Se convierte en el segundo grupo automovilístico europeo

Confirmado: PSA compra Opel

opel1 8
Confirmado: PSA compra Opel
Victor Delgado
Victor Delgado
Finalmente, los rumores se han convertido en hechos y el Grupo PSA Peugeot Citroën ha comprado Opel a General Motors.


Después de varios días de rumores, a los que se sumó a finales de febrero un comunicado oficial, el grupo automovilístico francés PSA Peugeot Citroën ha comprado finalmente Opel a la compañía estadounidense de General Motors. En cualquier caso, las dos empresas todavía no han dado los detalles del acuerdo, cuyo anuncio está previsto para este lunes en París -Francia-. Lo cierto es que han elegido el momento idóneo para dar un ‘golpe en la mesa’ en el sector, pues será justo antes de que dé comienzo uno de los eventos más importantes del año en este sentido: el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2017.

De esta manera, la nueva asociación dará lugar a la segunda corporación europea más importante en el sector de la automoción, solo por detrás del Grupo Volkswagen -hasta ahora el segundo lugar estaba en manos del Grupo Renault-. Tanto es así, que esta sociedad planea fabricar más de cinco millones de vehículos en todo el mundo y generar más de 2.000 millones de euros debido al desarrollo y a la utilización de motores y plataformas de manera conjunta. De hecho, PSA y Opel ya tienen proyectos unidos, pues el año que viene será lanzado un utilitario que se fabricará en Vigo; asimismo, se producirá un monovolumen de tamaño reducido en Figueruelas -Zaragoza- y un SUV urbano en Doubs -Francia-.

Por su parte, Carlos Tavares, CEO del Grupo PSA, ha declarado que “queremos ayudar a Opel. Además, queremos tener una marca alemana en nuestra cartera”. Por otro lado, Michel Sapin y Brigitte Zypries, ministros de Economía de Francia y Alemania, han añadido en un comunicado conjunto que “expresamos claramente la esperanza de que el acercamiento entre los dos grandes constructores europeos sea un éxito”. Finalmente, se ha transmitido tranquilidad sobre los puestos de trabajo en las fábricas que las marcas poseen en el viejo continente.