Citroën C5 Aircross u Opel Grandland X: ¿qué SUV comprar?

60 Citroën C5 Aircross u Opel Grandland X: ¿qué SUV comprar?
Fotos del Citroën C5 Aircross a prueba
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso

El Citroën C5 Aircross y el Opel Grandland X son dos modelos tan diferentes estéticamente como semejantes en sus entrañas. ¿Cuál interesará más a nuestro lector?


Nuestro lector, P.M.F., está buscando un SUV de tamaño medio con un presupuesto de aproximadamente 24.000 euros. Lo utilizará para realizar viajes largos con mucho equipaje y recorrerá un total de 25.000 km al año. Había pensado en los Opel Grandland X y Citroën C5 Aircross, en ambos casos con motor diésel de 130 CV, porque salen muy bien de precio. Sin embargo, está abierto a que le propongamos una tercera alternativa siempre y cuando cumpla con sus requisitos: confort de marcha, un gran maletero y un bajo consumo.

El SUV más grande de Citroën se ha desarrollado utilizando la plataforma EMP2, presente en otros modelos del grupo PSA, como el Peugeot 3008 o el propio Opel Grandland X. El C5 Aircross cuenta con un amplio habitáculo para cinco pasajeros y ofrece un maletero de 580 litros de capacidad. A nivel dinámico se beneficia de una cómoda y elaborada suspensión con amortiguadores progresivos hidráulicos y, para el campo, ofrece una buena distancia libre al suelo de 23 cm, además de poder equipar los sistemas Grip Control y de control de descenso en pendientes, que le ayudan a circular por carreteras en mal estado o resbaladizas. Su versión BlueHDI diésel de 130 CV se basa en un motor 1.5 turbodiésel que da muy buen resultado en términos de prestaciones y consumos, con fuerza de sobra para viajar cargado y un gasto medio oficial de 5,2 litros/100 km.

El Grandland X es uno de los primeros modelos de Opel creado tras la alianza con el Grupo PSA. Es un coche habitable y ofrece un maletero de 514 litros. Su plataforma es la misma que la del Citroën C5 Aircross, e incluso sus mecánicas también son compartidas. En el caso del Opel, el motor 1.5 turbodiésel de 130 CV ofrece un rendimiento igualmente bueno y un consumo calcado: 5,2 litros/100km. Respecto al Citroën, su suspensión está configurada de tal forma que se muestra un poco menos blando, lo cual reduce levemente su confort de marcha, pero a cambio es más ágil y dinámico en carreteras de curvas.

La alternativa: Kia Sportage


Otra muy buena opción por precio es el Kia Sportage, que en su versión diésel de 136 CV se beneficia de la etiqueta medioambiental ECO gracias a un sistema de hibridación ligera a 48V. La única parte negativa es que la ubicación de la batería reduce la capacidad de maletero de 503 a 439 litros, aunque en su favor hay que decir que es muy aprovechable gracias a sus regulares formas. Además, es un SUV que ofrece un muy acertado compromiso entre confort en carretera y dinamismo, siendo uno de los más agradables de conducir. Sus prestaciones son bastante buenas y su consumo es de 5,8 litros/100 km.

Con todo, para nosotros la mejor opción es la del Citroën C5 Aircross porque es el que más destaca en los aspectos que a ti te interesan: un gran maletero de 580 litros, un consumo reducido de 5,2 litros/100 km, y un elevado confort de marcha.

Más información

 

Kia Sportage