo medio de combustible de entre 7,2 y 7,8 l/100km, dependiendo de si se configura con cambio automático y/o tracción total.

Trasera del SsangYong Rodius 2018

 

SsangYong Rodius