Probamos el alumbrado digital dinámico de Audi en el nuevo A8

Conduciendo el Audi A8 de noche
Probamos el alumbrado digital dinámico de Audi en el nuevo A8
Álvaro Sauras
Álvaro Sauras
El sistema Digital Matrix Light de Audi es uno de los más avanzados del mercado. Lo probamos al volante del nuevo Audi A8 tras haber conocido todos sus secretos en su Centro de Desarrollo de Alumbrado o LAZ de Ingolstad.

Desde la incorporación de los diodos emisores de luz o ledes al alumbrado de los coches, la evolución de este sistema está siendo vertiginosa. La clave reside en la versatilidad que procuran los ledes por su condición de fuentes de luz pequeñas, potentes, fiables, regulables y asequibles.

De esta manera, el empleo de ledes está permitiendo reducir el umbral de coste de las funciones avanzadas de alumbrado que ya conocíamos, como el alumbrado adaptativo (que ofrece diferentes distribuciones de luz en función del tipo de vía y la velocidad) o el dinámico (que es capaz de oscurecer ciertas regiones del haz, permitiendo emplear el alumbrado de carretera o de largo alcance sin deslumbrar a otros usuarios de la vía).

También está permitiendo incorporar nuevas funciones, como el alumbrado de alta definición, que confía en una tecnología de microespejos similar a la de muchos proyectores domésticos para controlar con una precisión inédita tanto la cantidad de luz como la forma del haz.

faro a8 modulos
Faro del Audi A8 y sus cinco componentes principales

¿Cómo funciona el alumbrado digital de Audi?

Audi denomina a su sistema de alumbrado como Digital Matrix Light, un término que podríamos traducir como Alumbrado Matricial Digital. El nombre ya nos proporciona varias pistas tanto sobre el funcionamiento del sistema como sobre su funcionalidad, pero vamos a explicarlo más detenidamente.

Un faro Digital Matrix Light de Audi está compuesto por cinco componentes principales. La disposición de estos elementos dentro del faro puede cambiar. De esta manera, aunque dos modelos como el Audi e-tron Sportback o el Audi A8 ofrecen el mismo sistema y funcionalidad, el diseño aparente de sus faros es diferente. El faro completo así como sus componentes individuales lo fabrica Marelli Automotive Lighting. Estos cinco componentes son:

  • Luz diurna/intermitente: este componente basado en varios ledes realiza las funciones de luz diurna, luz de posición (funcionando con intensidad muy baja) e intermitente dinámico. Este módulo, que también es responsable de la firma óptica, emite luz, pero no la proyecta sobre la carretera y podríamos decir que, formalmente, no contribuye al alumbrado nocturno, siendo su función más bien estética y de señalización (nos permite ser vistos e indicar maniobras).
  • Luz de giro/mal tiempo: Pequeño módulo led que proyecta un haz de luz tangencial que sirve para iluminar mejor los laterales y la zona que hay inmediatamente cerca del morro. Se activa de forma automática al girar o maniobrar a baja velocidad, así como cuando el conductor activa manualmente el denominado ‘alumbrado de mal tiempo’ (antaño conocido como ‘antiniebla’).
  • Luz corta o de cruce: Se trata de un proyector elipsoidal estático (la forma del haz no cambia) que genera la luz corta o luz de cruce. Este proyector está encendido de forma permanente en cuanto se encienden las luces del coche, y genera un patrón básico de luz corta, utilizable a cualquier velocidad y que nunca deslumbra a otros usuarios.
  • Luz larga o de carretera matricial: Consiste en un proyector que cuenta con 24 píxeles o zonas que se pueden controlar de manera individual. Encendiendo de forma progresiva las 24 zonas de cada faro, es posible generar distintas distribuciones de luz, así como oscurecer regiones para evitar deslumbrar a otros conductores. Este proyector cubre todo el campo que puede abarcar la luz larga, y permite simular el giro del haz, ensancharlo, estrecharlo, regular su alcance, etc. Presta los servicios de luz adaptativa y alumbrado dinámico. Cuando este proyector se enciende (algo que sólo ocurre fuera de poblado, y a velocidades superiores a los 60 km/h), se ilumina en la instrumentación el testigo azul de luz de carretera.
  • Luz digital de alta definición: Este módulo es el realmente innovador, y consiste en un proyector con una resolución de 1,3 millones de píxeles. La primera aplicación de este módulo pudimos verla hace dos años, en la versión especial Maybach del Mercedes Clase S de la generación pasada. La proyección se realiza mediante un chip de microespejos fabricado por Texas Instruments. La fuente luminosa de este proyector consiste en tres ledes de alta potencia… y su apertura es limitada (en torno a unos 15 grados, comparados con los 35 grados de la luz larga matricial). En otras palabras… no genera una cantidad enorme de luz, pero la proyecta sobre una porción limitada de la carretera que hay por delante, de manera que resulta bastante efectivo. Potencialmente, este módulo es capaz de dibujar con luz, como si se tratase de una película en blanco y negro. Una de sus funciones consiste en generar animaciones de bienvenida y despedidas que se proyectan sobre el suelo o las paredes cercanas… aunque la labor principal es la de proporcionar un alumbrado dinámico de precisión.
proyector digital del Audi Digital Matrix Light
Proyector digital de alta definición de Marelli Automotive Lighting y detalle del chip de microespejos de Texas Instruments

Además, por supuesto, existe una cámara montada en la base del retrovisor interior y que, entre otras funciones, identifica la ubicación exacta tanto de los coches que circulan por delante como la de aquellos que vienen de frente. El sistema emplea esta información, junto con la del giro del volante, la velocidad del coche, el reconocimiento de carriles y señales o la proporcionada por la cartografía, para decidir qué zonas ilumina, así como qué iconografía proyecta sobre la carretera.

¿Qué pretende conseguir Audi?

El propósito de estos sistemas de alumbrado ‘digitales’ es mejorar la visión del conductor y transmitirle cierta cantidad de información dibujando con luz. Sin embargo, una primera limitación es la de que deben de realizar su trabajo de la forma más imperceptible posible. De hecho, y tal como nos comentaban los técnicos de Audi en esta entrevista, el alumbrado dinámico ideal es aquel que funciona sin hacerse notar, ya que cualquier cambio súbito o poco progresivo de la iluminación se va a traducir en una distracción para el conductor que, con el paso de los kilómetros, va a resultar ‘cargante’.

Otro factor limitante es el hecho de que no se pueden proyectar sobre la carretera símbolos o señalización horizontal que pueda inducir a confusión a otros conductores. De esta manera, sería ilegal proyectar simbología que pudiera confundirse con señales de tráfico, como por ejemplo límites de velocidad, pasos de peatones o líneas de carril.

Estos dos factores limitan bastante el repertorio de funciones del alumbrado digital, que fabricantes como Audi van a tratar de introducir de la manera más cautelosa y progresiva posible. Como resultado, este alumbrado matricial digital no se presenta con un abultado menú de funciones revolucionarias e impactantes, sino con uno reducido y compuesto de mejoras sutiles.

Por supuesto, la promesa principal es la de mejorar el alumbrado dinámico en la zona central del campo de visión del conductor, de manera que llegue el máximo de luz posible a todos los lugares en los que esa luz no va a provocar un deslumbramiento.

Después, y de manera inicial, Audi propone cinco nuevas funciones para este alumbrado digital, que concretamos a continuación:

  • Animación de bienvenida: Consiste en la proyección de distintas animaciones (seleccionables por el conductor), empleando la capacidad de los proyectores digitales para ‘pintar con luz’. La proyección de gráficos elaborados es legal cuando el coche se encuentra estacionado… y pone de manifiesto el increíble potencial de los proyectores digitales.
audi animación bienvenida
Una de las animaciones de bienvenida disponibles en el Audi A8
  • Luz de orientación: Consiste en la proyección sobre la carretera de unas marcas con aspecto de flechas, chevrones o huellas de neumático que indican exactamente por donde van a pisar los neumáticos. Pretende brindar información concreta sobre el ancho del vehículo, especialmente en tramos estrechos de carretera.
  • Luz de carril y cambio de carril: Consiste en un recuadro luminoso que indica la posición futura del vehículo dentro del carril, de manera que aporta una referencia visual acerca del centrado del coche en el mismo. Además, al activar el intermitente, una animación desplaza ese recuadro hacia el lado correcto, indicando que el vehículo planea desplazarse lateralmente para ocupar ese espacio. Debajo puedes ver el aspecto que tienen estas dos funciones en el túnel de luces de Audi.
Audi luz de carril y de orientación
  • Luz de advertencia de peligro: Consiste en la proyección sobre la carretera de un triángulo de advertencia (por ejemplo, en el caso de que nos acerquemos demasiado deprisa al coche precedente o superemos una señal de peligro por obras). Al no ser una señal de tráfico, no induce a error a otros conductores. Además, según Audi, es extremadamente difícil de comprender desde otra perspectiva que no sea la del conductor.
audi a8 senal advertencia
  • Luz de resaltado de peatones: Consiste en destacar a un peatón que potencialmente podría entrar en la trayectoria del coche mediante una ráfaga concentrada de luz. Esto llama la atención tanto del peatón, que puede alejarse del arcén, como del conductor, que es consciente de la presencia del peatón.
audi marcado peatones
Interpretación artística de la luz de resaltado o marking light.

¿Qué tal logra sus objetivos?

Audi nos ha ofrecido la oportunidad de probar el sistema Digital Matrix Light a bordo de unidades del Audi A8 y en un recorrido en el entorno de Ingolstad. Lo primero que hay que decir es que han diseñado un recorrido completo y atrevido, con todo tipo de tramos (autopista, carretera convencional y algunas secciones realmente retorcidas y sinuosas). Lo segundo, es que Audi ha tenido la mala suerte de que la prueba se desarrollara bajo condiciones parciales de niebla y una lluvia tirando a intensa. Esos son dos inconvenientes enormes de cara a evaluar un sistema de alumbrado, porque la niebla refleja la luz de los faros… y el asfalto mojado la dispersa, creando la impresión de que recibe menos luz.

audi Digital matrix light real carretera función dinámica
Una imagen realista de la función dinámica y de orientación

Una vez aclarado esto, hay que reconocer que la función dinámica de los faros es muy buena dentro de la zona cubierta por el haz digital. Delante del coche hay siempre mucha luz, sin paliativos, y sin que el conductor pueda percibir qué zonas se están iluminado y cuáles se están apagando. Además, durante los 100 kilómetros de prueba, ni un solo conductor nos dio ráfagas para protestar por sentirse molestado o deslumbrado por nuestros faros. Generalmente, en un recorrido tan largo, incluso los mejores sistemas dinámicos del mercado consiguen soliviantar a uno o dos conductores.

Fuera de la zona digital del haz, las transiciones podrían se marginalmente más fluidas. En este aspecto, la referencia actual es el proyector Hella HD84 que emplean fabricantes como Mercedes o Porsche. No obstante, la diferencia es lo bastante pequeña como para que nos parezca recomendable, antes de emitir un veredicto rotundo, el esperar a comparar ambos sistemas en las mismas condiciones y en el mismo trazado.

Audi A8 Digital Light Autopista
Función de carril y luz de orientación en negativo (creada con sombra en lugar de luz)

En cuanto a las funciones de luz de orientación y de cambio de carril… sinceramente nos parece que todavía requieren de cierta puesta a punto para resultar realmente útiles. De entrada, y en condiciones de asfalto mojado, se echa en falta un poco más de intensidad luminosa. Para que te puedas hacer una idea, se trata de una proyección tan sutil que transcurren unos minutos antes de que seas consciente de que está ahí. Por otra parte, las marcas de orientación se proyectan tan cerca del coche que tenemos la impresión de que pueden inducir el hábito de mantener la mirada muy cerca del morro, reduciendo la capacidad de anticipación del conductor. El defecto más habitual entre los conductores consiste, precisamente, en no ‘mirar a lo lejos’ y conducir empleando información procedente de los primeros 50 u 80 metros que preceden al coche. Se trata de un espacio que, a velocidades de autopista, se recorre en unos dos segundos, y que no es muy relevante de cara a evitar un imprevisto. Contar con unos faros con un alcance sobresaliente resulta inútil si conducimos con la mirada clavada delante del morro.

La respuesta de Audi frente a estas críticas se centra, sobre todo, en que el sistema no tiene que inducir a la distracción o a la fatiga, y que eso requiere que cualquier indicación luminosa sea extremadamente sutil; que todo el sistema está diseñado para que resulte confortable tras, digamos, 800 kilómetros de conducción nocturna. Pero, con todas las expectativas creadas, hemos echado de menos algo más de ‘espectáculo’ en el sistema. Definitivamente, no se le puede denominar como ‘un show de luces’.

En cualquier caso, el aspecto realmente prometedor del sistema reside en la cantidad de aplicaciones a las que va a abrir la puerta en cuanto la legislación se relaje un poco. Indicaciones sobre la carretera, una senda luminosa que siga el trazado del carril incluso en carreteras sinuosas… estas funciones (y otras que ni imaginamos, ni han querido compartir con nosotros) se están probando en el simulador y en el túnel de luces para seleccionar aquellas que ofrezcan una buena relación utilidad/legalidad/confort. De manera que, aunque el Digital Matrix Light no nos ha dejado muy impresionados en una primera toma de contacto, el sistema tiene toda «la madera» y el hardware necesarios para representar una revolución del alumbrado… en el futuro.