Mejora en tecnología

Mercedes-Benz actualiza el Clase C

Mercedes-Benz actualiza el Clase C
Victor Delgado
Victor Delgado
Mercedes-Benz presenta el restyling del Clase C de cara al 2018: suma nuevo equipamiento tecnológico y mantiene la esencia de la berlina premium más vendida en Europa.


Con el inicio de 2018, la firma alemana Mercedes-Benz se está ´poniendo las pilas´ en cuanto a trabajo y actualizaciones de sus modelos se refiere. Desde que comenzó el actual año, la marca de la estrella ya nos ha presentado el nuevo Clase G -incluyendo la radical versión G63 AMG-, el también renovado CLS y un Clase A que pretende ser revolucionario en su segmento por interior, calidad y tecnología. Pues bien, ahora le ha tocado actualizarse a la berlina más ´pequeña´ de la gama, el Mercedes Clase C.

Unos retoques

El restyling sufrido por el Mercedes-Benz Clase C 2018 responde a ligeros retoques que afectan principalmente a su equipamiento tecnológico. Y es que en la casa de Stuttgart han pensado que mejor dejarlo todo más o menos igual, ya que el Clase C es uno de los coches que más beneficios económicos está aportando a la marca. Así las cosas, estéticamente se diferencia de su antecesor a través de una parrilla frontal deportiva firmada por AMG Line que ahora es de serie, de unos faros LED con un diseño renovado y de unos paragolpes con nuevas formas.

Interior del Mercedes-Benz Clase C 2018

Además, con esta actualización llegan dos nuevos colores metalizados para su carrocería, el Mojave Silver Metallic -un tipo de gris- y el Emerald Green Metallic -verde esmeralda-; así como unas nuevas llantas de aleación de cinco radios y un tamaño de 17 pulgadas. Por su parte, la zaga presume de un difusor rediseñado y de una firma luminosa LED con forma de C.

Más tecnología

En el habitáculo destaca un nuevo volante multifunción de tres radios, el mismo utilizado en todos los nuevos modelos de Mercedes-Benz, algunas molduras decorativas de nueva factura, una nueva pantalla táctil que se encarga de gestionar el sistema de infoentretenimiento y la navegación -y que tiene 7 pulgadas de serie y 10,25 en opción-, y un nuevo mando de control. Mientras tanto, la instrumentación puede ser analógica o digital a través de un display de alta resolución de 12,3 pulgadas.

Más información sobre el Mercedes Clase C

Por último, el nuevo Mercedes-Benz Clase C 2018 puede integrar diferentes sistemas de asistencia a la conducción gracias a diversos radares y cámaras. Entre otros, destacan el control de crucero Distronic, que ajusta la velocidad antes de afrontar una curva o un cruce, el control por voz Linguatronic o el sistema de navegación Comand Online, capaz de comunicarse con el entorno -semáforos, señales, etc- mediante la tecnología car-to-x.

Trasera del Mercedes-Benz Clase C 2018

 

Mercedes-Benz Clase C