Desde 37.000 euros

Nuevo Jaguar XE: Primera prueba

Nuevo Jaguar XE: Primera prueba
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
Jaguar accede al segmento de las berlinas medias premium con el atractivo XE, un modelo cuya carta de presentación es que en la construcción de su chasis y carrocería se ha utilizado un 75% de aluminio. Ya está a la venta.


Fue en 2001: Jaguar intentó acceder al exigente segmento de las berlinas medias premium con el X-Type, un modelo basado en el Ford Mondeo que no resultó lo suficientemente bueno como para convertirse en un orgullo para Jaguar. Ahora, el XE estrena una nueva plataforma y sí parece contar con muchas aptitudes para convertirse en un problema para Audi, BMW y Mercedes. El nuevo modelo mide 4,67 metros de largo y estrena una nueva plataforma modular muy ligera: el chasis sólo pesa 250 kg.

Respecto a sus motores, de inicio se vende asociado a tres motores de gasolina y a dos diésel. Los primeros están formados por un bloque 2.0 turbo con 200 o 240 CV de potencia y por un propulsor 3.0 V6 de 340 CV que corresponde a la variante deportiva ´S´. En cuanto a los diésel, un mismo bloque 2.0 turbodiésel, totalmente nuevo y de fabricación propia de Jaguar, se ofrece con dos niveles de potencia: 163 y 180 CV, destacando el bajísimo consumo medio homologado del primero de ellos: 3,8 l/100 km. Respecto a las cajas de cambio, es manual de seis marchas en la versión menos potente, dejando la automática de 8 velocidades como parte del equipamiento de serie de todos los gasolina y como equipamiento opcional en el diésel de 180 CV.
 

Jaguar XE 2015El habitáculo tiene un buen nivel de calidad de materiales, el salpicadero está recubierto de piel, hay una pantalla de 8″ que viene de serie y, en cuanto a la habitabilidad, es razonable para cuatro ocupantes, aunque podría mejorar la altura disponible en las plazas traseras. Hay cinco acabados distintos: Pure, Prestige, R-Sport, Portfolio y ´S´. En el aspecto negativo está el maletero, que ofrece unos discretos 450 litros de capacidad y cuyas formas, además, no son demasiado aprovechables.

La parte de la conectividad está mucho mejor resuelta, pues el dispositivo opcional InControl Apps permite conectar un smartphone para utilizar algunas de sus aplicaciones, además de establecer un control remoto con el dispositivo móvil para controlar elementos como la calefacción o la alarma desde el propio smartphone. También dispone de red Wi-Fi opcional.

En marcha, el Jaguar XE combina la deportividad de un BMW Serie 3 y la maximización del confort por la que se caracteriza el nuevo Mercedes Clase C. Es un coche que mantiene un buen aplomo, que muestra una razonable agilidad en curva y que te ofrece una dirección rápida, precisa y de buen tacto. El motor de la unidad probada, que fue el diésel de 180 CV, dispone de bastante fuerza desde unas 1.800 rpm y estira con contundencia obteniendo buenos registros de aceleración pues, por ejemplo, pasa de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos. Todo ello acompañado de un nivel de ruido asumible a pesar de que el XE que probamos no era el definitivo, sino una preserie. Además, su consumo es bastante contenido: en la práctica, gastó unos 6 l/100 km.

Con todo, el XE es todo un problema para sus rivales alemanes porque ha demostrado que Jaguar es capaz de, al menos, igualar sus productos en muchos aspectos, algo que hacía mucho tiempo que se le resistía a tantos fabricantes. Jaguar ya admite pedidos de su XE desde 37.000 euros y las entregas se procederán a llevar a cabo en el mes de mayo.

Fotos del Jaguar XE 2015

Jaguar XE 2015Jaguar XE 2015Jaguar XE 2015Jaguar XE 2015
Jaguar XE 2015Jaguar XE 2015Jaguar XE 2015Jaguar XE 2015
JAguar XE 2015Jaguar XE 2015Jaguar XE 2015Jaguar XE 2015 motor 3.0 V6

Vídeo del Jaguar XE 2015

 

Jaguar XE