Coche KM 0: Ventajas e inconvenientes

km001 3
Coche KM 0: Ventajas e inconvenientes
Autofácil
Autofácil

Además del importante descuento que puedes lograr -en la actualidad, de hasta el 40%-, los Km 0 también son interesantes por otras muchas razones, aunque también debes de tener en cuenta las posibles desventajas de esta clase de vehículos de ocasión.


A favor

Encontrarás los modelos y versiones más vendidos

1.- En el sector del Km0 existe un mantra: «Las marcas y concesionarios automatriculan lo que saben que van a vender». Y aunque en estos meses, gran parte de las automatriculaciones se corresponden a coches no homologados por el protocolo WLTP, la mayoría de ellos provienen del stock de las marcas que, lógicamente, fabrican más los modelos con mayor demanda y sus versiones más equilibradas. Ahora bien, también se da el caso de que las marcas obligan a los concesionarios a automatricular como Km0 -para bajar el precio y así venderlos con más facilidad- unidades de vehículos cuyo sustituto o rediseño ya se ha presentado y llegará pronto al mercado. Así se puede entender que, por ejemplo, Ford, haya matriculado como Km0 el stock de la tercera generación del Focus -la cuarta se puso a la venta este verano-.

2.- Son una alternativa a modelos con un gran plazo de espera en la entrega. Como los Km0 suelen ser las versiones más vendidas/equilibradas de cada modelo, optar por uno de estos automóviles puede ser una gran alternativa si buscas un vehículo para el que exista un gran plazo de espera en la entrega: de más de tres o cuatro meses. Es muy probable que alguna unidad de Km0 coincida con lo que estás buscando.

KM0

En contra

1.- ´Los tomas o los dejas´

Los Km0 son unidades pedidas hace meses a fábrica por la matriz española de la marca o el propio concesionario y, por eso, no podrás solicitarlos en un color, motorización o con un equipamiento determinado. Al menos, cuando elijas el tuyo, sí podrías incorporarle a posteriori equipamiento que puedan montarte en el servicio oficial: bola de remolque, barras de techo…

2.- Ojo a la garantía y a la ITV

La garantía comercial que ofrece el fabricante de un vehículo comienza a contar a partir de la fecha de matriculación -no desde la fecha de compra-. Por eso, si compras un Km0, ten en cuenta que habrás perdido tantos meses de garantía como antigüedad tenga el coche: por ejemplo, si compras ahora un Seat León matriculado en junio de 2018, su garantía –de dos años- durará hasta ese mismo mes de 2020. Lo mismo pasa con la ITV, el plazo para pasar la primera revisión -cuatro años empezará a contar desde el momento de su matriculación, no desde cuando lo compres.

3.- La fecha de entrega de la documentación

En algunos concesionarios encontrarás unidades de Km0 que, por acuerdos con la marca, deberían usar como coches de demostración o de gerencia. ¿Qué sucede? Que, aunque tú compres ese automóvil sin que haya sido usado, el concesionario no podrá transferir el vehículo a tu nombre hasta pasado el plazo que acordó con el fabricante -entre tres y seis meses…-. Eso sí, tú podrás usar el coche de forma perfectamente legal con un justificante que te proporcionarán en la concesión, y pasado dicho plazo, ellos mismos pondrán el coche a tu nombre. Si te interesa un determinado Km0, pregunta siempre si se da dicha circunstancia.

¿Y qué pasa con la financiación?

opel corsa fiannciación

No hace mucho, las marcas ofrecían condiciones más ventajosas de financiación en sus vehículos nuevos que en sus Km0… dado que los primeros deberían dejarles un mayor margen económico. Pero, con la creciente importancia del segundo tipo de automóviles, “las condiciones, ofertas y tipos de interés de los coches nuevos ya se trasladan más o menos iguales a los Km0”, señalan varios expertos a Autofácil, “y ya hay financieras de marcas -por ej., Opel- que no distinguen entre uno y otro tipo de venta”. Esto último ocurre, sobre todo y como explica Ignacio García –analista de mercado de automoción de Summauto–, “si el Km0 no ha circulado. Si lo ha hecho y, debido a ello, tiene una mayor depreciación, los intereses entre uno y otro tipo de vehículo siguen siendo muy similares”.