Fumar conduciendo, ¿me pueden multar? ¿Qué dice la DGT?

fumar1 2
Fumar conduciendo, ¿me pueden multar? ¿Qué dice la DGT?
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz

Encender un cigarrillo mientras se conduce, apagarlo, tirar la ceniza o fumar son acciones que causan distracciones y ponen en riesgo la seguridad vial. Te contamos qué dice la DGT al respecto.


Según la Dirección General de Tráfico, el 60% de los accidentes y el 30% de las víctimas mortales se producen por distracciones al volante. Fumar es una de las distracciones más frecuentes entre los conductores españoles, ya que encender un cigarrillo supone 4,1 segundos y fumárselo requiere otros tres o cuatro minutos, por lo que durante todo ese tiempo, el conductor está circulando sin tener los cinco sentidos en la propia conducción, con el consiguiente riesgo para la seguridad.

¿Por qué Kia apuesta por los coches híbridos y eléctricos?

tabaco

Según el Reglamento de Circulación, fumar conduciendo no es un delito, sin embargo, los agentes de vigilancia del tráfico pueden considerar que fumar está generando una distracción que ponga en riesgo la seguridad vial y, por tanto, el conductor puede ser sancionado -no por fumar sino por la propia distacción generada por esa otra actividad-. Otro motivo de multa que sí está recogido por la ley es arrojar objetos desde coches en marcha, incluidas colillas, lo cual supone una sanción de 200 euros y la retirada de cuatro puntos del carné de conducir.

Distracción al volante y riesgo para la salud

Tabaco

Las asociaciones Semergen -Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria-, SEMT -Sociedad Española de Medicina del Tráfico- y SEPAR – Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica- se han unido para poner en marcha una iniciativa que permita concienciar sobre el peligro de fumar en el coche. El riesgo es doble, por un lado, por las distracciones que genera y, por otro, por ser un peligro para la salud del conductor y de los ocupantes del vehículo, especialmente si son niños.

Fumar bebé coche

El humo del tabaco contiene más de 7.000 sustancias, siendo nocivas unas 250 y cancerígenas alrededor de 70. Como indica la DGT, a largo plazo, la exposición al humo del tabaco dentro de un vehículo aumenta el riesgo de sufrir un ictus, enfermedades cardiovasculares, tumores y bronquitis crónicas. Algunos países ya han prohibido fumar en el coche si se viaja con menores de edad o embarazadas, es el caso de Francia, Reino Unido, Australia o algunas zonas de Estados Unidos y Canadá.