Cine: Los coches de la saga Transporter

Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
Transporter nació en 2002 y obtuvo bastante éxito. A esta película le siguieron otras tres, y en cada una de ellas el coche empleado acapara buena parte del protagonismo. ¿Cuáles son y cuánto cuestan si te los quieres comprar?

La primera entrega de Transporter se presentó en cines en 2002. Frank Martin, protagonista de la película y representado por Jason Statham, era un ex-militar reconvertido a transportista de ‘paquetería de dudosa procedencia’.

El film obtuvo bastante éxito, tanto por el carisma del actor como por las buenas escenas de acción, incluidas las de coches. Así que hubo una segunda parte en 2005, una tercera en 2008 y una cuarta en 2015. ¿Qué coche llevaba Frank en cada una de ellas?

The Transporter (2002) – BMW 735i E38

Frank se mete en buen lío cuando incumple sus propias reglas, abre un paquete que le encargan transportar, y resulta ser una chica oriental a quien decide ayudar a ser libre. El vehículo que conduce es un BMW 735i con cambio manual de la generación E38.

En la película se dice que es de 1999, pero es un error, pues la generación E38 recibió un restyling en 1998 que no luce el coche de Frank, por lo que en verdad se trata de un BMW 735i de entre 1995 y 1997.

BMW Serie 7 E38

Este vehículo equipaba un motor 3.5 V8 de 231 CV de potencia. ¿Cuánto cuesta hoy en día? Es un coche algo viejo, de modo que encontrar uno en buen estado y con pocos kilómetros no es tan fácil. Más o menos deberás preparar 6.000 euros si quieres uno decente.

Transporter 2 (2005) – Audi A8 6.0 W12 D3

Frank acepta un trabajo eventual como chófer de un niño, el hijo del presidente de la nación. Cuando secuestran a la criatura para atacar a su padre, se ve envuelto en un problema contra unos narcotraficantes del que, por supuesto, sale airoso.

El coche que conduce es un Audi A8 6.0 W12 de la generación D3, modelo que fue lanzado en 2003. Equipa un propulsor 6.0 W12 de 450 CV, cambio automático y tracción total. Esta mecánica es de 12 cilindros en V, pero se llama W12 porque, en sus bancadas, los seis cilindros no se disponen en línea, sino en una especie de zig-zag. De tal modo, cada una de las culatas es en sí misma como un pequeño motor en V estrecha.

Audi A8 W12 D3

¿Cuánto cuesta hoy uno? Bueno, un Audi A8 de la generación D3 no es nada caro, pues por unos 6.000 euros puedes tener uno. Sin embargo, ahí estamos hablando de las versiones con motor V6, V8 o TDI. Si quieres un A8 W12, entonces tendrás que invertir unos 11.000 euros.

Transporter 3 (2008) – Audi A8 6.0 W12 D3

Frank repite coche en la siguiente entrega de la saga, aunque en esta ocasión el vehículo presenta el restyling al que la generación D3 del Audi A8 fue sometida en 2007. Pero, en esencia, el coche es el mismo, con su motor 6.0 W12 de 450 CV, cambio automático y tracción total. A sus mandos, un coaccionado Frank Martin se ve obligado a realizar un transporte que no quería, el de la secuestrada hija de un importante político ucraniano.

Audi A8 W12 D3

¿Por cuánto puedes tener uno? Los A8 post-facelift están bastante más valorados que los ‘pre’, de modo que no puedes hacerte con una unidad con kilometraje razonable por mucho menos de 10.000 euros. Pero, de nuevo, ahí estamos hablando de los A8, digamos, normales. Si quieres una versión W12, entonces te costará en torno a 18.000 euros.

The Transporter Legacy (2015) – Audi S8 D4

Se considera la cuarta entrega de la saga, pero en realidad es una especie de honra a las tres primeras. No la protagoniza Jason Statham, sino Ed Skrein, quien también conduce un Audi, en esta ocasión un S8 de la generación D4, que es la anterior a la actual.

Audi S8 D4

Frank se ve obligado a aceptar un trabajo a cambio de liberar a un rehén, su padre. Trabaja conduciendo el mencionado modelo, que equipa un propulsor 4.0 V8 TFSI de 520 CV de potencia, cambio automático y tracción total.

¿Cuánto cuesta tener uno? Ya estamos hablando de un coche moderno, por lo que el desembolso es mucho más grande que con los demás. Un Audi A8 de esta generación D4 tiene un precio de partida de aproximadamente 17.000 euros. Sin embargo, si quieres un S8, entonces tendrás que desembolsar un mínimo de 38.000 euros, cifra que puede ascender a 45.000 euros si quieres una unidad posterior al restyling de 2014.

 

BMW Serie 7

BMW Serie 7