Mazda CX-30: un ejemplo de funcionalidad y conectividad

25 Mazda CX-30: un ejemplo de funcionalidad y conectividad
Nuevas fotos del Mazda CX-30
Creative Luike
Creative Luike

El último modelo comercializado por Mazda reúne toda la tecnología disponible en la marca japonesa para asegurar la mejor conectividad. Además, por amplitud y practicidad, el CX-30 es una excelente alternativa para quien busque un interior cómodo y espacioso para viajar.


Así es lo último de Mazda

El Mazda CX-30 es un SUV de cinco puertas y 4,39 metros que se sitúa entre el CX-3 y el CX-5. Su gama está formada por tres motores, un Skyactiv-D diésel de 116 CV, un Skyactiv-G gasolina de 122 CV y, por último, el novedoso Skyactiv-X de 180 CV, un revolucionario motor de gasolina que, gracias a su encendido por compresión y mezcla pobre, permite conseguir unos consumos similares a los de un motor diésel. Además, tanto el Skyactiv-G como el Skyactiv-X cuentan con la etiqueta ECO de la DGT, con todas las ventajas que ello supone para poder circular por grandes ciudades incluso en días de elevada contaminación.

Los tres motores están disponibles con cambio manual o automático, en ambos casos de seis velocidades, y con tracción delantera o total. Además, hay tres niveles de acabado: Origin, Evolution y Zenith.

Conectado permanentemente

Mazda CX-30

El nuevo Mazda CX-30 cuenta de serie, y en todas las versiones, con un completo sistema de infoentretenimiento denominado MZD Connect. Este dispositivo abarca desde el clásico equipo de audio -que puede equipar hasta un equipo BOSE de 12 altavoces y sintonización digital- hasta el navegador, pasando por la posibilidad de utilizar cualquier smartphone gracias a su compatibilidad tanto con Android Auto como con Apple CarPlay.

El sistema está formado por una pantalla central de 8,8 pulgadas de gran calidad, que permite navegar por todos sus menús con mucha facilidad gracias al intuitivo mando giratorio que se encuentra entre los dos asientos delanteros. Además, también dispone de un efectivo sistema de control por voz, algo que permite realizar la mayoría de las acciones simplemente indicándolo con la voz.

Mazda CX-30 conectividad

La conectividad no es el único punto fuerte del CX-30. Entre su dotación de serie se encuentran también multitud de sistemas que velan por nuestra seguridad durante la conducción, como el control de vehículos en el ángulo muerto, el asistente de cambio de carril involuntario, el sistema de frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones, el detector de fatiga de conductor o el control de tráfico cruzado en la parte posterior del vehículo, los faros full led con conexión automática de la luz larga… Sus posibilidades tecnológicas se completan con el lector de señales de tráfico o el Head Up Display, sistema que permite proyectar la principal información de la conducción en el parabrisas del coche.

Interior Premium

Mazda CX-30

Uno de los aspectos más destacables del nuevo Mazda CX-30 es su interior. Cuenta con un diseño en el que prima la limpieza de líneas y una estudiada ergonomía, algo que le aporta una mezcla de elegancia y practicidad, pues el conductor encuentra cada mando con rapidez y sin la más mínima distracción.

Además, su calidad está a la altura de lo que se espera de una marca que cuida tanto los detalles como Mazda. Todos los materiales empleados son especialmente agradables al tacto, una sensación que se acrecienta cuando se acciona cualquiera de sus mandos: desde los sólidos y precisos mandos del climatizador hasta el delicioso cambio manual, todo ha sido especialmente concebido para que el conductor de este Mazda disfrute de su coche con cada pequeña acción.

Mazda CX-30 interior

El puesto de conducción también merece mención aparte. Es muy similar al de un turismo convencional, y eso ayuda a que la experiencia de conducción sea más gratificante. Pese a ello, y dada la mayor altura de la carrocería del CX-30, la visibilidad es tan buena como en cualquier otro SUV.

Mazda CX-30 maletero

Por espacio, las plazas traseras del CX-30 ofrecen unas buenas cotas que permiten a dos adultos viajar prácticamente con la misma comodidad de los que lo hacen en las plazas delanteras. El maletero, con 430 litros, tiene capacidad más que suficiente para llevar todo su equipaje.

 

Mazda CX-30