Prueba del Fiat 500e RED 2023: ¿es algo más que un urbano con mucho estilo?

Rogelio Camargo
Rogelio Camargo
A priori, el Fiat 500 eléctrico es una de las mejores opciones del mercado para un uso urbano e interurbano, si bien su precio está por encima de la media del segmento. ¿Está justificado?

Antes de comenzar, aclaremos un término: la terminación de esta unidad no tiene relación directa con la pintura de su carrocería, sino que hace referencia a una fundación creada en 2006 para luchar contra el SIDA. Hecho este inciso, hay que decirlo: el color rojo (opcional por 500 euros; el de serie es gris) le sienta de maravilla a este urbano.

Sea con el acabado que sea, lo cierto es que el Fiat 500e es un modelo especial en muchos aspectos. El primero, lógico, es el que siempre ha acompañado al 500, su diseño retro inspirado en ‘cinquecento’ original. El segundo es que, en el caso de esta versión de 118 CV, no tiene ninguna alternativa directa en el mercado. Por tamaño (mide 3,6 metros de longitud), su oponente podría ser un Renault Twingo E-Tech, aunque tiene cinco puertas y es mucho menos potente (82 CV). Un Honda e es más grande, potente y caro, lo mismo que sucede con el Mini Cooper SE. Y eso que este 500 no es especialmente barato…

Fiat_500e_Red_prueba (5)

Fiat 500e Red: así es por dentro

Antes de entrar a valorar el tema económico, echemos un rápido vistazo a su habitáculo. Para quien está familiarizado con el 500 ‘normal’, conviene decir que este es completamente distinto, y para bien. La calidad de los acabados es superior, los mandos presentan un tacto más sólido, hay más espacio… Todo bueno. Se podría discutir el hecho de emplear botones para engranar la marcha adelante, la marcha atrás, el parking y el neutro; aunque, tras más de diez días utilizándolo a diario, puedo afirmar que no me parece una ventaja ni una desventaja.

También hay mandos físicos (sin contar los del volante) para la climatización, el volumen del audio o la desconexión del sistema de cambio involuntario de carril (se apaga con dos toques en un botón ubicado en el mando de los intermitentes/luces). La información del cuadro de mandos digital es completa y clara, al igual que la de la pantalla central (algo lenta de respuesta), y hay tres conectores USB (dos convencionales y un USB-C) con fácil acceso. Además, hay sensación de espacio y un amplio hueco portaobjetos entre los asientos. En esta zona, toda prácticamente perfecto.

Como es de esperar, las plazas traseras no son especialmente amplias (aunque caben correctamente dos adultos de estatura media) y el maletero, si llevamos el cable de carga rápida (tiene su bolsa para transportarlo), pierde bastante capacidad… y no va sobrado (185 litros), El cable Schuko (para conectarlo a una toma de corriente doméstica) tiene un hueco específico bajo el piso del maletero.

Fiat 500e Red: así va

En líneas generales, el 500e convence como coche urbano eléctrico; de hecho, la combinación de sus reducidas dimensiones y de una rápida salida en los semáforos le convierte en un coche especialmente ágil en este terreno. Es perfectamente válido para recorridos interurbanos, ya que tiene unas prestaciones acordes a su potencia, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 9 segundos y una velocidad máxima de 150 km/h (limitados electrónicamente).

En este sentido, lo peor está en lo distantes que están entre sí los modos de conducción. Primero, el conmutador para seleccionarlos, ubicado en la consola central nunca responde a la primera. Por un lado tenemos el modo Normal, en el que no existe ningún tipo de retención, y el siguiente (Range) funciona como un sistema ‘one pedal’; es decir, aplica tanta retención por parte del sistema de recuperación de energía que no es necesario usar el freno. Sería deseable un grado de retención intermedio, porque en uno es insuficiente y en el otro, excesivo.

Fiat_500e_Red_prueba

Hay un tercer modo, denominado Sherpa, que básicamente es igual que el Range salvo porque limita la velocidad máxima a 80 km/h (en caso de necesidad urgente, se puede desactivar pisando a fondo el acelerador). La batería de este 500e tiene 42 kWh brutos (poco más de 37 kWh netos) y su autonomía oficial es de 320 kilómetros. Tras muchas recargas y en todo tipo de utilización, nunca conseguimos ver más de 260 km en el cuadro de mandos, algo debido a que su consumo real ronda los 16 kWh/100 km (el oficial es de 13,6 kWh/100 km).

Fuera del entorno urbano, este 500 eléctrico convence más que su hermano con motor de combustión: se aprecia más estable y mejor insonorizado en vías rápidas. Incluso el pedal de freno tiene un tacto muy natural, algo poco frecuente. La dirección también es algo más precisa… aunque no puede decirse que sea buena, ya que tiene mucha tendencia al autocentrado y está ligeramente más dura de lo deseable.

Fiat 500e Red: precio

Llegado a este punto, queda claro que el 500e de 118 CV es uno de los mejores urbanos eléctricos que te puedes comprar… si no fuese porque su precio es difícil de justificar desde un punto de vista objetivo. El precio de partida del 500e es de 30.100 euros, para la versión de 95 CV y batería de 24 kWh. El salto a los 118 CV y 42 kWh de batería suponen un salto considerable, hasta los 34.300 euros, que es lo que cuesta estar versión Red. Por ponerlo en perspectiva, un Opel Corsa-e con 136 CV y batería de 50 kWh cuesta poco menos de 33.000 euros…

Fiat_500e_Red_prueba

 

Fiat 500/500C

Fiat 500/500C