¿Problemas para Volkswagen?

Ruth García Gómez
Ruth García Gómez
Volkswagen ha tomado la medida de congelar las contrataciones de manera temporal en seis de sus centros alemanes.

En un esfuerzo por revitalizar su rentabilidad y afrontar desafíos económicos, Volkswagen ha anunciado una decisión clave que impactará a sus principales centros de producción. La empresa ha congelado temporalmente las contrataciones en seis de sus sedes más importantes en Baja Sajonia y Hesse, Alemania. Esta medida es parte de un ambicioso programa de rendimiento diseñado para reestructurar la compañía y mejorar su rentabilidad.

La compañía alemana ha experimentado una disminución en el rendimiento operativo de las ventas de su marca principal en los primeros nueve meses de 2023, cayendo al 3,4 %, en comparación con el margen operativo del año anterior del 4,7 %. Entre las razones se encuentran los altos costos de producción, la transición hacia automóviles más asequibles y la pérdida de producción en un proveedor debido a las inundaciones en Eslovenia, lo que afectó negativamente los resultados de la compañía.

Este programa de reducción de costos, anunciado en junio de 2023, tiene como objetivo reducir ampliamente para 2026, aumentando el retorno de la inversión al 6,5 % para el mismo año. Entre las medidas clave se encuentra la eliminación gradual de modelos de nicho, como el Arteon, para centrarse en series de modelos de gran volumen y agilizar la producción, así como la reducción de las variantes y opciones de equipamiento.  

Volkswagen T-ROC TSI 110 Life_00031

El comité de empresa de Volkswagen, tras varias reuniones, ha respaldado la congelación de las contrataciones en seis centros alemanes: Wolfsburgo, Hannover, Braunschweig, Salzgitter, Emden y Kassel, reconociendo la necesidad de reducir la creación de empleo para avanzar en la transformación interna y lograr una mayor eficiencia. La compañía ha aclarado que los procesos de reclutamiento en curso no se verán afectados por esta medida, y que habrá excepciones para tareas absolutamente necesarias como, por ejemplo, las legales.

El Grupo Volkswagen está comprometido con este programa de rendimiento, que se espera que se extienda hasta finales de año. Esta estrategia busca fortalecer la posición de la marca y garantizar su éxito a medida que avanza hacia un futuro de movilidad eléctrica. Las decisiones tomadas en los próximos meses tendrán un impacto significativo en la empresa y en la industria automotriz en general.