Vendimias que son un reclamo

Autocaravanas y el mundo del vino

autocaravanavendimia02
Autocaravanas y el mundo del vino
Manuel Horcajo
Manuel Horcajo

El vino es un reclamo. Viajar con nuestra autocaravana es la opción perfecta para disfrutar y descansar a pie de viñedo.


En autocaravana por el Penedès

Está claro que el cava es motivo suficiente para montar una escapada. Una de las bodegas que se han adherido a la causa es la Bodega Castellroig, donde aconsejan llamar si la hora de llegada es fuera del horario laboral. Llegamos a ella desde Sant Sadurní d’Anoia, por la carretera que discurre paralela a la A7. Vale la pena comenzar el recorrido por la zona dedicándole un tiempo a Sant Sadurní.

Kia ofrece un modelo electrificado para cada necesidad

bodega castellroig 01

Los autocaravanistas que visiten el Penedès y el Subirats tienen suerte. Mientras en otras zonas de España y de la propia Cataluña las zonas de pernoctación todavía brillan por su ausencia, a pesar de que la ley lo permita, mientras no se desplieguen elementos más allá de la propia autocaravana, algunas de las bodegas de la zona del Subirats se han proclamado AC friendly y ya cuentan con señalización adecuada para ello.

Se trata de fomentar el enoturismo ofreciendo la posibilidad de estacionar y pernoctar dos noches como máximo, y de manera gratuita, en las fincas de alguna de las bodegas de la zona.

Aquí vamos a encontrar nombres que suenan a burbujas y alegría. La visita a Segura Viudas, ejemplo de la arquitectura tradicional de la zona. Aquí se encuentran las bodegas Freixenet. Y también Codorniú, que no se queda atrás compitiendo con impecables dominios y con la ruta por sus edificios modernistas, obras casi interminables del arquitecto Puig i Cadafalch entre 1895 y 1915.

Fuera del pueblo, al llegar a la bodega que regentan los Sabaté i Coca, padre e hijo, descubrimos que el negocio va más allá del valor puramente enológico. La masía se abre al público que valora la historia del cultivo de la vid en la zona y que se interesa por conocerla en su pequeño museo privado, creado y conservado durante generaciones.

Por supuesto que además de catas de vino y cava y visitas a sus bodegas, desde hace poco ofrecen su finca para aparcar la autocaravana y pasar la noche con la paz del campo y entre viñedos, eso sí, previo aviso y gratuitamente. La bodega Castellroig entonces es un buen punto de referencia para adentrarnos en el Penedés.

La Fiesta del Pisado de la Uva de Bodegas Lecea, es un evento único

El pisado de la uva, antiguo método de elaboración del vino de Rioja, que estuvo en desuso en la región durante más de 30 años, volvió a la vida hace 10 años en las calles del Barrio de las Cuevas de San Asensio. La iniciativa llevada a cabo por la Familia Lecea, con la intención de recuperar «una tradición perdida» y de mostrar a las nuevas generaciones «como se elaboraban los vinos de antaño». En una popular Fiesta que en esta década ha conseguido el premio a la Mejor Experiencia Enoturística de España y que despierta el interés de más de 3000 personas en cada edición.

Siempre hay alguna novedad. El año pasado por ejemplo se puso en funcionamiento una antigua prensa de madera con 500 años de antigüedad, que fue recuperada después de siglos en desuso. Los trabajos comienzan 15 días antes con la descarga 18.000 kilos de uva tempranillo en el lago de piedra de la bodega. Tras fermentar durante 15 días sin romper (proceso de maceración carbónica), se realizará el pisado artesanal y el prensado manual con el trujal al día siguiente.

Con esta elaboración se obtendrán unos cinco mil litros de mayor calidad, que corresponderán a un vino especial ‘Corazón de Lago’, en el que se ha separado el vino de lágrima del corazón, hecho al que alude la etiqueta del vino. ‘Corazón de Lago’ es un vino que recuerda a los mayores, los Riojas de hace años, con más color y cuerpo.

Arte y enoturismo

bodega carlos moro villoslada 04 1

El arte y el vino maridan muy bien. Pero pocas veces podemos viajar y conocer las creaciones tan originales como las del Carlos Villoslada. El lugar es perfecto. El calado de la Bodega Carlos Moro es el escenario de la exposición ’14 Latidos’, en la que recoge 14 esculturas. Se trata de una delicada simbiosis entre arte y vino para que los amantes del turismo enológico puedan disfrutar de una experiencia diferente en su ruta por La Rioja.

La exposición pretende mostrar el comportamiento de las cepas mediante la técnica centenaria japonesa Kintsugi. Carlos Villoslada ha tomado prestada la tradición asiática que demuestra que una pieza rota se revaloriza por la historia que deja escrita su cicatriz. Con frecuencia son reparadas con un compuesto a base de oro que, lejos de esconder la herida, honra la trayectoria y la vida de la pieza. La filosofía «Cadle to Cradle» aplicada a este particular guiño a la memoria del lugar.