Este simulador basado en Google Maps te permite conducir en cualquier lugar sin salir de casa

Este simulador basado en Google Maps te permite conducir por cualquier parte del mundo sin salir de casa
Este simulador basado en Google Maps te permite conducir en cualquier lugar sin salir de casa
Javier Jiménez
Javier Jiménez
Driving Simulator es un simulador de conducción gratuito que se sirve de la cartografía de Google Maps para ofrecer una plataforma en la que los usuarios pueden viajar en coche o autobús a cualquier sitio a través de la pantalla de su teléfono u ordenador.

Hoy os traemos una noticia bastante curiosa que está relacionada con Google Maps. Como ya sabemos, el servicio de navegación del gigante de Internet es una de las aplicaciones más utilizadas por los conductores a la hora de planificar un desplazamiento. Tanto es así que incluso en los últimos años muchos vehículos han añadido esta herramienta a su lista de equipamiento. 

Ahora, la experiencia de conducción también se traslada al entorno virtual gracias a Driving Simulator, un simulador de la compañía japonesa Frame Synthesis que utiliza Google Maps como interfaz. Este portal web ha sido creado por el desarrollador Katsuomi Kobayashi y está disponible tanto para dispositivos móviles como para ordenadores.

Google Maps… aún mejor y más efectivo

Trucos para sacarle el máximo partido a Google Maps

¿Cómo funciona este simulador?

Antes de ponernos al volante, podemos elegir entre las diferentes vistas que ofrece Google Maps para realizar nuestro viaje. De esta manera, tenemos a nuestra disposición el modo mapas, satélite o híbrido, que combina las dos opciones anteriores. Una vez seleccionado este parámetro deberemos elegir si queremos realizar la ruta con un coche o un autobús. A partir de aquí, sólo queda escribir en el cuadro de búsqueda que está situado en la parte superior izquierda el nombre de la ciudad por la que vamos a conducir.

simulador de conducción Google Maps

La experiencia de juego es bastante sencilla y tan solo requiere de unos pocos minutos para aprender a manejar con soltura los controles del coche. No es necesario utilizar volante y pedales y se maneja directamente desde las flechas de dirección del teclado. Además, no hay accidentes de tráfico, por lo que el vehículo puede pasar por encima de edificios y cualquier otro obstáculo sin sufrir colisiones. 

A pesar de no ser un juego hiperrealista, Driving Simulator resulta bastante más entretenido de lo que parece. Se puede utilizar con distintos fines: ya sea para conocer alguna ruta o simplemente de forma lúdica. En la web del desarrollador japonés también podemos encontrar el aplicativo 3D Parking Simulator, que nos permite poner a prueba nuestras habilidades a la hora de estacionar un vehículo.

 

0 Comentarios