Es un SUV eléctrico de 4,38 metros

Cómo es por dentro el Seres 3

Miguel Tineo
Miguel Tineo
El Seres 3 es un SUV compacto eléctrico que ya lleva un tiempo a la venta en nuestro país. Te explicamos cómo es por dentro.

En esta entrada, encontrarás nuestra prueba completa del Seres 3 Luxury, un SUV eléctrico de 4,38 metros y 163 CV que está a la venta por 39.995 euros. En esta ocasión, nos vamos a centrar en su interior. Aquí te dejamos una galería de fotos de nuestra prueba del Seres 3.

20 Seres 3 Luxury

Si quieres un coche nuevo con descuento haz click aquí

Por dentro, el Seres 3 tiene un aspecto moderno y colorido, con una instrumentación digital y una pantalla central desde la que se manejan diferentes menús. Eso sí, también encontramos mandos físicos para el climatizador, así como una fila de botones bajo las salidas de aire para las principales funciones del equipo de audio y también en la consola central, donde también se encuentra un mando circular que sirve para elegir el sentido de la marcha a modo de palanca de cambios.

La sensación de calidad es razonablemente buena, al nivel de muchos de los modelos europeos de las marcas generalistas porque el tacto de los mandos es bueno y los materiales están a un nivel de calidad similar, con unos ajustes buenos. De hecho, los plásticos que recubren la parte superior del salpicadero son blanditos, con un tacto similar al del cuero, y hasta da la sensación de que algunos mandos, como el botón de arranque, o las salidas de aire están incrustada en él. Tiene una buena presencia, y lleva de serie Mirror Link para conexión de smartphones, navegador, cámara de grabación de viaje, carga inalámbrica para el móvil…

47 Seres 3 Luxury
19 Seres 3 Luxury
18 Seres 3 Luxury

No nos han convencido detalles de funcionamiento que hemos ido descubriendo durante la prueba del coche y que, según nos han comentado, eran fallos puntuales de la unidad de prueba, como el hecho de que el detener el coche, el cuadro de mandos dejase de aparecer en castellano y lo hiciese en chino (al menos, volver a ponerlo en castellano era sencillo). Además, no sé si por el brillo de la pantalla o por el cristal que la recubre, tiende a destellear más de lo habitual, algo que se nota especialmente de noche. Otro detalle es que no podíamos sintonizar la radio por encima de los 96.0 MHz en FM.

Si nos centramos en la habitabilidad, delante no hay problemas de espacio y la postura al volante es buena, aunque el volante sólo se puede regular en altura. Se va sentado como en cualquier SUV, es decir, en una posición elevada y con las piernas poco estiradas. Esto favorece tanto la visibilidad como el acceso y salida del vehículo. Por su parte, los asientos son bastante cómodos, y eso se agradece en ciudad o autopista. En carreteras secundarias de curvas, echaremos en falta un poco más de sujeción, y es fácil que acabes apoyándote con las rodillas en los laterales en muchos giros, también en glorietas.

22 Seres 3 Luxury
25 Seres 3 Luxury
28 Seres 3 Luxury

En las plazas traseras, hay una buena distancia para las piernas y la altura también es destacable, situándose incluso por encima de la meda de los coches de ese tamaño Gracias a esto, dos adultos relativamente altos pueden viajar con comodidad. Sin embargo, no hay mucha anchura, de manera que un tercer ocupante no irá demasiado cómodo a poco que sea corpulento. Ni él, ni los de las plazas laterales. Hay dos salidas de aire en el centro y una toma de 12 voltios de tipo mechero cerca del suelo.

Tener tanto espacio para las piernas es bueno para los ocupantes, pero no tanto para el maletero: se conforma con una capacidad de 310 litros, cuando en un coche de este tipo lo normal es superar ampliamente los 400 litros (un Seat Ateca mide exactamente lo mismo y ofrece 510 litros). Sus formas son regulares, aunque los pasos de rueda son un tanto voluminosos. En su parte inferior hay una rueda de repuesto de emergencia, cuando lo habitual en muchos casos es contar con un simple kit reparapinchazos.

 

DFSK Seres 3

DFSK Seres 3

Lo sentimos, no existen videos de ésta categoría