¿Contagio? Acción ejemplar

revistas
¿Contagio? Acción ejemplar
Juan Hernandez-Luike
Juan Hernandez-Luike


En un ejercicio de lógica empresarial, la Unión Europea debe detener de manera inmediata la obligación de cumplir el objetivo impuesto de los 95 gramos de emisiones de CO2, que tratamos de manera amplia en el número de febrero de Autofácil. Cumplir con ese objetivo supone un enorme trastorno y esfuerzo para la industria del Motor: marcas, proveedores, concesionarios y talleres y, por supuesto, los usuarios.

Hoy los esfuerzos estatales deben estar centrados en apoyar la infraestructura sanitaria, y no se crearán planes de achatarramiento de coches viejos para sustituirlos por eléctricos. Así que la UE debe proteger una industria que genera millones de puestos de trabajo y billones de negocio y, por tanto, impuestos directos de los vehículos e indirectos de los combustibles o energía consumida.

Sin ser un parón, esta ralentización va a dar el tiempo adecuado para que los puntos de carga de coches eléctricos aumenten; los usuarios vayan familiarizándose con el proceso de carga de los vehículos eléctricos (sean patinetes, bicis, motos, coches o furgonetas); y la infraestructura de carreteras, ciudades, calles, comunidades y edificios se vaya adaptando a los vehículos más limpios. Porque el coche eléctrico ha llegado para quedarse, para democratizar la energía con procedencia próxima y no sólo importar el petróleo de lugares remotos.

Mientras esta situación se acerca, nos vemos en la necesidad de afrontar algo que ni siquiera nuestros mayores habían vivido. Mi padre, el fundador de esta editorial y compañero de texto con la Carta del Presidente en esta página, tiene 91 años y mi madre 85, y han vivido los momentos más importantes de la era moderna: la Guerra Civil española, la 2ª Guerra Mundial, la posguerra, el acelerado desarrollo de la Revolución Industrial, la Revolución Digital y ahora una Pandemia que, en tiempo récord, ha cruzado de un lado a otro del mundo y nos encierra en casa para protegernos.

En LUIKE contamos con un equipo capaz de adaptarse a los peores tiempos y la reacción general ha sido ejemplar y, en tiempo récord, estamos trabajando desde casa y estaremos pendientes de informar con precisión y rapidez de las novedades, pruebas y contenido de lo que nos gusta y disfrutamos cada mes. Haremos todo lo posible para acercaros nuestras publicaciones de la manera más ágil con la ayuda de los puntos de venta y nuestros distribuidores, bien sea en formato digital como en papel.