Peugeot VLV: un coche eléctrico de los años 40

15 Peugeot VLV: un coche eléctrico de los años 40
Fotos: Peugeot VLV eléctrico
Alberto Pérez
Alberto Pérez

En 2020 PSA ha apostado por los Peugeot e-208 y el e-2008 para introducirse en el sector de los coches eléctricos. Pero curiosamente, el primer Peugeot eléctrico data de los años 40.


Con el lanzamiento de los e-208 y el e-2008, Peugeot pone sobre la mesa dos modelos 100% eléctricos a un precio razonable, algo que seguramente los posicionará entre los coches eléctricos más vendidos.

Sin embargo, no es el primer Peugeot eléctrico. La marca del león ya presentó un vehículo de estas características en 1941, denominado Peugeot VLV. Un automóvil desarrollado a partir del Peugeot 201 (su tecnología data de unos estudios realizados en los años 20) dotado de una pequeña carrocería descapotable, con capacidad para dos pasajeros y un aspecto, cuanto menos, muy personal.

peugeot vlv 1941 4 2

Principalmente estaba ideado para realizar trayectos cortos, como ir a recoger el correo o acudir a una cita médica, pues su autonomía era de apenas 80 kilómetros. Inmersos en plena Segunda Guerra Mundial donde el petróleo escaseaba y como consecuencia también los combustibles extraídos de este, de ahí la idea de lanzar un vehículo 100% eléctrico que pudiese garantizar unos desplazamientos mínimos a los ciudadanos.

Contaba con 4 baterías de 12 Voltios, las cuales desarrollaban una potencia máxima de 3,3 CV y se podían cargar a través de un enchufe normal. Su autonomía no superaba los 80 kilómetros y su velocidad máxima era de apenas 36 km/h. Como cabe esperar y basándonos en estas cifras, su concepción era de vehículo puramente urbano. El peso del conjunto era muy contenido, con un total de 365 kilos, pues su carrocería estaba realizada enteramente en aluminio.

peugeot vlv 1941 3

A pesar de la escasez de prácticamente todo tipo de materiales, se lograron fabricar un total de 377 unidades. Dos años después de su lanzamiento y puesta a punto comercial, el régimen de Vichy prohibió su producción, finalizando de esta forma el proyecto del VLV en el año 1943. Como curiosidad, este vehículo sustituyó el clásico símbolo del león de la marca Peugeot, en favor de un rayo, denotando así su motricidad eléctrica.

vlv 08 7814 0 0

Pero la historia de vehículos eléctricos por parte de Peugeot no termina aquí, pues durante la pasada crisis del petróleo durante los años 70 y 80, se recuperaron los estudios sobre modelos impulsados eléctricamente, ahora sobre los Peugeot 104 y el 205. Dichos estudios dieron sus frutos en el año 1995 con la comercialización del Peugeot 106 eléctrico, el cual llegó hasta el año 2001. Más adelante, la marca nos mostraría su concepción de vehículo eléctrico urbano con el iOn, y con una concepción más útil y completa, con el Peugeot Partner Electric.