¿Qué es el sistema de detección de fatiga?

sistema de deteccion de fatiga
¿Qué es el sistema de detección de fatiga?
Juan Pedro Mateos-Aparicio
Juan Pedro Mateos-Aparicio

La fatiga es una de las variables más peligrosas durante la conducción. Por eso, los automóviles actuales ya cuentan con tecnologías capaces de detectarla.


Los fabricantes de vehículos están continuamente innovando y dotando a los vehículos de sistemas muy sofisticados, con un nivel tecnológico más avanzado, con el fin de reducir continuamente el número de accidentes de tráfico, heridos y víctimas.

La DGT (Dirección General de Tráfico) emite datos en cuanto a los costes directos que generan los accidentes de tráfico. Durante años rondaban el 1% DEL PIB (Producto Interior Bruto), equivalente a una cantidad que se aproxima a los 10.000 millones de euros.

Si lo comparamos con otros países en los que se llevan montando hace tiempo, los gastos por siniestralidad o accidentes de tráfico se pueden reducir y ahorrar alrededor de 4.500 millones de euros, gracias a la incorporación en los vehículos de los sistemas ADAS.

La Unión Europea tiene previsto que, con la implantación de algunos de estos sistemas de forma obligatoria por los fabricantes de vehículos, se pueden evitar 25.000 muertes y alrededor de 140.000 heridos graves hasta el año 2038.

Esto también va a repercutir en el coste de los seguros, ya que, en vehículos que llevan incorporados estos sistemas se puede reducir la cuota anual, como está sucediendo en países como Israel, donde el seguro de un vehículo baja un 40% en función de los sistemas de seguridad que incorpore el vehículo.

Uno de los peligros que conlleva conducir es la aparición de la Fatiga, que sin quedarnos dormidos va a provocar que los reflejos se vean mermados y no vemos el problema hasta que ya es tarde. Hacia el año 1920, ya existía un dispositivo que alertaba al conductor del sueño y que consistía en un sistema que incorporaba un collar con un interruptor que el conductor llevaba colgado en el cuello y que al quedarse dormido y dar una cabezada, el mentón o barbilla tocaba dicho interruptor y al pulsarlo hacía sonar una alarma.

La evolución del sistema ha hecho que, en la actualidad, algunos fabricantes de vehículos incorporen el sistema de detección de fatiga, el cual avisa y recomienda al conductor que debe parar a realizar un descanso.

Cuando conducimos y nos entra sueño, el cerebro hay momentos en los que se desconecta durante unos instantes, pudiendo ser letal y siendo el instante en el que se produzca un accidente.

¿En qué consiste el sistema de detección de fatiga?

Sistema de detección de fatiga

Muchos son los sistemas que permiten al vehículo reconocer lo que estamos haciendo en cada momento y saber si estamos realizando una maniobra de adelantamiento, si pisamos las líneas continuas de las carreteras, etc.

Con muchos de estos datos, una unidad de control analiza nuestro patrón de una conducción normal, pero cuando detecta que nos desviamos de dicho patrón, se activa la alarma en el cuadro de instrumentos, la cual nos indicará que debemos descansar lo antes posible si no queremos tener un accidente y poner en riesgo nuestra seguridad y las de los demás conductores.

Si las cámaras que van incorporadas en la parte frontal del vehículo detectan que estamos cambiando de forma involuntaria de carril sin poner los intermitentes, si realizamos muchas correcciones en el volante, si cambiamos la forma de usar el acelerador o incluso si llevamos más de 2 horas conduciendo sin parar y sin hacer un descanso, el sistema será activado y la alerta saltará en el cuadro de instrumentos en forma de testigo luminoso, avisador acústico o incluso, en muchos casos, con una vibración en el volante.

En los últimos sistemas que se incorporan en los vehículos se aprovecha el uso de cámaras con reconocimiento facial, las cuales recogen datos como pueden ser el número de veces que parpadeamos, si bostezamos mucho e incluso hacia donde estamos mirando durante la conducción. Si el sistema detecta que cerramos los ojos constantemente y durante más tiempo que un parpadeo, también nos avisará y alertará.

La implantación de este sistema va a contribuir a que la conducción se vuelva mucho más segura y fiable, debido a la gran comodidad que este dispositivo nos aporta en la conducción y siempre sin olvidar que nunca hay que dejar de prestar atención durante la conducción, porque al fin y al cabo son sistemas que nos ayudan, pero que no hacen que el vehículo circule de forma autónoma.