Los compraron tras vender su empresa

Un matrimonio inglés tiene en su garaje un McLaren P1, un La Ferrari y un Porsche 918 Spyder

laferrari 2
Un matrimonio inglés tiene en su garaje un McLaren P1, un La Ferrari y un Porsche 918 Spyder
Karam El-Shenawy
Karam El-Shenawy
La mayoría de los mortales sueñan con conducir alguna vez, aunque sea durante, unos minutos algún Ferrari, McLaren o Porsche y otros, simplemente los tienen por castigo. Como Paul Bailey, un hombre de negocios que tiene en su garaje a la santísima trinidad de los superderportivos actuales: Ferrar LaFerrari, McLaren P1 y Porsche 918 Spyder.


Ser el dueño de una empresa de comunicaciones y venderla por unos 40 millones de dólares es para permitirte un capricho, o dos€ o tres. Y eso es lo que tanto Paul Bailey como su esposa han hecho. Ambos, son unos apasionados de los superdeportivos y por ello, en cuanto salió a producción el McLaren P1, fue directo a comprárselo.
Sin embargo, es de tener el dinero por castigo, parece desatar ciertas consecuencias: uno quiere más. Así, al día siguiente de adquirir el P1, este hombre de negocios británico añadió a su garaje una Ferrari LaFerrari y el Porsche 918 Spyder. Como decía mi padre, si tienes dinero, gástatelo mientras puedas.
Y como mantener estos coches no es una operación barata, el propio Bailey ha montado un negocio en el que oferta experiencias de conducción para que todos puedan disfrutar igual que él. Según las malas lenguas, el inglés podría haber ganado ya cerca de 40.000 dólares únicamente por ofrecer rutas en su McLaren P1. Como siga así, en pocos años lo amortiza€

Porsche 918 SPyderPorsche 918 SPyder

 

McLaren P1