Sanidad subasta los requisados a narcotraficantes

Coches de lujo a precios de saldo

subasta1 4
Coches de lujo a precios de saldo
Victor Delgado
Victor Delgado
¿Quieres tener un vehículo premium a precio de derribo? Ahora puedes gracias a una subasta del Ministerio de Sanidad. ¿La pega? Su antiguo dueño fue un narcotraficante.


A todos nos gustaría tener en el garaje un coche que cuesta más de lo que quizá nos podamos o queramos gastar, sin embargo, ahora podemos hacerlo gracias al Ministerio de Sanidad, el cual posee un grupo de vehículos de lujo que va a subastar debido a una ley de 2003. Esta creó un fondo de titularidad estatal para quedarse con los bienes, efectos o instrumentos procedentes de la ejecución de un delito de contrabando de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas.

Con el dinero recaudado por la venta de los automóviles se financiarán programas para la prevención de la drogadicción y de ayuda a toxicómanos, investigación y persecución de las redes de narcotráfico y se comprará material para las fuerzas y cuerpos de seguridad. Además, no solo hay coches, sino que también se puede optar a la adquisición de lanchas, camiones u otros medios de transporte o contenedores frigoríficos, por ejemplo.Porsche Cayenne subastado

La subasta tendrá lugar el próximo 26 de noviembre, y se puede consultar aquí. Las pujas irán, hasta los 9.000 euros, en múltiplos de 100, y a partir de esa cantidad, de 500 en 500 euros. Igualmente, para optar a la compra, se debe hacer un depósito del 10% del importe de la licitación de la primera convocatoria, la cual reduciría el importe en un 40% para una hipotética segunda convocatoria en caso de no haber ninguna puja válida o superior a la cantidad estipulada en un principio.

La parte negativa es que –además de haber pertenecido a un narcotraficante- los bienes podrían no estar en el mejor estado posible, con desperfectos originados por el tiempo que han estado ´depositados´ y, algunos, por la manipulación de las autoridades en busca de pruebas –tapicería rajada, lunas rotas, salpicadero desmontado€- o inmovilización a la hora de incautarlos. De hecho, ni siquiera se asegura que adjunten las llaves o la documentación.

Entre las ´gangas´ se encuentran, entre otros, un Audi Q7 de 2005 por 5.400 euros, un Mercedes CLS de 2004 por 8.500, un Porsche Cayenne de 2004 por 7.481,04, un BMW M5 de 2006 por 21.490, un Hummer H3 de 2006 por 8.000 o un Mitsubishi 3000GT de 1994 por 4.500.