¿Con qué Mercedes Clase G correrías un Dakar Classic?

Mercedes Clase G
¿Con qué Mercedes Clase G correrías un Dakar Classic?
Pablo J. Poza
Pablo J. Poza
Si el presupuesto no fuera un problema, ¿qué versión del Mercedes Clase G escogerías para disputar el Dakar Classic? Cuidado; la pregunta tiene trampa: el vehículo ha de tener, al menos 25 años.

Hace unas semanas te ofrecíamos la prueba de los Mercedes Mercedes G 320 con los que el equipo RumboZero participó en el pasado rally Dakar, en la categoría Classic, que no es sino una carrera de regularidad paralela al propio Dakar disputada por vehículos de 25 o más años. De cara a la próxima edición, el equipo decidió reemplazar el motor original atmosférico de gasolina M 104 de 3,2 litros, seis cilindros en línea, 208 CV y 300 Nm por un turbodiésel OM 606 de tres litros; un seis en línea con 174 CV y 330 Nm que ofrece el par máximo a solamente 1.600 vueltas y va asociado a una más moderna caja de cambios automática de cinco relaciones, frente a la de cuatro que montaba el G 320 original.

Esto es solamente posible ya que el Mercedes G 300 D Turbodiesel donante del motor OM 606 apareció en el mercado en 1996; es decir: hace justo 25 años. Así que nos hemos planteado una de esas típicas hipótesis de barra de bar: teniendo en cuenta la extensa y cada vez más potente gama de motores del Mercedes Clase G a lo largo de su historia, ¿qué motor elegirías si tuvieras que disputar el Dakar Classic en un futuro?

Mercedes G 55 AMG 2008

Las reglas son claras: los vehículos tienen que haber cumplido 25 años antes del 1 de enero del año en el que se dispute el Dakar, y en el universo a futuro que planteamos se mantiene invariado el actual reglamento (que ya es mucho decir). Ah, una cosa más: nosotros no vamos a buscar el motor con más par, sino el más potente, ya que esto no es más que un divertimento y nos encanta plantear un TT de carreras con el mayor número de caballos posible. ¿Jugamos?

Mercedes GE 6.0 AMG (1993): un exclusivo V8 de 326 CV y 525 Nm 

Si buscas potencia bruta y cantidades ingentes de par, ya en este próximo 2022 (e incluso en en la pasada edición) podrías participar con la versión AMG del vetusto M117 o, lo que es lo mismo, con el motor del Mercedes 500 GE 6.0 AMG, un V8 atmosférico de dos válvulas por cilindro (en las culatas, eso sí) que en esta evolución entregaba 326 CV y 525 Nm, lo que permitía al Clase G desarrollar 195 km/h y pasar de cero a 100 km/h en 10,9 segundos. Se trata de una variante muy escasa (se fabricaron nada más que 13 unidades), que estuvo a la venta únicamente en 1993, por lo que no resulta sencillo toparse con uno.

Mercedes GE 6.0 AMG

Mercedes G 55 AMG (2001-2003): los AMG se popularizan

En 2026, los primeros Mercedes G 55 AMG cumplirán 25 años, por lo que su motor podría emplearse en los Dakar Classic a partir de la edición 2027. Hablamos de un V8 de 5,4 litros, el mayor cubicaje con el que se fabricó la familia M113, caracterizada por su bloque de aluminio y sus culatas de tres válvulas por cilindro movidas por un único árbol de levas. Es además interesante por tratarse del último V8 atmosférico de alto rendimiento de Mercedes, con una potencia de 349 CV y un par de 525 Nm que se traducían en 209 km/h y 7,4 segundos en el paso de cero a 100 km/h.

Mercedes G 63 AMG (2002-2003): El primer V12

Para el Dakar 2028 podríamos montar el que puede considerarse el canto del cisne de los motores atmosféricos de Mercedes: el M137 correspondiente al G 63 AMG que estuvo a la venta entre 2002 y 2003. Se trata de un V12 de 6,3 litros extremadamente compacto, con culatas de tres válvulas por cilindro. Producía 437 CV y nada menos que 620 Nm, permitía al vehículo pasar de cero a 100 km/h en 6,5 segundos y alcanzar los 210 km/h. Su producción fue extremadamente escasa, por lo que hoy es una auténtica rareza.

Mercedes G 55 AMG Kompressor (2004-2012): Llega la sobrealimentación

A partir de 2030, los Clase G del Dakar Classic podrían empezar a incorporar los primeros motores sobrealimentados basados en el bloque M113. Gracias al empleo de un compresor volumétrico, el G 55 AMG de 2004 cubicaba 5,4 litros y entregaba 469 CV y 700 Nm, capaces de llevar al Clase G a los 210 km/h (la velocidad estaba ya limitada electrónicamente) y de hacerle pasar de cero a 100 km/h en solamente 5,6 segundos. Dos años más tarde, las cifras de este mismo motor subían a 493 CV y 700 Nm, y el dato de aceleración se rebajaba en una décima de segundo. Las últimas unidades llegarían a entregar 500 CV, si bien tanto su par máximo (limitado a los mencionados 700 Nm por la tolerancia de la caja de cambios 5G-Tonic) como sus prestaciones quedaban inalterados.

Mercedes G 55 AMG 2004 motor

Mercedes G 63 AMG (2012-2018): la era del V8 biturbo

Y si queremos correr el Dakar Classic con el primer G 63 AMG sobrealimentado, deberemos esperar a 2038. Y es que el M157 V8 biturbo 5.5 hacía acto de presencia en 2012, con 536 CV y 800 Nm, 210 km/h de velocidad máxima limitada y 5,4 segundos para alcanzar 100 km/h con salida parada. Este motor fue ganando potencia con los años hasta llegar a los 563 CV, y el vehículo cambió su nomenclatura por la de Mercedes-AMG 63 en 2015, pero sus prestaciones apenas mejoraron.

Mercedes G 65 AMG (2012-2018): V12 biturbo

No obstante, en 2037 podríamos elegir también el exclusivo G 65 AMG, con el motor M279 (en la imagen), un V12 biturbo de seis litros, 603 CV y 1.000 Nm, capaz de recortar una nueva décima el “cero a 100” y de alcanzar 230 km/h, obviamente con limitador. En 2015, coincidiendo con el cambio de nomenclatura por Mercedes-AMG G 65, la potencia ascendía a 621 CV, si bien tanto el par motor como las prestaciones continuaban invariados. Una vez más, la caja de cambios (7G-Tronic) impedía no solamente superar la cifra de par máximo sino obtener unas prestaciones realmente acordes con la potencia disponible.

Mercedes-Benz G 65 AMG motor

Mercedes G 63 AMG 6×6 (2013-2018): Pensado para las dunas

Diseñado especifícamente para el mercado de Oriente Medio y presentado en principio como un prototipo, este exclusivo Mercedes Clase G contaba con tres ejes tipo pórtico, cinco diferenciales bloqueables (los tres de los ejes y los dos interaxiales), sistema de inflado remoto de los neumáticos (de tacos, montados sobre llantas beadlock) y un interior de máximo lujo, todo ellos con el motor de 536 CV y 800 Nm del coetáneo G 63 AMG “convencional”. A pesar de su elevada masa (por encima de 4.100 kilos), su potencial como vehículo de regularidad todoterreno es inmenso y sería una gozada ver una de estas unidades disputando un Dakar.

Mercedes-Benz G-Class, Showcar G 63 AMG 6x6

Mercedes-Benz G 500 4×4 Squared (2015-2018): con ejes pórtico

Tras el éxito del Mercedes AMG 63 6×6, Mercedes decidió lanzar un Clase G convencional con los ejes pórtico del 6×6. El G 500 4×4 Squared (al cuadrado) montaba el motor V8 biturbo M 176, de cuatro litros, 416 CV y 610 Nm. A pesar del sobrepeso y la enorme resistencia a la rodadura de su cadena cinemática, lograba acelerar de cero a 100 km/h en 7,4 segundos. No es el Clase G más rápido, pero su potencial a la hora de trazar rumbos rectos entre dos waypoints le otorga muchas posibilidades en una prueba de regularidad todoterreno. 

Mercedes-Benz G-Class, G 500 4x4²

Mercedes-AMG G 63 (2018-actualidad): Llega la 9G-Tronic

Y si nos trasladamos hasta el lejano año 2044, a partir de entonces podrías disputar el Dakar Classic con la actual generación del Mercedes Clase G, dotada de suspensiones delanteras independientes y del motor V8 biturbo 4.0 de la familia M177 que monta el actual Mercedes-AMG G 63. Desarrolla 585 CV y 850 Nm y, a pesar de no ser la unidad más potente montada hasta ahora, ofrece varias ventajas: va acoplado a un moderno y eficiente cambio automático de 9 velocidades, revienta el cronómetro en el paso de cero a 100 km/h, con un registro de 4,5 segundos, y su velocidad máxima limitada puede ascender a 240 km/h. Pero lo mejor de todo es que no es probable que vayas a tener escasez de recambios, ya que la versión más potente del actual Clase G es también la más vendida a nivel global.

Mercedes-AMG G 63 motor

 

Mercedes-Benz Clase G

Precios Mercedes-Benz Clase G

Noticias Mercedes-Benz Clase G

Revista Fórmula TodoTerreno 241

Ya a la venta el número 241 de Fórmula TodoTerreno

Los todoterrenos puros acaparan el protagonismo del ejemplar de septiembre y octubre de Fórmula TodoTerreno. Por una parte, nos hemos puesto a los mandos del dakariano Mercedes G 320 del equipo RumboZero, mientras que por otra hemos conducido las versiones híbridas enchufables de los Land Rover Defender y Jeep Wrangler.

Pablo J. Poza