Precio de las intervenciones más frecuentes

Coste de reparación: ¿Es más caro un coche diésel o un gasolina?

taller volkswagen colindres 1
Coste de reparación: ¿Es más caro un coche diésel o un gasolina?
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
El precio del combustible y el consumo no son los únicos factores a tener en cuenta a la hora de decantarse por un coche diésel o gasolina. También puede haber grandes diferencias en el precio del mantenimiento y de las intervenciones más frecuentes a la hora de repararlos. Te contamos cuál es más caro.


El consumo, el precio del carburante o el nivel de emisiones son algunos de los factores que determinan qué tipo de coche comprar: diésel o gasolina. Por supuesto, el uso que cada conductor vaya a hacer de su nuevo vehículo también es decisivo a la hora de decantarse por una u otra alternativa, pero muchos usuarios se olvidan del coste del mantenimiento o del precio de las reparaciones más frecuentes y, lo cierto, es que también puede haber grandes diferencias en este apartado. Pero, ¿es más caro un diésel o un gasolina?

Más información

Como demuestra un análisis realizado por Autingo, plataforma para calcular el presupuesto de una reparación y reservar cita online en talleres de toda España, el mantenimiento de un coche diésel es más caro, a la larga, que uno de gasolina. En función de la intervención, la diferencia puede ser de hasta 280 euros entre un tipo de vehículo y otro. Así se desprende del estudio realizado por esta plataforma tras analizar algunas intervenciones frecuentes de tres modelos, el Citroën C4 de segunda generación, el Honda CR-V de tercera generación y el Renault Scénic de segunda generación. «De esta manera hemos podido confirmar que más del 55% de las intervenciones analizadas resultan más caras en un diésel, siendo cada vez menos rentable hacerse con un vehículo de este tipo«, señala Diego Renedo, director ejecutivo de Autingo.

Casi siempre más caros

Autingo precios diésel y gasolina

Entre las operaciones analizadas por Autingo se encuentran las labores de mantenimiento recomendadas por los propios fabricantes. En este caso, para la revisión de los 60.000 kilómetros, que incluye, entre otras cosas, el cambio de correa de la distribución, el tensor y la polea, el presupuesto calculado para un Citroën C4 en con motor diésel es de 624 euros, mientras que en el mismo coche con motor de gasolina es de 344 euros, es decir, 280 euros de diferencia. En el Honda CR-V, el conductor que ha elegido la opción diésel tendrá que pagar 99 euros más, mientras que en el Renault Scénic de gasolina, esta operación resulta ser 38 euros más cara que en el diésel. Si hablamos del mantenimiento indicado para los 100.000 km, el Citroën C4 diésel resulta 164 euros más caro que el gasolina.

Coste mantenimiento diésel y gasolina

«El mantenimiento de un coche diésel suele ser más elevado porque tiene un motor algo más complejo, con más elementos y, por ello, en la mayoría de los casos la intervención es más costosa que un coche a gasolina«, señala Diego Renedo.

Tomando como ejemplo las reparaciones más comunes, como la sustitución de un kit de embrague, en el Renault Scénic diésel habría que desembolsar 838 euros, mientras que, en el mismo modelo de gasolina, la misma labor asciende a 673 euros. Otro ejemplo es el cambio de la bomba de agua, una operación que costaría 350 euros en Renault Scénic diésel y 327 euros en el Renault Scénic de gasolina.