Las ventas de los coches de segunda mano con más de 15 años se disparan por culpa del coronavirus

ocasion 1
Las ventas de los coches de segunda mano con más de 15 años se disparan por culpa del coronavirus
Javier Jimenez
Javier Jimenez

El miedo al contagio ha provocado un cambio de mentalidad entre los usuarios asiduos al transporte público en nuestro país. La crisis sanitaria ocasionada por la propagación del coronavirus ha hecho que las ventas de vehículos de segunda se disparen en los últimos meses.


El uso de transporte privado supone un cambio de paradigma en relación a la movilidad en España. El nuevo curso y la vuelta al trabajo impulsa las ventas de coches baratos de segunda mano. Una inversión que en muchos casos no supera el coste de una tarjeta de transporte anual de la Comunidad de Madrid.

Según datos recogidos por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvan), los vehículos de más de 15 años representan una tercera parte del mercado (32,9 %) y han caído sólo un 14,3% en lo que va de año. Si lo comparamos con la caída del 32,7 % que acumulan los vehículos usados de alrededor de ocho años, son buenas cifras para estos modelos antiguos, cuyo precio se mueve entre los 500 euros y los 1.500 de media.

Más información

ventas segunda mano

Durante el pasado mes de agosto, las ventas de estos modelos se dispararon un 27 %, siendo las motorizaciones diésel las preferidas en seis de cada diez operaciones. Y es que, ante la incertidumbre de utilizar el transporte público por miedo al contagio, los compradores están recurriendo a unidades muy económicas que permiten salir del paso.

Los datos del Instituto de Estudios de Automoción para Sumauto van en la misma línea. Tras el fin del confinamiento, la compra de vehículos de más de 20 años se disparó un 31% durante los meses de julio y agosto, alcanzando un total de 43.655 unidades vendidas en la antesala de la vuelta al cole y a los lugares de trabajo. «El dato refleja un aumento del interés por la cuestión más económica de la movilidad particular ante la perspectiva del regreso a la oficina y al colegio», apuntan desde el instituto.

Esta tendencia choca con el Plan Renove de achatarramiento propuesto por el Gobierno, que pretende hacer caer la media de edad del parque móvil de nuestro país situada en 12,7 años. Recordemos además que, ninguno de estos vehículos antiguos pueden beneficiarse de las ventajas de los distintivos medioambientales de la DGT en los núcleos de grandes ciudades como Madrid o Barcelona.