Otro ´juguete´ para su exclusiva flota

La policía de Dubai adquiere un BMW i8

captura1
La policía de Dubai adquiere un BMW i8
Rogelio Camargo
Rogelio Camargo
La flota de coches del cuerpo de policía de Dubái no deja de crecer; ahora, el país de los Emiratos Árabes Unidos ha incorporado un BMW i8, el deportivo más ecológico de la marca bávara.


Si hace apenas un mes nos hacíamos eco de la adquisición de un Lexus RC F por parte de la policía del emirato árabe de Dubái, ahora nos llega la evidencia de que la flota aún no estaba cerrada. La última incorporación es el BMW i8, un deportivo híbrido enchufable que combina un motor de gasolina 1.5 turboalimentado con otro eléctrico, para obtener una potencia total de 362 CV. De esta forma, puede alcanzar los 250 km/h –la limitación electrónica le impide llegar a una cifra más alta– y acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos.

Unos datos que, sin duda, asombrarían a cualquiera, pero que en el garaje de la policía de Dubái no son más que ‘discretos’. Algo lógico si tenemos en cuenta que le toca compartir espacio con un Ferrari FF, un Nissan GT-R, un McLaren MP4-12C… e incluso con un Bugatti Veyron 16.4. Todos, por supuesto, con los colores blanco y verde que ‘visten’ a los vehículos patrulla de aquel país. Ahora bien, ninguno ofrece la eficiencia del BMW i8, que homologa un consumo, según norma NEDC, de 2,1 litros cada 100 kilómetros, de forma que puede recorrer más de 560 kilómetros con un solo depósito de combustible, más otros 37 propulsado únicamente con la energía almacenada en la batería de iones de litio. Además, los 129.900 euros que cuesta el i8 –en España– se quedan casi en ‘calderilla’ al lado de la inversión que representan muchos de los superdeportivos que le acompañan.

BMW i8 de la policía de DubáiEso sí, en lo que a diseño se refiere, el BMW i8 no tiene nada que envidiar al resto de modelos, ni del exclusivo parque móvil de Dubái, ni del resto del mundo. Tanto es así, que la carrocería se asemeja más a la de un prototipo sacado de un salón del automóvil que a la de un modelo de producción en serie. Una fachada que le permite obtener un coeficiente aerodinámico Cx de solo 0,26 y que, gracias a su construcción ligera, deja el peso total en unos escuetos 1.445 kilogramos.

En cualquier caso, la presencia del BMW i8 en la flota de la policía de Dubái es solo una parte más de la estrategia del país asiático para atraer al turismo. De hecho, incluso han rodado un vídeo para promocionar la llegada del nuevo miembro:

 

BMW i8