Se ha potenciado la energía híbrida

El Audi R18 2015, listo para Le Mans

audi r18 etron quattro
El Audi R18 2015, listo para Le Mans
Rogelio Camargo
Rogelio Camargo
Audi ha sido la marca de referencia en los últimos años en las carreras de resistencia. Para mantener su hegemonía, ha revisado a fondo del R18 e-tron quattro, con el que competirá en el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) y en las prestigiosas 24 Horas de Le Mans.


Audi ha puesto de largo el prototipo LMP1 con el que quiere revalidar el título obtenido en las 24 Horas de Le Mans, la carrera de resistencia más importante del mundo. Frente al empleado en la pasada edición, el Audi R18 e-tron quattro conserva una estructura básica muy similar, aunque con cambios estéticos para mejorar el flujo de aire en la zona frontal, en los pontones y en la parte trasera. Las tomas de aire en los pasos de rueda delanteros reducen la resistencia aerodinámica y provocan un nuevo diseño de los grupos ópticos, que combinan la tecnología Matrix LED con los faros láser, ambos empleados en modelos de producción, como los Audi A8 y R8.

Como pioneros en la adaptación de la propulsión híbrida –es la única marca que ha ganado Le Mans empleando esta tecnología–, Audi ha mejorado el sistema de recuperación de energía en frenado y deceleración. Han logrado duplicar la cantidad de energía generada por vuelta, pasando de 2 a 4 MJ (megajulios). El motor eléctrico también ha mejorado su rendimiento, con una potencia superior a los 272 CV, mientras que la capacidad del sistema de almacenamiento de energía puede almacenar un 17 por ciento más que en 2014.

En cuanto a la parte térmica, el motor V6 TDI de 4 litros de cilindrada recibe enfocadas en la reducción del consumo. Ahora rinde 558 CV, menos que la temporada anterior, adaptándose de este modo a las normas estipuladas en el reglamento, que obligan a reducir la potencia procedente del combustible si se opta por una mayor producción de energía híbrida. Además, de esta forma se asegura la máxima fiabilidad, un aspecto importante durante la temporada 2015, ya que la nueva reglamentación solo permite utilizar cinco motores por coche durante todo el campeonato WEC.

Con todas las modificaciones efectuadas, Audi ha conseguido adaptarse al peso mínimo de 870 kilogramos, y el R18 e-tron quattro se conforma con un gasto de combustible por vuelta un 2,5 por ciento inferior respecto a la pasada temporada.

Con reflejo en la producción

Más allá de los innumerables éxitos en competición, la tecnología híbrida desarrollada en las carreras de resistencia también tiene su reflejo en los modelos de calle. En el pasado Salón de Ginebra celebrado en marzo, Audi dio a conocer el Q7 e-tron 3.0 TDI quattro, que al igual que el R18 combina un propulsor turbodiésel con otro eléctrico. Asimismo, el nuevo R8 es el primer vehículo de producción en serie que incluye la tecnología de construcción ligera Audi Space Frame, con el empleo de aluminio y elementos realizados en plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) en el chasis.