Porsche deja de comercializar motores diésel

porsche cayenne
Porsche deja de comercializar motores diésel
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
Porsche abandona la venta de coches diésel para centrarse en los propulsores de gasolina y en las mecánicas electrificadas. La marca alemana toma esta decisión una década más tarde de incorporar los bloques de gasóleo a su gama.


La relación entre Porsche y los motores diésel llega a su fin. Tras incorporar el gasóleo a su catálogo con el primer Porsche Cayenne y después de casi diez años ofreciendo este tipo de motores, la marca alemana ha decidido dejar de venderlos para dar prioridad a las mecánicas de gasolina y a los sistemas de propulsión electrificados. Porsche ha tenido en cuenta dos factores para tomar esta decisión: la baja demanda de modelos diésel por parte de sus clientes y la inversión en movilidad eléctrica que, para 2022, habrá ascendido a 6.000 millones de euros.

Porsche diésel

Según Oliver Blume, CEO de Porsche AG, «Porsche no demoniza el diésel. Es, y seguirá siendo, una tecnología de propulsión importante. Sin embargo, como fabricantes de automóviles deportivos para quienes el diésel siempre ha desempeñado un papel secundario, hemos llegado a la conclusión de que nos gustaría que nuestro futuro sea libre de diésel. Naturalmente, continuaremos cuidando a nuestros clientes con modelos diésel de la misma manera que hasta ahora«.

Las cifras lo dejan claro

Porsche e-hybrid

La realidad es que, en los últimos años, la demanda de Porsche diésel ha caído en picado y, por el contrario, los modelos híbridos ya representan un buen porcentaje de las ventas de la marca. Tanto es así que el 63% de los Panamera vendidos en Europa son híbridos, mientras que, en 2017, solo el 12% de los Porsche comercializados en todo el planeta equipaba un propulsor diésel. Si a esto le unimos la demonización del diésel, especialmente en países como España, resulta lógico que Porsche haya decidido cesar la fabricación de estos motores.

De esta forma, el catálogo de la marca de Stuttgart no volverá a contar con una variante diésel, pero si se ampliará con nuevas versiones híbridas y completamente eléctricas. En 2019 llegará el primer modelo 100% eléctrico con el lanzamiento del Porsche Cayman de cero emisiones y, en 2025, la compañía promete que cada uno de sus modelos tendrá una versión electrificada, ya sea híbrida o completamente eléctrica. «Nuestro objetivo es colocarnos a la vanguardia tecnológica: estamos centrándonos en los valores tradicionales de la marca al mismo tiempo que trabajamos con la movilidad del futuro«, añade Blume.