Un eléctrico chic: ¿Mini Cooper SE u Honda e?

Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
Nuestro lector de hoy vive en la zona noroeste de Madrid, y quiere un coche pequeño y pintón para ir a trabajar a Madrid por el carril BUS-VAO. ¿Cuál le sugeriremos que compre?

Por desgracia para mí, el largo periodo de teletrabajo se me va a acabar en las próximas semanas, y de nuevo tendré que presenciarme en la oficina cuatro días por semana. Me había venido a vivir a la zona noroeste de Madrid, a unos 45 km de mi trabajo, y la verdad es que estoy muy a gusto residiendo aquí, por lo que no contemplo una mudanza. Pero el retorno a la oficina me rompe los esquemas. Tengo un BMW 530d de 2014 con el que estoy encantado y que me pienso quedar, pero utilizarlo a diario sería demasiado gasto en combustible.

De tal forma, he pensado en comprarme un coche eléctrico. Siempre me ha gustado el Mini, así que creo que sería feliz eligiendo uno ‘de ese rollo’. Por otro lado, se da la circunstancia de que cargaré el vehículo en una toma doméstica, es decir, sin punto de recarga como tal. Vivo en un chalet, así que podría instalar uno, pero bueno, teniendo en cuenta que ‘dormirá enchufado’ unas doce o catorce horas, no hay problema. Además, me consta que las recargas lentas juegan a favor de la conservación de la batería.

Como decía antes, el Mini siempre me ha gustado, y vería muy bien que fuese el elegido. Sin embargo, un vecino mío tiene un Honda e y la verdad es que me llama muchísimo la atención. Creo que centraré la decisión entre estos dos, porque otra alternativa es el Fiat 500, pero sinceramente lo veo poco ‘masculino’, aparte de quizá más pequeño de lo que me gustaría. T. H. (Madrid)

Honda e Advance

Honda_e

El simpático Honda e se vende asociado a dos motorizaciones eléctricas, una de 136 CV y otra de 154 CV (denominada Advance). La segunda es la que se posiciona como principal alternativa al Mini Cooper SE (que por cierto tiene un precio idéntico) aunque, ciertamente, la versión de 136 CV resulta suficiente y te permite ahorrar 3.000 euros en la compra. En los dos casos la batería es un poco más grande que en el Mini (35,5 kWh; precisando de unas 16 horas para cargarse en un enchufe doméstico), pero el ligeramente mayor consumo del vehículo (18 kWh/100 km) repercute en una autonomía un poco menor: 222 km. No obstante, se trata de una excelente compra. Es un coche repleto de personalidad, muy bien equipado y muy agradable de conducir.

Nuestra elección: Mini Cooper SE

Mini Cooper SE

La versión eléctrica del Mini está siendo todo un éxito de ventas gracias a sus importantes atributos. Es un coche de mucha calidad, con un precio más elevado que la media pero que aún resulta razonable, con un consumo de electricidad muy contenido (15,3 kWh/100 km) y que brinda una experiencia de conducción incluso moderadamente divertida gracias a su excelente chasis y a sus 184 CV de potencia. El Mini Cooper SE es una excelente herramienta de transporte para el día a día y, producto de su contenido consumo, su batería de 32,6 kWh le proporciona una autonomía de 233 km. Batería que, por cierto, en una toma doméstica tarda en cargarse no mucho más de 12 horas.

 

Mini Mini 3 Puertas

Mini Mini 3 Puertas